Nuestra perra también


El pasado fin de semana acariciando la barriga de Bruna, -nuestra perra que es como el osito de peluche de mamá-, le encontramos un bultito y el veterinario nos dijo que había que operarla. Así lo hicieron y al día siguiente le extirparon un tumorcillo que -gracias a Dios- ha resultado ser benigno, ahora la pobre tiene un cosido en una de sus tetillas y parece mas que nunca un osito de trapo. ¡El mas bonito del mundo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta que me cuentes lo que piensas