Apego y vinculo

Para algunos son dos palabras nuevas, inusuales en el vocabulario de las personas ajenas a la adopción y palabras insignia para las relacionadas con ella.
Son la espada de Damocles de cada niño adoptado y de cada padre o madre que adopta. Nos hablan de ello desde el primer momento en que nos interesamos por esta forma de hacer familia y es sin duda una de nuestras más íntimas preocupaciones –sobre todo en el primer año de convivencia con nuestros hijos-.
¿Cuánto tarda en formarse y afianzarse el vínculo? ¿Cuando el apego es seguro?
Hace muy poco otra reciente madre adoptiva con la que he establecido una conexión especial, me hablaba via email de un libro recomendado en el blog “La adopción por dentro”, dicho libro se llama "El niño adoptado" y me contaba que le estaba “resultando muy duro y negativo de momento, no deja a la adopción en muy buen lugar, ni cree mucho en la posible creación del vínculo con los hijos adoptados, habla mucho de la herida de la separación de la madre aunque sea desde el primer día después de nacer”.Ahora tenemos tanta y tan variada información que dejan poco espacio para la improvisación y mucho para la especulación. Cuando la preocupación por un tema nos lleva a buscar y leer opiniones y datos, tratados y ensayos sobre lo que nos inquieta, a la vez que nos aporta todos esos datos nos resta frescura y espontaneidad para experimentar por nosotras mismas, menos mal que a fuerza de leer y de aprender hemos aprendido también a no dejarnos influir y a desechar las valoraciones que en vez de ayudarnos a abrirnos camino parecen tratar de echarnos tierra encima.
El ejemplo más vivo de estas lecturas erróneas es el riesgo de que suceda el llamado efecto Pigmalión o de profecía auto cumplida:
Una
profecía autocumplida es una expectativa que incita a las personas a actuar en formas que hacen que la expectativa se vuelva cierta.
El Efecto Pigmalión se denomina a aquel suceso por el que una persona consigue lo que se proponía previamente a causa de la creencia de que puede conseguirlo.(Wikipedia)
Tenga consecuencias positivas o negativas y se refiere a La leyenda de Pigmalión: un afamado escultor y rey de Chipre que se enamoró de una de sus esculturas, Galatea. Dado que dedicaba todo su tiempo y amor a su creación, creyendo enormemente en su escultura, la diosa Venus otorgo vida a la estatua para hacer feliz a Pigmalión.
Viene a decir que las expectativas que nosotros tenemos sobre los demás, tarde o temprano, acabarán teniendo lugar.
La pelicula My fair Lady, viene a plasmarlo muy bien, una florista barriobajera es capaz de convertirse en una señorita refinada digna de la alta sociedad londinense gracias al esfuerzo y las espectativas del Coronel Pickering y las enseñanzas del profesor de fonética Higgins:"Para el profesor Higgins yo seré siempre una florista porque él me trata siempre como a una florista; pero yo sé que para usted puedo ser una señora, porque usted siempre me ha tratado y me seguirá tratando como a una señora."Eliza Doolittle, Obra Pygmalión de G. B. Shaw (My FairLady)
Yo misma tengo un montón de libros arrinconados a medio leer por la misma razón y aunque sigo buscando respuestas ningún autor por experimentado que sea va a disuadirme de que puedo crear un férreo vínculo con mis hijos, pese a la edad y circunstancias de ambos, ni me harán dudar de que el apego que estamos forjando es un apego seguro.
La vida nos otorga un millón de momentos en el que nuestros hijos nos necesitan mucho, pequeños y grandes momentos y esos para mi son los "peldaños" del apego. La principal dificultad para crear un apego seguro es el que al haberles fallado el anterior vínculo, no les debe resultar fácil volver a confiar, volver a confiarse…
Cuando los conocimos el agua les daba terror,sus primeras duchas y sobre todo las primeras veces en que se mojaron la cabeza…fueron momentos muy muy complicados.
Llegado el verano Diana aunque se metió en el mar, en Marbella, cuando visitamos a Pilar, Gerry ,Monica Mei y Lucas, como no sabe nadar, en la orilla me pedía que la enseñara a nadar “-pero sin mojarme mamá”… y aunque se bañó dejamos el aprendizaje para un momento mas propicio…
...Y fuimos a la piscina por primera vez a intentar nadar, estaba muerta de miedo, con manguitos , haciendo pie y todo, le daba pánico, pero le pedí que se fiara de mi, que confiara en su mamá que no la iba a soltar hasta que ella no me lo pidiera y unos minutos después ¡consiguió dar sus primeras brazadas sola! Me conmovió profundamente el ver como superaba su miedo y se abandonaba con fe en mis brazos…¡Que “madre “ me hizo sentir! Ahí estaba mi niña muerta de miedo, luchando por mantenerse a flote en un medio hostil al que tanto temía, abandonándose en mis brazos, haciéndome la más bella prueba de declaración de amor: su confianza.
Otra oportunidad de aquilatar el proceso de nuestro apego con Nacho fué cuando habiendo tenido dos veces unas fiebres tan altas que hemos tenido que salir corriendo al hospital y ni en el hospital acertaban a bajarla, la última con dolor de tripa incluido, lo único que le aliviaba al pobre era que su mamá le cogiera y le apretara su tripita contra la suya…¡la mía!...¡que momentazo!
Creo que el vinculo es posible, lento, pero alcanzable, cada día es un pasito más a solidificarlo aunque hay días que da la impresión de haber desandado un largo trecho y tener que empezar de nuevo, pero todo vale para el mismo fin, aun así nos sirve para conocernos mejor, donde fallamos, donde flojeamos, que hay que apuntalar más fuerte.
Yo fallo mucho en el dia a día, cuando paso mucho tiempo con ellos bajo la guardia y me desbaratan las estrategias y me enfadan y me irritan y flaqueo y me fustro y …yo que sé cuantas cosas más!, pero también es cierto que el “enemigo” es noble y siempre está dispuesto a darme una oportunidad de acercamiento, y a veces cuando en momentos como el que cuento conseguimos batallar en el mismo bando me hacen sentirlos mios, muy mios y es entonces cuando soy la madre más feliz del mundo.

2 comentarios:

  1. Como te comprendo cuando dices lo del apego, yo pensaba que Nastya ya estaba apegada a mi, pero cuando hicimos el primer seguimiento y la psicologa estuvo en casa y preguntaba cosas, nos dijo que el apego sería poco a poco y que de este año al año que viene lo ibamos a notar. Y efectivamente ese momento ha llegado por lo menos conmigo, pues con el padre ha habido un feeling y apego casi desde el primer momento. Conmigo ha sido desde que entre en el hospital, a los 4 días cuando llegué a casa, ya no se queria separar de mi, ya por fin se pone celosa cuando otro niño se me acerca para darme algún beso o algo por el estilo, y cuando se ha caido o algo sólo ha querido que la consuelo yo y nadie más. Eso nos hace cada día más feliz y vemos que poco a poco conseguimos ser una familia ya del todo, pues el apego cuesta, y es a base de mucho cariño y el día a día. Te comento lo de chuparse el dedo, Nastya es también una de ellas, en una mano, sabanita o vestido o trozo de tela de algo y con la otra mano, se mete la pipa, pero solo para dormir, y si se duerme se la saca.

    ResponderEliminar
  2. Que te entiendo cuando hablas del vinculo y apego, yo pensaba que Nastya nunca se iba a apegar a mi, pues cuando vino la psicologa a casa al primer seguimiento y nos hizo preguntas, llegó a la conclusión que todavía le faltaba el apego hacia mi, y que nos dariamos perfectamente cuenta cuando ese momento llegara, pues ella por ejemplo si se caia en el parque, le daba igual que la levantara cualquiera, ahora si se cae o se pone tonta por algo sólo quiere que sea yo quien la abrace, la consienta, y además se pone celosa cuando se me acercan sus primos u otros niños, dice, quita que mi mama es mia, a mi por supuesto, se me cae la baba. La verdad que han sido casi 13 meses para que llegase ese momento, sin embargao con el padre, ha sido un feeling, apego casi desde el principio. Como ves es poquito a poco, y parece encima que somos culpables, yo este invierno cuando la llevaba por las tardes al parque con mis amigas y sus hijos, y veía que sus niños/as se acercaban a sus madres para cualquier problema y ella iba siempre independiente a su bola con menos de 3 años, me sentia por dentro morir, pero ya por fin ha llegado el momento, y ahora sigue independiente pero cuando quiere algo o hacer algo siempre me lo pregunta a mi para pedirme permiso y si se hace daño al caerse sólo quiere conmigo o su padre. En fin que ya parece que esta apegada a mi, como yo deseaba. Y lo de chuparse el dedo, ella también para dormir se mete la pipa. Pero en el momento que se duerme lo suelta.

    ResponderEliminar

Me encanta que me cuentes lo que piensas