Se acabó la Navidad

Desde Kaz vino este Ded Moroz 
Este fin de semana, quitando los adornos iba haciendo balance de estas fiestas, a modo de imágenes y frases que me vienen  unas como flashes, las otras como latidos en las sienes, flashes que resumen momentos o frases que de pronto me vuelven con todo el significado, significado que en su momento no entendí e imágenes que se me han quedado grabadas y mi memoria las repasa tal vez para guardarlas entre  los adornos de navidad y los dibujos y las tarjetas que este año hicimos para adornar la repisa del comedor o el árbol (con ideas originales y originarias de mi amiga Montse o del blog "cuaderno de retazos")

Cómo siempre, de los recuerdos y de las anécdotas me quedo con las buenas – que las ha habido y muchas-, que las regulares –que también las hubo- las voy separando y van a la papelera con los trocitos de guirnaldas que se van desbrozando solas, por cuidado que ponga al retirarlas, siempre se pela o se separa algún trozo y cada año se van quedando más cortas, me refiero a las guirnaldas de abeto,no a mis anécdotas ni a mis recuerdos…







SS MM Los Reyes acabaron exhaustos
Me quedo con la cabalgata, aunque yo apenas me pude escapar durante el ratito exacto del paso de sus majestades, con la noche -la preparación del "proscenio" real- y con la mañana de Reyes, el primer rato, justo antes de que Nacho se cargara de un click la antena de su super Cars, que este año en vez de Reyes Magos han sido para él Reyes Mc Queen, porque han sido monotemáticos o mejor dicho motor-temáticos, todo tenía que ver con su película favorita (Cars)o con el mundo del motor.



 Diana pidió entre otras cosas - que si le han traído- un “B-pad” (leer con acento andaluz) de la Barbie y le han traído una B-dpáh (Vespa) de Barbie, (yo siempre fui anti-Barbie pero mi hija es completamente pro-Barbie además con un exagerado gusto por lo brilli-brilli de lo más soviético) Así que está igualmente encantada!





Nuestra primera creación

Tal vez para resarcirse del pasado, todo han sido muñecas y cosas para las muñecas, como un juego para emperifollar vestidos.
 En la carta a los Reyes Magos cada uno pedía tres cosas y tres cosas les trajeron, pero da igual si son tres o  trescientos mil, siempre al final lo más entretenido es jugar con los globos hasta que se pinchen!

A diferencia de las Navidades pasadas en las que pude estar la mayor parte del tiempo con los niños, estas las he pasado trabajando a destajo, con el horario ampliado de comercio, trabajando festivos con  horas extras además de atendiendo al público, en escaparates y preparación de campaña y ha sido Eduardo el que ha estado con ellos a tiempo completo y dedicación exclusiva cada día de los que han durado las vacaciones, ha acabado agotadito y oliendo a chamuscadito el pobre, que aunque son niños muy ricos, niños son al fin y al cabo y  agotadores, incombustibles y hasta incandescentes.
¿Nacho movido?

Por esos mundos animados de Disney hay una familia que tienen super –poderes, “Los Increíbles” se llaman, se trata de  un matrimonio y tres niños, yo lo digo por el del medio –Dash-, que corre que se las pela y no hay quien lo pare de lo movidito que es y por la mayor –Violeta- que  tiene  la propiedad de volverse invisible. 
Mi hija también, cuando hay un televisor encendido Diana desaparece, es abducida y queda inmóvil e invisible para el mundo ( el otro día en una gran superficie al acercarnos a la zona de electrodomésticos fue abducida por las decenas de pantallas que emitían al unísono La película Avatar, sus personajes azules la atrajeron como por encantamiento y se quedó absorta e inmóvil en medio del pasillo con la mirada clavada en las pantallas ajena a todo lo demás, si por ella fuera, vería la tele ininterrumpidamente durante horas y mientras Nacho es como Dash…bueno como Dash y Taz ( el de los Toonny Tuns) una perfecta simbiosis ente los dos, va pasando por los pasillos del supermercado y de una y otra estantería van cayendo a su paso cajas, cartones y envases…



Así que creo que el más feliz de que empezara el colegio era sin lugar a dudas Eduardo... Ah! y la Bruna... Comprensible del todo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta que me cuentes lo que piensas