Ir al contenido principal

SpiderNANo

Este viernes es  día de disfraces, A Nacho y por segunda vez desde que llegó le han animado a disfrazarse en el colegio, el año pasado fue de payaso… bueno, rectifico, el año pasado la seño pidió que todos fueran de payasos y yo madre novata no me enteré y me pilló de viaje en Granada para una intervención de Eduardo (la primera válvula fonatoria) esa semana ni los llevé al colegio ni lo recogí así que yo me enteré de chiripa y a última hora que había que disfrazarlo…y acudí a mi hada madrina para estos casos o mejor dicho mi hada vecina:  mi salvación, con toda la experiencia de tres hijos, dos de ellos mellizos nacidos el mismo día de Nacho pero un año antes, me sacó del apuro prestándome un magnifico traje de caballero medieval, que le iba perfecto pero esas mayas oscuras  desentonaban bastante al lado de sus coloridos compañeros  payasos. 
Avisada por mi hermano de la pifia,cuando llegamos de Granada aún estuve a tiempo de corregir el desatino y hasta me dejaron entrar a cambiar al niño poquito antes de la  fiesta del cole. Por si os apetece leer como fue el lío está en el post "Semana a ritmo de Samba":
http://alotroladodelhilorojo.blogspot.com/2011/03/semana-ritmo-de-samba.html.

Volviendo al momento actual, como este año el disfraz es de libre elección,  volví a recurrir a Teresa –mi vecina- esta vez con más tiempo y en busca de ideas, pero como ella es toda resolutiva me prestó un disfraz de Spiderman que además de estar perfecto en talla a Nacho –que lo de disfrazarse le gusta un rato- le encantó, su mochila del cole es de Spiderman y es uno de sus héroes favoritos junto con Batman. (¡Gracias de nuevo, Teresa!)


Mientras le hacía un par de arreglillos al disfraz se me ocurrió la idea de colocarle una araña y como tenía que ir cosida, junto con la araña (0.95€) compré un gorro rojo (1€), lo decoré con las rayas de telaraña (¡acabé con los dedos negros de rotulador indeleble!)y le cosí la tarántula a modo de pompón.
 Un par de guantes (0,85€) sin dedos a tono  con el traje al que Eduardo le añadió dos hebras largas de lana roja en cada mano y un antifaz (0,57€) al que le quitamos la "Z" que traía como decoración acabaron por completar el atavío para rematarlo una red de araña pintada en una mejilla han hecho de mi pequeñajo un perfecto héroe de comic…o más bien de TBO:Spidernano.

El se lo pasó mejor que bien,y yo me lo pasé genial bicheando (aunque deprisa y casi sin tiempo) por los almacenes orientales en busca del complemento perfecto y luego dándole formay sin parar de sonreír con cada raya del gorro, con cada puntada para fijar la araña.
Es impresionante cuanta energía y cuanta vida han traído estos pequeñajos a esta familia donde la vida ha estado seriamente amenazada.

Comentarios

  1. No solo está re-guapo y féliz, también se le ve abrigadito.


    Un abrazo y buen carnaval.
    Itsaso

    ResponderEliminar
  2. Qué Spiderman tan guapísimo!, Jaume, mi peque de 6 años también se disfrazó de lo mismo ;)

    Un besito para ti y tus dos soles

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta que me cuentes lo que piensas

Entradas populares de este blog

Tu hijo y el mío cumplirá años mañana.

Esta noche antes de que tu hijo y el mío cumpla 9 años, -siete de ellos conmigo-, y desde la oscuridad de un recuerdo que ni él ni yo tenemos de ti, quiero reservarte un hueco en mi pensamiento. Cómo no hacerlo en este aniversario de su alumbramiento, en este día en que celebraremos  que vino al mundo, porque lo trajiste tú. Pariste un ser que sin conocerte te quiere, que sin saber apenas de ti se preocupa porque no le olvides, por tus pensamientos y por tus sentimientos y que sin entenderlo, perdona el que no pudieras cuidarlo.  Diste a luz a un ser lleno de luz, un ser especial como pocos que vive y hace vivir intensamente a quien comparte su vida, su espacio o su momento, que te hace mirar un mundo que ilumina con sus ojos y convierte en un sitio mejor y mágico, pero, ¿cómo unos ojos tan pequeñitos y oscuros pueden proyectar tanta luz? Te lo estoy contando y el corazón henchido de orgullo se me escapa por las manos que teclean. No puedo dejar de pensar que esos ojos provienen de t…

Ese duelo que no cesa. El duelo por el vuelo adolescente

En estas fechas hay emociones removidas y duelos que si no se han superado, regresan con una gran fuerza. Aparte de las situaciones de pérdida por muerte de seres queridos o por bancarrota emocional  (en las relaciones sentimentales) en la vida hay muchos momentos de duelo, de riguroso luto interno, que son difíciles de superar. Momentos de pérdida, de desmoronamiento interior que te borra de un plumazo la realidad que tu creías a pies juntillas que de pronto se desdibuja, se evapora, ya no existe y te das cuenta de que aquello que creías que era o que iba a ser, ya ni será nunca ni tal vez existiera, salvo en tu cabeza, aunque para ti fuera la mayor de las realidades y en tu mundo fuera tan real como el aire que respiras, que tampoco lo ves pero existe y sabes que es el que te hace posible vivir cada día. Y sufres, y te apenas, y te bloqueas emocionalmente, y lo peor es que muchas veces lo tienes que hacer en silencio porque a tu alrededor todo el mundo le resta importancia, lo mini…

Kintsugi: el arte de hacer bello y fuerte lo frágil.Resiliencia

A todos los que nos movemos por el mundo de la adopción, a todos los que la vida ha roto alguna vez...a todos.


Cuando los japoneses reparan objetos rotos, enaltecen la zona dañada rellenando las grietas con oro. Creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, se vuelve más hermoso.

El arte tradicional japonés de la reparación de la cerámica rota con un adhesivo fuerte, rociado, luego, con polvo de oro, se llama Kintsugi. El resultado es que la cerámica no sólo queda reparada sino que es aún más fuerte que la original. En lugar de tratar de ocultar los defectos y grietas, estos se acentúan y celebran, ya que ahora se han convertido en la parte más fuerte de la pieza. El kintsugi añade un nuevo nivel de complejidad estética a las piezas reparadas y hace que antiguas vasijas pegadas sean aún más valoradas que las que nunca se han roto. Kintsukuroi es el término japonés que designa al arte de reparar con laca de oro o plata, entendiendo que el objeto es más bello por haber es…