La necesidad de sentirse útil.


El blog,  "Al otro lado del hilo rojo"  comenzó su andadura cuando ya llevaba tres años persiguiendo el sueño de convertirme en madre por adopción.
Lo empecé por dos motivos: el primero era la necesidad de recoger mis experiencias en el camino hacia mis hijos y el otro por razones  "terapéuticas", para hacer más llevadero ese largo camino. 
Luego siguió como un cuaderno de bitácora de nuestro viaje y nuestro proceso de paternidad, recogiendo momentos, pensamientos y emociones que como terapia personal volcaba en el blog.
Así ha ido recogiendo lo que más me preocupaba y lo que más me llenaba de felicidad, y entre esas preocupaciones indagué y busqué uno de los temas que con más incidencia se presentan en nuestros hijos, sean o no  por adopción y escribí una entrada sobre el trastorno por déficit de atención, para poder entenderlo y compartir lo que había averiguado con quienes pudieran leerme y tener una preocupación sobre este tema más allá de lo puramente médico, es una de las entradas con mayor tráfico y por la que he podido cambiar muchas impresiones y conocer muchas experiencias de otras madres gracias a los emails recibidos.

La buena noticia es que "Al otro lado del hilo rojo" es referido como enlace para difundir el estudio Trastorno por déficit de atención con o sin comorbilidad (Trastornos asociados) del Dr. Jordi Sasot Llevadot, Psiquiatra y Pediatra y Presidente de la Societat Catalana de Psiquiatria Infanto-Juvenil.
A través de la acreditada web medica Guia Centre  psicopediatrica, que cita  "Al otro lado del hilo rojo"   y añade el enlace para su lectura:


El poder difundir el trabajo del Dr. Sasot en este campo, -y que este le parezca un sitio digno de difundirlo-, le da  sentido a un blog que empezaba a plantearme cerrar como público.

El enterarme de esto ahora y de la manera que me he enterado, es algo así como una palmadita en la espalda que llega en un momento oportuno.

El Doctor  Jordi Sasot Llevadot

Es médico especialista en Psiquiatría y Pediatría por la Universidad Autónoma de Barcelona (Unidad Docente Vall d'Hebron) desde 1983.
Magíster en Psiquiatría y Psicología Infanto-Juvenil por el Departamento de Farmacología y Psiquiatría de la Universidad Autónoma de Barcelona con la calificación de excelente.
Colegiado por el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona con el n º 13345.
Pertenece al Cuerpo Facultativo del Centro Médico Teknon donde dirige la Unidad de Paidopsiquiatría (Psiquiatría y Psicología Infanto-Juvenil).
Presidente de la Sociedad Catalana de Psiquiatría Infanto-Juvenil, de la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña y Baleares (2003/2007).
Miembro de la Asociación Española de Psiquiatría del Niño y del adolescente.
Miembro de la ESCAP (European Society for Child and Adolescente Psychiatry).
Miembro de la AACAP (American Academy of Child and Adolescente Psychiatry).
Miembro de la Sociedad Catalana de Pediatría.
Miembro de la Asociación Española de Pediatría.
Miembro del Consejo Asesor del Plan Director de Salud Mental y Adicciones del Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña.
Profesor del Postgrado en Psiquiatría Infanto-Juvenil de la Facultad de Medicina


Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Se trata de un trastorno que se inicia en la infancia y se caracteriza por dificultades para mantener la atención, hiperactividad o exceso de movimiento e impulsividad o dificultades en el control de los impulsos.
En el proceso de desarrollo de la estructura cerebral humana, la curiosidad es indispensable para aprender, todos los niños son infinitamente curiosos, acelerados e inconstantes. Como los genios, su atención en algo dura el tiempo necesario para aprender, cuando ya se explora al máximo: ver, oler, saborear, sentir, escuchar y tratar de romper (4 Segundos) cambian de actividad, objeto etc.
Al nacer solamente aprendemos de lo que perciben nuestros sentidos, la atención de un bebe en un objeto dura el tiempo que se demora saboreándolo, viéndolo, escuchándolo, sintiéndolo, oliéndolo y probando si se puede romper, después de este tiempo (4 seg.) es indispensable cambiar de objeto y de actividad.
Cada vez podemos aprender más de las cosas, al ver un texto si sabemos leer podemos extraer más información y demorarnos en el mucho más de 4 seg. La educación tradicional es demasiado lenta y monótona, no solamente D´vinci no hubiera encajado en ella, nunca encajo Einstain, Edison, etc. Cuando un maestro es capaz de reconocer en la curiosidad e inquietud la mejor herramienta para el aprendizaje, estará cumpliendo su verdadera labor premiando la curiosidad y no lo adaptados que están sus alumnos al sistema escolar.
El problema ocurre cuando pasado un tiempo esta etapa no evoluciona, así como no es normal ver a un niño de 10 años gateando, por lo tanto si un niño presenta este problema es indispensable que se le ayude conociendo en que parte del proceso esta roto esta continuidad. Y así con la estimulación adecuada lograr que el pase a otra etapa.
La HIPERACTIVIDAD O EL DÉFICIT DE ATENCIÓN es normal, natural y necesaria, entre los dos y los tres años de edad, (gradualmente) pero después de esta edad es extraño ver a un ser humano hiperactivo.

Tres tipos de TDAH:


1-Tipo con predominio del déficit de atención.

2-Tipo con predominio de la impulsividad-hiperactiva.

3- Tipo combinado, donde predominan tanto síntomas de desatención como la impulsividad-hiperactividad.



Causas que pueden provocar el TDAH :


- Alteraciones cerebrales. 
Los estudios realizados mediante PET (una técnica de diagnóstico por imagen del cerebro que emplea un marcador radioactivo para mostrar la actividad química del cerebro) han descubierto diferencias notables entre individuos sanos y sujetos con TDAH. No obstante, no el mecanismo fisiológico subyacente que provoca el TDAH aún no se comprende totalmente.

- Factores ambientales.
Algunos de los factores causantes del TDAH pueden ser: estatus socioeconómico bajo en la familia, niños con un vínculo familiar desorganizado, problemas familiares (problemas en la pareja, relación padre-hijo hostil, estilos discordantes de comunicación en la familia…). También existen otro tipo de factores ambientales que pueden ser causa del TDAH, estos son: intoxicación por plomo, alcoholismo y drogas durante el embarazo, estrés durante el embarazo, privación materna, etc.

- Genéticos.
El TDAH también puede estar provocado por los genes. Hay pruebas sólidas extraídas de estudios realizados con gemelos, en casos de adopción y con familias que confirman la implicación genética en el TDAH. En estos estudios, aproximadamente la mitad de los progenitores con TDAH tiene un descendiente con la enfermedad. Entre el 10 y el 35 por ciento de los niños con TDAH tiene un familiar en primer grado con la enfermedad.

Síntomas de Trastorno por déficit de atención e hiperactividad
Las características de los niños con TDAH suelen presentarse en tres áreas principales del desarrollo: Desarrollo de la Conducta, Desarrollo Cognitivo, Desarrollo Socioemocional.

Desarrollo de la Conducta


El niño con TDAH presenta una serie de rasgos característicos en su conducta, alguno de ellos son:
-Conducta desatada: comete errores constantes, no concluye las tareas, no se centra en la actividad o juegos, se distrae a menudo por cosas sin importancia.
-Conducta hiperactiva y falta de autocontrol: constantes movimientos de manos y piernas, no es capaz de permanecer durante un tiempo sentado, gran hiperactividad en el aula y su hogar, habla en exceso y de forma desatada.

-Conducta Impulsiva: impulsividad motriz, baja tolerancia a la frustración, precipitación en respuestas y actos, interrumpe constantemente, no evalúa las consecuencias de sus actos y comportamientos.
-Problemas graves de comportamiento: entre el 30-50% de los niños con TDAH presentan problemas de conducta y agresividad.

Desarrollo Cognitivo

La conducta desatada que presenta el niño hiperactivo tiene un origen cognitivo, por ello podemos decir que se trata de una disfunción de la atención.

Algunas de las manifestaciones o signos de esta problemática son:

- Dificultad de atención controlada, es decir, en la que requiere un esfuerzo.


- Dificultad para aprender y recordar lo aprendido.

- Sensibilidad mayor a las variaciones del contexto.

-Manifiestan estilos de procesamiento cognitivo inadecuados para el aprendizaje escolar: estilo impulsivo (rápido-inexacto) frente a estilo reflexivo; estilo cognitivo dependiente del campo perceptivo frente a estilo independiente; y falta de flexibilidad cognitiva en el procesamiento de la información y en la elaboración de la respuesta.

- Falta de estrategias para la resolución de problemas y para el aprendizaje

Desarrollo Socioemocional

Por lo general, los niños que presentan TDAH suelen manifestar un desarrollo emocional más inmaduro que el de otros niños de su misma edad. Esto se comprueba en diferentes actitudes como:
- Baja autoestima y tolerancia a la frustración.
- Presentan un mayor porcentaje de episodios depresivos .
- Necesidad constante de la aprobación de los adultos.
- Necesidad de llamar la atención, ser el centro principal de todo.
- Dificultad en las relaciones sociales.

El TDAH afecta negativamente al rendimiento de estos niños en el colegio, así como a otros aspectos de su vida familiar y social. Tiene tres síntomas básicos: hiperactividad, impulsividad y falta de atención, identificados de la siguiente manera:

Items de hiperactividad-impulsividad


· Inquietud
A menudo mueve en exceso manos o pies, o se remueve en su asiento.
· Se levanta cuando debería estar sentado: A menudo abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en que se espera que permanezca sentado.

· Corre y salta en situaciones inapropiadas .

· Dificultad para jugar tranquilamente.

· Excitado a menudo, "como una moto".

· Verborrea : A menudo habla en exceso .

·Responde antes de que finalice la pregunta: precipita respuestas antes de haber sido completadas las preguntas.

· Dificultad para guardar el turno en actividades de grupo.

· Interrumpe a otros en los juegos, conversaciones, etc.

Items de inatención

· No atiende detalles, comete errores : A menudo no presta atención suficiente a los detalles o incurre en errores por descuido en las tareas escolares, en el trabajo o en otras actividades.

· Dificultad para mantener la atención : A menudo tiene dificultades para mantener la atención en tareas o en actividades lúdicas.

· Sordera ficticia : parece no escuchar cuando se le habla directamente.

· No sigue instrucciones, no termina las tareas.

· Dificultad para organizarse en tareas y actividades.

· Evita tareas que requieren esfuerzo continuado le disgusta dedicarse a tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (como trabajos escolares o domésticos).

· Olvida y pierde cosas necesarias para su actividad.

· Fácil distracción por estímulos externos.




· Olvidadizo en las actividades diarias.
-El TDAH tiene predominio de hiperactividad / impulsividad cuando se detectan 6 o más items de hiperactividad / impulsividad y menos de 6 items de inatención.
-El TDAH tiene predominio de inatención cuando se detectan 6 o más items de inatención y menos de 6 items de hiperactividad / impulsividad.
-Se considera un TDAH combinado cuando se detectan 6 o más items de hiperactividad / impulsividad y 6 o más items de inatención.
En cualquier caso, todos estos items deben persistir más de 6 meses, en dos o más lugares (colegio, casa, etc.).

El TDAH generalmente se diagnostica en los primeros años de la enseñanza primaria. Asimismo el trastorno debe haber tenido un inicio precoz (anterior a los 7 años), afectar como mínimo dos ámbitos de relación del paciente (habitualmente son la familia y la escuela) y llevar un tiempo mínimo de afectación de seis meses.

Trastorno por déficit de atención con o sin Comorbilidad (Trastornos asociados)
Dr. Jordi Sasot Llevadot .Psiquiatra y Pediatra .Presidente de la Societat Catalana de Psiquiatria Infanto-Juvenil.


¿Cómo diagnosticamos el TDA-H?


El diagnóstico debe ser siempre multidisciplinario en él, el paidopsiquiatra o el neuropediatra, es decir el médico, debe ser el eje alrededor del cual giren los demás especialistas, el
psicólogo y el pedagogo fundamentalmente.
El diagnóstico requiere la capacidad de contactar con el paciente y su familia en los primeros momentos, saber escuchar la demanda es fundamental.Debe también realizarse una anamnesis cuidadosa acompañada de adecuadas entrevistas abiertas y cerradas con padres y
maestros, en su valoración son muy útiles los cuestionarios de conducta de Conners, o el CBC de Achenbach, que nos ofrecen habitualmente las primeras pistas en comorbilidad.
Es preciso realizar una completa exploración física que incluya la exploración sensorial y la exploración neurológica.
A nivel paidopsiquiátrico debe realizarse una entrevista personal con el niño o el adolescente, valorando la hiperactividad, el control del impulso, el autoconcepto y la autoestima, las conductas negativistas y desafiantes y las posibles conductas disociales.
Las exploraciones psicodiagnósticas y psicopedagógicas, deben siempre acompañar el estudio
de un niño o adolescente TDAH. La exploración psicodiagnóstica debe incluir sendos estudios
neurocognitivos (valorando atención sostenida, memoria de trabajo y control ejecutivo) y
psicopatológicos, finalmente la exploración psicopedagógica debe identificar el nivel académico
y el conocimiento de las técnicas instrumentales escolares.

¿Es tan frecuente el trastorno?

El TDA-H es un diagnóstico serio que puede requerir tratamiento a largo plazo con asistencia psicológica y farmacológica y por tanto es importante que el especialista busque primero y trate ante las otras muchas otras causas de estos comportamientos, como así requiere la práctica de un adecuado diagnóstico diferencial con:
- Variantes de la normalidad.
- Trastornos médicos.
- Trastornos del desarrollo.
- Trastornos emocionales-afectivos-conductuales.
- Trastornos ambientales.

¿El diagnóstico de TDA-H puede acompañarse de otros problemas?


Evidentemente sí, aquí interviene el concepto de comorbilidad, es decir los trastornos
asociados al TDA-H.
La comorbilidad, es un término médico acuñado por AR Fenstein en 1970, y que se refiere a dos conceptos:
-La presencia de uno o más trastornos (o enfermedades) además de la enfermedad o trastorno primario.
-El efecto de éstos trastornos o enfermedades adicionales.


En Medicina el hecho de que una parte del organismo sufra una disfunción facilita que esta misma área sufra de otras.
El TDA-H es un trastorno comórbido, es pues decisivo conocer la comorbilidad ya que cada trastorno comórbido puede precisar un tratamiento distinto.
Los trastornos asociados más frecuentes ya fueron estudiados por el Prof. J. Biederman en 1991, publicándose su estudio en el American Journal of Psychiatry. En dicho trabajo se daba relevancia comórbida a los siguientes procesos:
- Trastorno negativista-desafiante.
- Trastorno de conducta disocial.
- Trastornos emocionales.
- Trastornos afectivos.
- Trastornos de aprendizaje.


¿Qué ocurre con los niños TDA-H que presentan un significativo bajo rendimiento académico?


Evidentemente el déficit de atención es responsable de “per se” de dificultades de aprendizaje ya desde el final de la etapa preescolar, pero es también frecuente encontrar niños, con los que sus profesores no consiguen la forma de avanzar en el aprendizaje de alguna de las técnicas
instrumentales escolares (leer, escribir y calcular).
Los trastornos de aprendizaje comórbidos más frecuentes son los trastornos de la lectura, de la
escritura y del cálculo, también denominados dislexia, disgrafía y discalculia.
Las dificultades más significativas como factor pronóstico en el aprendizaje escolar, son las lectoras. A este nivel destacan en estos niños la presencia de dificultades en la segmentación fonética (capacidad para descomponer las palabras en sonidos), en la lectura visual (reconocimiento de las letras y palabras por su forma) y en la comprensión lectora,presentan habitualmente dificultades en sus adquisiciones lectomecánicas (velocidad lectora) sin hacerse excesivamente evidentes las dificultades lectocomprensivas.

¿Qué otros trastornos comórbidos pueden asociarse a TDA-H?

Destacaríamos los tics, el síndrome de la Tourette (emisión repetida de tics motores y verbales
múltiples), el trastorno obsesivo-compulsivo, desórdenes de la comunicación (algunos
pacientes TDA-H presentan alteraciones significativas del desarrollo del lenguaje expresivo y
comprensivo) y desórdenes del desarrollo de la coordinación.

¿Y....porqué se hundió el Titánic?



El concepto de comorbilidad en el TDAH es pieza fundamental, eje básico sobre el que debe girar su diagnóstico y tratamiento, no podemos quedarnos en una visión reduccionista de diagnóstico único, como así le ocurrió a otro nivel al capitán del Titánic que inmerso en su desconocimiento fue incapaz de valorar aquel trozo de hielo, un iceberg.


1 comentario:

  1. Cuando encontré tu blog, me senti ... Iba a decir dichosa... Quizá esa no sea la palabra. Senti que no estaba sola que en otro lugar, alguien vivía situaciones parecidas a nuestra familia, que buscaba explicaciones, y que su busqueda me servirá para encontrar respuestas. Gracias Mercedes por compartir con tanta honestidad y claridad tu día a día.

    ResponderEliminar

Me encanta que me cuentes lo que piensas