"Mimos" héroes y leyendas.


Mi hijo Nacho anda enganchado a Batman y a Spiderman, tanto es así que en la fiesta de fin de curso se negó en rotundo –pataleta y llantos incluidos- a vestirse de Hawaiano, porque el “-no quería vestirse de niña, quería vestirse de Spiderman”.
Que conste que en casa si encarta juega con muñecas y se disfraza de lo que a su hermana le parezca sin sexismos ni remilgos.
Pero ahora sólo admira a los héroes de la tele y si a acaso los abandona es para jugar con dinosaurios y tiranosaurios… le intriga mucho lo que comen y si “tienen huevos”…
Esta mañana y por primera vez ha preguntado lo que muchos de los hijos de nuestros vecinos y de sus compañeritos de colegio suelen preguntar:

-Mamá porqué papá tiene un agujero?
Se refiere claro está al de la laringectomía que le dejó como secuela el cáncer que padeciera y que superara justo antes de convertirnos en sus padres…
-Porque papá es un superhéroe …
-Un superhéroe? Porqué se comió un oso?


Nacho tiene la teoría desde hace mucho tiempo que su padre es tan grandote porque se comió un oso…
-No, porque luchó contra un monstruo y le ganó!
Es todo expresividad y abriendo mucho los ojos repitió mis palabras:
-Halaaaaaaaaaaa! papá Luchó contra un monstuoooooo!
De pronto se para en seco.
-Y cómo se llamaba el monstruo, y qué hacía el monstruo? Le quería matarrrrrr?
-Exacto! le quería matar, se agarró a su garganta y casi casi lo mata… pero papá luchó y acabó con el monstruo!
-Lo agarró así?( Y hace como si el mismo se ahogara)
-Si, pero  era un monstruo que le apretaba desde dentro y se iba haciendo cada vez más y más  grande…
-y viste el monstruo?
-No, pero si que vi cómo tu padre luchó contra él
-Y papá le ganó?
-Así es..
-Y cómo se llamaba el mostruo?
-Era el mostruo cancerígeno…
-Ualaaaaa y era malo?
-Mucho!
-Y mata a las personas?
-A algunas si y a otras no.
-Y papá le ganó?
-Eso es!
-Y el agujero es por donde salió el monstruo?
-No, el agujero es la marca de los héroes que han luchado y ganado contra ese monstruo.
-Papáaaaaa...... que chuloooo!


Esta conversación ha sucedido esta mañana mientras desayunábamos. Me ha traído a la memoria, recuerdos de héroes y heroínas que han luchado, que están luchando o que no pudieron vencer a este terrible monstruo que acecha a todos en todas partes.Y también un recuerdo admirado y cariñoso para quienes han luchado o luchan al lado de quienes lo han padecido o lo están padeciendo.


6 comentarios:

  1. Mi admiración a todos estos héroes, ganen o no la batalla. Y un fuerte abrazo para ti, tuvo que ser muy duro.

    ResponderEliminar
  2. Cuando conoces la enfermedad,la sensación de vulnerabilidad es tan fuerte que te queda para siempre, hablo por mi, que sólo he sido"familiar o acompañante" en jerga hospitalaria, mi madre, mi marido, mi hermano. Quienes luchan contra ella, tienen además la sensación de tener sobre su cabeza la espada de Damocles, y todos aprendemos a vivir el día a día.Un abrazo itsaso

    ResponderEliminar
  3. Tienes toda la razón Mercedes, después de morir mi hermana se me ha quedado un miedo en el cuerpo que me hace pensar continuamente en lo frágil que es la vida. Mi madre ha superado un cancer de mama.
    Me encanta cómo explicas las cosas a tus hijos, siempre aprendo leyendo tu blog.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé que está pasando pero en cada familia hay un caso o más (simultaneamente) de héroes que luchan por su vida enfrentandose a esta enfermedad , casos de personas amadas que hemos visto sufrir o que estamos viendo luchar. Lo peor es que empezamos a verlo como algo, no digo "normal" pero si generalizado porque está pasando en todas las familias, tu comentas la angustia familiar y seguro que tu interlocutor en su familia lo está pasando o tiene muy cercano a alguien a quien le está pasando. Algo que da mucho vértigo. La buena noticia es que cada día son más los casos que logran vencer al mounstruo.Mucho miedo pero al menos esperanza. Nosotros tenemos a Mi hermano que desde hace 6 años está venciendo día a día a su monstruo, a Eduardo, que parece que le venció para siempre y a mi madre que no lo consiguió. Mucho dolor, mucha admiración , mucho miedo.

      Eliminar
  4. Tienes razón, Mercedes, desde la muerte de mi hermana se me ha quedado un miedo en el cuerpo de manera continua porque he conocido lo frágil que es la vida.
    Mi madre ha superado un cáncer de mama.
    Me encanta cómo explicas las cosas a tus hijos. Siempre aprendo leyendo tu blog.
    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Mira, se ha publicado dos veces, así tengo la posibilidad de darte las gracias por tu comentario, por tu reflexión y mandare un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar

Me encanta que me cuentes lo que piensas