Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2012

La vida nos sujeta.

“La vida nos sujeta, porque precisamente no es como nos esperábamos...” Leo en un libro (dedicado por su autor – ya fallecido -, al que conocí en aquella época en que me dejaba impresionar por las personas por sus nombres, más que por sus realidades) y me hace pensar en conversaciones de intercambios de pareceres profundos y me hace flash back en la memoria, y no puedo estar más de acuerdo. Yo, también fui torbellino cargado de lluvias de risas y osadías, que por rebeldía adolescente me escapaba cuantas veces podía por el simple placer de ver atardecer desde las afueras, para ir a por “un minuto de soledad con Dios“, como me gustaba llamar a mí a esa comunión de naturaleza que desde siempre, me ha inundado la calma de una dicha de vivir que estallaba con los colores caprichosos con que me despedía la tarde.  Hace meses que no salgo a despedir el día lejos de ruidos más allá del mar o los pájaros porque me faltaba el tiempo y la paz necesaria para poder apreciarlo y porque estaba enfad…

ASOCIACIÓN NACIONAL DE DONANTES DE CUERPO A LA CIENCIA : un doloroso fraude

Mi hermano era una persona especial, con 37 años  le diagnosticaron un cáncer raro,  con un muy mal pronóstico. Le operaron y trataron con infinitas sesiones de quimioterapia intravenosa. Pero todo tratamiento resultó en vano, la rara etiología del cáncer que le tocó, resultó un fiasco para la medicina. Y cuando los médicos le dijeron que no podían hacer nada más por él, él buscó una manera de que todo aquel sufrimiento y lucha sirviera para algo, sirviera para alguien: vida después de la vida. Era una persona generosa y así cuando ya nada se podía hacer para curarle, decidió que donaría su cuerpo a la ciencia, para que si alguien más lo padeciera sirviera su muerte para salvarle, o al menos para que los científicos pudieran estudiar sobre lo que no pudieron remediar. Para ello se dirigió donde cualquiera que quisiera buscar información se dirigiría: a internet. La cesión de su cuerpo fue a través de la página web:                   



http://www.asociaciondonantesdecuerpo.es/

Esta página p…

Nuestro 7º aniversario

Hoy hace siete años, (¿sólo siete?)en nuestra ciudad favorita -Granada-, nos casamos Eduardo y yo.  Siete años... parecen tan pocos en número y sin embargo hemos vivido tantas cosas en este tiempo que es como si hubiéramos estado juntos dos vidas. Junto a él he conseguido cumplir algunos de mis sueños largo tiempo acariciados, el más ambicioso el de convertirme en madre. 
A su lado hemos combatido enfermedades y pérdidas. Juntos luchamos contra su cáncer y  juntos hemos compartido la lucha del de mi hermano, porque él ha estado ahí siempre para lo que fuera necesario.
Eduardo ha sido más que mi apoyo quien me ha sostenido, quien me está sosteniendo.


El amor se revalida con la admiración y no han sido pocas las ocasiones para revalidarlo a su lado. El día de nuestra boda fue uno de los días más felices de mi vida.  Hoy es nuestro aniversario y  no es un día feliz por razones obvias, pero  es una fecha importante que no quiero pasar por alto.

La vida luminosa

Hace dos noches fuimos con los niños hasta la orilla del mar y no había mar…parecía que no había porque en el cielo no había ni una estrella, no había luna y el mar estaba tan en calma que ni se oía.  Fue la noche más oscura y no es una metáfora.


Los seres queridos, las personas luminosas que perdemos ,ayudan con sus enseñanzas y su energía a iluminarnos la oscuridad en la que nos dejan sumidos.  Creo que ahora mismo mi hermano debe de estar tomándose su tempo para que su estrella llegue al cielo y vuelva a alumbrar nuestra vida con aquella fuerza poderosa con que lo hacía en vida. Hasta que llegaron mis hijos él era “mi pequeño” y mi preocupación por él siempre fue más allá que la preocupación por un hermano, mi madre se marcho pronto para mí, pero para él su enfermadad y muerte ocurrió en la adolescencia, así que uno puede imaginar lo difícil que le resultó la vida, pero la madera era buena y no ardió en el infierno en el que, cuando además murió poco después repentinamente nuestro pa…

Gracias por el cariño

Gracias por el cariño, gracias por las palabras de apoyo y de consuelo, todas tan necesarias. Las he recibido cada una como un abrazo sentido. Normalmente cuando una persona enferma, su historia se convierte en la historia de su enfermedad, su dolor y sufrimiento, pero con  mi hermano no fue así, el supo  seguir siendo él y su circunstancia y su cáncer sólo eso, una circunstancia  que muy pocas veces dejaba que nadie sufriera. Cuando mi hermano estaba regalándonos sus últimos días, cuando sentí que había traspasado ese punto sin retorno, era como si estuviéramos juntos, muy unidos en la  sala de espera  de su irremediable partida, hasta última hora siempre esperando la cancelación de su viaje, el retraso de su partida y apreciando cada minuto, cada uno de sus latidos, como un regalo.  Los de después son momentos muy delicados donde el calor de un “lo siento” es más que importante… esencial. He sentido mucho cariño, mucha cercanía aunque la distancia física fuera enorme. Hay quienes no sabe…

Vivirás para siempre en mí...

Ayer a las 21 horas se marchó para siempre mi hermano pequeño, mi amigo, mi confidente, mi héroe. No nos deja solos porque estamos tan llenos de él que vivirá para siempre en nosotros, con nosotros. Su manera de llevar su enfermedad y de vivir sus increíbles años de lucha ha sido una lección de vida para todos. Mi hermano no perdió la batalla contra el cáncer porque se fue como un triunfador habiendo firmado la paz con la vida y con la muerte. Eso si, para quien tuvimos la suerte de conocerle… de quererle, el mundo desde ayer es mucho más aburrido y mucho más triste.

Truco o trato 2012

De nuevo llega esta fiesta postiza que a los niños tanto les gusta, y no hay manera de zafarse, las calles se llenan de brujas, draculauras, calaverícos infantes, zombies y todo tipo de terroríficos menudos y no tanto chillando "¡truco o trato!¡truco o trato!", piden chuches y caramelos a cambio de no se muy bien qué. Yo pido besos y me llenan la cara y el cuello de la camisa de pintura negra roja y gris, (espero que salgan bien las manchas porque es mi camisa favorita). Es tarde y todo el día trabajando y fuera de horario -horario canalla de comercio-, cosas que hacer ineludibles me hacen llegar a casa tarde, imposible sumarse a "La noche en negro" de tiendas abiertas y bares a reventar. -Mami! mami! podemos vestirnos y hacer el truco o trato? Son las nueve y media de la noche y sencillamente no puedo más y aún falta la cena.... Me siento fatal, me gustaría tener energía y ánimos para eso y para otras muchas cosas que no hacemos, pero en mi cabeza suena una voz robót…