Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2013

Un verano lleno de momentos 2ª parte.Salir de vacaciones

Por fin llegaron los días de vacaciones para mí, días de dedicación exclusiva sin tener que pensar salvo en el instante presente: donde paramos, –mamá me hago pis-, donde comemos –mamá tengo hambre-…Si hay algo que me haga sentir plena es vernos a todos en el coche Bruna incluida y hacer millas, dejando atrás todo lo demás.

Este verano, es el primero después de seis años que no estaremos pendientes del teléfono, que iremos todo lo lejos que podamos sin miedo a tener que regresar de urgencia. Por primera vez no tendremos el corazón encogido con la preocupación y la pena del estado de salud de mi hermano pequeño ni el de Seve, -el muy querido suegro de mi hermano mayor-, ni la intranquilidad por el diagnóstico largamente postergado de la hija menor de mi amiga... 
Es muy fuerte, pero se me hace raro.Tengo la sensación constante de que me olvido de algo.
Del trabajo y las demás preocupaciones cotidianas, siento como voy abandonándolas a cada pocos kilómetros, dejándolas atrás en algún punto…

La luna se quedó dormida

Hace 25 años, tal día como hoy se apagó la vida más importante en la vida de alguien, la vida de nuestra madre.
Una noche de verano
—estaba abierto el balcón
y la puerta de mi casa—
la muerte en mi casa entró.
Se fue acercando a su lecho
—ni siquiera me miró—,
con unos dedos muy finos,
algo muy tenue rompió.
Silenciosa y sin mirarme,
la muerte otra vez pasó
delante de mí. ¿Qué has hecho?
La muerte no respondió.
Mi niña quedó tranquila,
dolido mi corazón,
¡Ay, lo que la muerte ha roto
era un hilo entre los dos! Antonio Machado
Año, tras año en este día recupero ese poema, porque  sucedió  tal como describe la poesía de tu poeta favorito, del poeta de Sevilla más soriano, con el que me enseñaste a memorizar y a amar la poesía , al Duero y a tu tierra natal. Eran alrededor de las nueve de la noche (la misma hora en la que viniste a recoger el pasado noviembre a mi hermano, tu hijo pequeño) de una noche como de verano de un principio de otoño, la muerte despacito y sin avisar, entro en mi casa, te despertó …

Un verano lleno de momentos (1ª parte)

Este verano que hoy se acaba oficialmente ha estado lleno de momentos para no olvidar y algunos (muchos) para enmarcar.  A buen seguro que ninguno olvidaremos este verano por muchas cosas buenas y muchos momentos y lugares -algunos nuevos y otros habituales- que hemos compartido. Este blog, entre otras cosas,es para compartir con nuestros afectos lo bueno, lo malo, las preocupaciones, las tristezas y las inquietudes  y lo que más me gusta es  que también nos sirve de álbum familiar, las fotos de este verano las voy a colgar poco a poco aquí y así podré compartir un verano por muchas razones, inolvidable.

 Al principio fue un verano hecho de recortes, a base de fugaces y cortísimos fines de semana, -apenas sábado tarde y domingo- y ratos robados a la siesta, a la plancha o a las dos cosas.  Aprovechamos para ir a la playa...

Un sitio para relajarse... ¿Relajarse?
Da gusto mirarlos¿verdad? yo no me canso de  captar sus juegos su alegría y cómo se lo pasan. Parecerá que son muchas fotos, (he hec…