Este otoño me adelanto yo

http://miradaquemira.wordpress.com/
No quiere asomar el otoño, mi época más temida y sin embargo no puede dejar de gustarme, por el dorado distinto de su luz, por sus colores, por cómo me va llevando despacio y como de la mano, al invierno.
Para mí el otoño es una época de renovación, algunas veces escogida -en un otoño me casé con Eduardo, en otro otoño de hace 4 años encontré a mis hijos- y otras veces con cambios bruscos y a la fuerza con pérdidas muy dolorosas.
Este otoño también cambiará el rumbo de mi vida, pero es un cambio medido, pensado, escogido...
En la vida no siempre se da uno cuenta de que puede escoger las salidas, pero si se tiene la oportunidad de comprenderlo, aún se debe reunir la fuerza y el valor suficiente para hacerlo.¡Qué difícil!
Este otoño "Moaré" la tienda, mi tienda cerrará sus puertas y así mi etapa profesional concluirá su largo episodio como empresaria y comerciante de ropa interior.
Me iré sin prisas, quiero hacerlo bien, quiero despedirme. Creo que para los finales hay que poner el mismo mimo y empeño que para los principios y así quiero hacerlo.
En estos momentos nadie se extraña de que un pequeño comercio -uno más-, cierre.
Conforme se van enterando muchas clientes me dicen de corazón que me van a echar de menos. Es bonito sentir que has sido útil y que tu trayectoria profesional deja un buen recuerdo.
Han sido casi 29 años …
http://sostenesysecretos.blogspot.com.es/
De esa parte fundamental de mi vida, yo me llevaré un montón de capítulos conmigo, a veces divertidos a veces no tanto, pero el cómputo final es muy positivo.
Este otoño volverá a cambiar mi vida y la de los míos, pero sin pérdidas, este cierre no es un fracaso, considero que es el momento de marcharme. Una retirada a tiempo es una victoria e irme así, sin deudas, sin un sólo tropiezo en todo este tiempo me parece el logro profesional más importante. 
Por todo eso pronto cerraré tras de mí la puerta de mi negocio llevándome conmigo muchas historias compartidas, mucha gente conocida y mi propia vida, de la que ha sido testigo estas paredes queridas, y ese barrio que fue más que mi calle, mi casa, y por supuesto un barrio, una calle no es nada sin su gente, gente especial, gente única.
Hace mucho calor y todavía no han empezado a caer las hojas, apenas alguna amarillea. Pero yo se  con certeza que un año más el viento de otoño empujará la veleta que señala el rumbo de mi vida…Esta vez si…¡Bienvenido  sea!


La tienda vista por mi hija


4 años de 4 vidas


En este mismo mes, en este mismo día hace 4 años (¿sólo?) que nuestra familia se completó.
Es el aniversario más importante para cada uno de nosotros.
La primera cosa para celebrarlo ha sido cambiar la imagen de cabecera del blog que durante todo este tiempo nos ha servido de cuaderno de bitácora, de álbum y baúl de recuerdos para que mis hijos conozcan y recuerden y nosotros no olvidemos nada y a mí además, me ha servido de terapia y de compañía (gracias).
Juntos en este blog, con mis escritos y vuestros comentarios hemos llegado hasta aquí.


Hoy celebramos 4 años de vida, de cuatro vidas que se unieron gracias a que se atrevieron a buscar lo qué había más allá de su hilo rojo.
Han sido años intensos en los que ha habido bajas fundamentales y en los que hemos conocido a personas que han pasado a formar parte importante en nuestras vidas, en nuestra  familia.
Felicidades a Carmen y a Juan que conocieron también tal día como hoy a Luba y a Evelyn y a Nikita que también tal día como hoy se encontraron.
Siempre quisimos creer la leyenda del abuelo de la luna pero ahora sabemos que lo del hilo rojo es verdad y con ese hilo día a día tejemos fuertes lazos que han ido estrechando y fortaleciendo nuestros vínculos. 
En 4 años nos hemos consolidado como familia y seguimos mejorando, ahora nos conocemos más, ahora nos queremos mejor
 Los que escogimos este camino y culminamos nuestra meta, hemos podido ver que hay  detrás de la adopción.
Para los que esperábamos adoptar el telón siempre caía cuando se conseguía la adopción, lo difícil del camino venía entonces y esto hacía que de los blogs y los foros desertaran muchos compañeros de camino cuando conseguían culminar su adopción.


Poco se sabía de lo que había tras la cortina de ese telón de la postadopción, los que quedábamos atrás teníamos muchas teorías pero poca práctica y menos conocimiento de realidades, porque hasta hace poco tiempo y asustados por los sentimientos encontrados, parecía tabú hablar de lo difícil que resulta para todos: padres, hijos, hermanos... conseguir por medio de la adopción llegar a ser una  "familia normal".  Ahora hay más información tal vez ayude a los que empiezan, a los que esperan o a los que acaban de atravesar el telón postadoptivo.


Hemos conseguido desmitificar muchas cosas, hemos aprendido a convertir en realidad el deseo y que esto no siempre resulta fácil.
Aunque muchas veces ha sido mucho mejor de lo que esperábamos, ser capaces de asumir que era distinto no ha sido sencillo. 
Pero lo hemos aprendido, nuestros hijos también y con ellos de la mano, hemos experimentado lo que hay después de conocerse.



Ellos  aprendiendo a ser hijos, nosotros aprendiendo a ser padres todavía -y lo que nos queda-, porque los hijos son unos maestros muy exigentes y nos ponen pruebas nuevas cada día en una carrera no universitaria que durará toda la vida….
...Y que empezó justo el día en que nos conocimos.






Los seguimientos: compromiso si, abuso no.


Conocéis a nuestros hijos. Lo que muchos no sabéis es que cada año nos tenemos que enfrentar a la Junta de Andalucía, porque nos obligan a hacer un examen de padres, de familia. 
Bajo el título de "seguimientos" nos someten a horas de preguntas cada año, algunas de lo más indiscretas, a nosotros, a los niños, y luego pasean nuestros datos por medio mundo, todo esto claro está por la cantidad que ese año se les ocurra y bajo la modalidad que ese año demande. Cada año una distinta, el único criterio es recaudar:  traducciones juradas, informes de 6 o más folios,(se pagan por palabras) incluso nos han obligado a ir a unas agencias de traducción determinadas cuyas traducciones eran más caras. 
Existe un movimiento de padres que como yo, estamos hartos de que a cuenta de la adopción nos manejen y nos sangren y una de las iniciativas es firmar una carta para que cese todo esto.

Os pido (si os parece bien) vuestra firma que puede ser pública o no. ¿Por qué?

Porque tenemos dos hijos adoptados en Kazajistán y es imposible normalizar nuestras familias si cada año  hasta que los niños cumplan 18 tenemos que "examinarnos como padres", además con esa excusa nos cobran lo que quieren cada año y nos obligan a ello, diciendo que "cuando adoptamos firmamos un compromiso de seguimiento” que nadie nos explicó y en realidad parece que hemos firmado un cheque en blanco para que ellos hagan y deshagan paseando nuestros informes y nuestros datos por el mundo. En España existe una ley de protección de datos pero más allá de nuestras fronteras no.
También creo que nuestros hijos son españoles por derecho y que a su país de origen sólo debe de importarle si están escolarizados y sanos, y eso es algo que con dos certificados emitidos por sendos organismos (educación y salud) debería de ser suficiente.

Gracias por leerlo, y gracias de antemano por vuestro apoyo.
Este es el enlace,  haciendo clik en :


 O pegando esto en la barra de vuestro buscador. Gracias.

Un verano lleno de lugares espectaculares 1ª parte

Han sido unas vacaciones muy movidas y muy muy divertidas, hemos estado en tantos sitios que me recordaba el chiste aquel de Gila que se veían no se cuantos países en dos días y que bebían agua en un país y paraban a hacer pipí en otro…


La verdad es que estábamos muy bien ubicados en Schonach un pueblecito del corazón de la selva negra alemana, en la zona más bonita de esa parte del país a tres kilómetros de Triberg  que es un pueblo famoso por los relojes de cuco, que  atraparon a Nacho desde el primer momento y que se aprendió cuando salían los cucos, o se movían los muñecos y como estuviéramos cerca de algún reloj de cuco en el pueblo que fuera, teníamos que esperar a que nos saludara el pajarillo y cuando visitamos un museo dedicado a los relojes para el fue como visitar un parque temático aún ayer me decía si algún día tendríamos nosotros un reloj con un cucú pero que ¡además pusiera huevos!


 Creo que junto con la aproximación en barco a las  cataratas del Rhin, donde pudo darle de comer todo lo que quiso a los peces (está loco por tener un acuario) fue lo que más entusiasmo a nuestro pequeño explorador.


Diana, más tranquila, menos impresionable (en apariencia) se decantó por los lagos.
El de Bodensee, el lago de Costanza (traducido del Alemán) es un lago rodeado por Alemania, Austria y Suiza y  Meersburg (la ciudad más importante que se encuentra en su orilla alemana) es de cuento de hadas. 



Y Titisee, (see en alemán es lago) donde nos sorprendió un anochecer precioso y presenciamos cómo una familia de Patos con un horario estricto y un gran sentido de la puntualidad se salieron del agua en fila y se retiraron a "sus aposentos".
¡Quien fuera pato! vivir en un sitio tan tranquilo, donde nadie se mete contigo donde criar a tus hijos en armonía con la naturaleza y rodeado de civilización en el sentido más auténtico de la palabra...


Y las ciudades más cosmopolitas, Freiburgo preciosa, sus calles llenas de gente paseando, comprando, sus terrazas llenas de gente alegre y sin embargo una ciudad sin ruido, ni tan siquiera en el mercado donde nos perdimos entre puestos de flores frutas y salchichas.


Un domingo "nos acercamos" y visitamos Estrasburgo –maravillosa-, paseamos por calles muy tranquilas, con edificios y calles preciosas y nos llamó la atención el ambientazo de la  plaza Kleber donde había montados castillos de aire y puestos ambulantes con un ambiente muy para familias. Nacho y Diana se quedaron alucinados por el sistema que utilizan las embarcaciones para pasar de una parte a otra del río porque tienen distinto nivel y vieron cómo los barcos han de esperara en las esclusas y cómo lo hacen. 

Han sido tantos los lugares que no quiero dejarme nada, por eso los voy recopilando poco a poco volviendo a saborearlos pero sobre todo el vivirlos juntos, el empezar a compartir grandes viajes y creando recuerdos familiares tan fantásticos ha sido y es lo mejor de todo.
Este es un blog en el que trato de recopilar todo lo concerniente a mis hijos y por eso las fotos que recopilo son fundamentalmente de ellos, de nosotros, fotos que son nuestro recuerdo y que compartimos aquí. Hay otras muchas y mejores donde se ve incluso mejor los sitios que hemos visitado, pero de esas está llena  la red.  
Continuara...