Encopresis."Me hago" donde no debo o no "me hago" ni cuando debo.

Trastornos de evacuación: encopresis.

A partir de cuatro años los niños deberían tener un control sobre sus esfinteres, esto es relativo porque cada niño tienen su tempo. Muchos niños siguen mojando la cama pasada esta edad (los supermercados tienen pañales para niños "mayores") y hay algunos niños que  se ensucian en  lugares y momentos poco adecuados o al revés que se niegan a ir al baño...

Los problemas de control de esfínteres son muy preocupantes para los padres y pueden ocasionar tensión familiar. Aprender a ir al baño en el momento oportuno no es cosa fácil pero en ocasiones no hacerlo responde a algún problema. 




La identificación y el tratamiento adecuado de un trastorno de evacuación del niño pueden ayudar a los padres a evitar desacuerdos constantes y a prevenir problemas emocionales o de conducta. 
Son muchos los factores que interactúan en la aparición de los trastornos de evacuación: el control de la orina y de los intestinos se ve afectado por el nivel de maduración del niño, su desarrollo, sus experiencias vitales, las costumbres culturales y/o la dinámica de las relaciones entre padres e hijos. 

Los trastornos de evacuación se denominan encopresis .

Existen dos tipos de encopresis. 
Cuando va asociada a estreñimiento se denomina encopresis retentiva y cuando no se asocia a estreñimiento se denomina encopresis no retentiva.

Encopresis retentiva 

Está asociada a estreñimiento. El estreñimiento con o sin encopresis es un problema muy frecuente en el niño. El 95% de los casos de estreñimiento son de origen idiopático y no existe un único mecanismo responsable del estreñimiento funcional, pueden influir varios factores como constitucionales y hereditarios, psicológicos, educacionales, dolor a la defecación y factores dietéticos. Las causas orgánicas de estreñimiento incluyen trastornos neurológicos, endocrinos y metabólicos.

Hay que tener en cuenta  por ejemplo que un niño muy ansioso o hiperactivo puede "no encontrar momento" para ir a defecar, provocándose una retención de heces que ponga en marcha todo el trastorno.

Encopresis no retentiva

Cursa sin estreñimiento. Las heces suelen ser de consistencia normal. Sobre las ropas hacen todo o parte de la deposición.
Podemos encontrarla:
- En niños deficientemente cuidados y atendidos en sus primeros años de vida, que no han sido educados en el control de los esfínteres.
- En niños escolares pudiéndose asociar a alteraciones en el aprendizaje.
- En niños con retraso mental moderado y grave, que pueden no alcanzar nunca el control de la defecación.
Los niños con formas agresivas de encopresis pueden ser  retentivo o no, éstos pueden utilizan de forma intencionada las deposiciones como instrumento hostil dirigido a cuidadores, padres o educadores, se asocia a conducta oposicionista y desafiante.


El control de esfínteres en niños está relacionado con la maduración nerviosa, por lo que su alcance va a variar en cada niño. Como edad orientativa, a los cuatro años por norma general debería existir ese control (de día y de noche)






Para Más información:

http://psicopatocognitiva.files.wordpress.com/2012/02/actualizacion-en-encopresis.pdf


http://www.estimulosadecuados.com.ar/enc.htm

http://www.planetamama.com.ar/nota/encopresis-en-los-ni%C3%B1os?page=0,1

http://es.familydoctor.org/familydoctor/es/kids/toileting/stool-soiling-and-constipation-in-children.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta que me cuentes lo que piensas