Guía: "Hablar de adopción, también cuando es difícil"

“¿Por qué una guía para hablar de adopción en estos tiempos, en los que parece que este es un tema ya superado?”


Necesaria y oportuna, esta es una herramienta que ha de servirnos de ayuda a los padres que formamos nuestra familia –o la completamos- por medio de la adopción, para concienciarnos de por qué es tan importante tener presente el hecho adoptivo.

Tengo amigas, personas a las que quiero mucho que creen sinceramente que “tengo muy presente” el tema adoptivo y me dicen incluso que así mis hijos nunca podrán quitárselo de la cabeza… ¡cómo si no lo tuvieran presente de muchas formas y por muchos motivos!

-Mamá ya no me quieres….? ¿Me dejarás de querer? ¿Si te vas -de viaje- te olvidarás de mí?( y si me voy a trabajar o a la peluquería  me dice que me echaran de menos...)

-Mamá y si te olvidas de que me quieres, que pasa?

-Mamá si a vosotros os pasa algo volveremos al orfanato…?

-Mamá yo voy a ser de alta como tú o “no se sabe”…?

-Mamá yo ya no soy adoptada eh? Ya soy tu hija!



Mis hijos, como la gran mayoría de niños tienen una serie de películas y fotos en las que queda recogido cómo los conocimos, cómo fue nuestro encuentro y cómo se formó nuestra familia, pero  eso no es suficiente y cada día lo será menos, porque a medida que crecen necesitan y necesitarán saber más de su vida antes de todo eso, desde ese punto ya la conocen pero su vida anterior a nuestro encuentro también les pertenece, es parte fundamental de su biografía y llegará un momento que las preguntas sin respuesta les espoleen y nos será dificil responder a sus dudas por nuestro absoluto desconocimiento de su pasado, nuestra falta de datos de su familia biológica, de su historia anterior, de sus antepasados… y todas esas páginas en blanco con toda probabilidad les removerán y necesitarán buscar respuestas, porque necesitarán entender su historia previa y tendremos que estar ahí para ayudarles. Esta guía es para ayudarnos a dar contestaciones adecuadas aún si tenemos dudas de como hacerlo o si ignoramos la respuesta.







En esta guía de forma agradable y amena nos aconsejan decir siempre la verdad, hallar las palabras adecuadas, transmitirles el deseo de compartir sus sentimientos, adecuar las explicaciones a la edad, tomar la iniciativa, evitar los juicios de valor, dándonos ideas, trucos y consejos, alternativas y herramientas para contestar a muchas de sus dudas, e incluso estrategias para cuando esto nos pille desprevenidos o nos sobrepase.
En ella nos sugieren  usar recursos como cuentos, historias de otras personas y películas  no sólo para hablar de sus orígenes sino para poder hablar de los sentimientos y emociones que despierten en ellos situaciones que les remuevan. 
”La ficción y sus personajes también permiten a los niños y niñas identificarse, aunque sea temporalmente, con distintos personajes y no siempre y necesariamente con aquel con el que comparten una historia o unas circunstancias.
Ponerse en el lugar o “en los zapatos” de otra persona a través de la ficción permite experimentar sentimientos y sensaciones sin necesidad de pasar por la misma experiencia real, lo que estimula la empatía.”

Es un proyecto impulsado por la Federación de Asociaciones CORA. La Asociación ARFACYL. Desarrollado por el GRUPO AFIN (Universitat Autònoma de Barcelona)Coordinado por Diana Marre y Javier Álvarez-Ossorio.
Está elaborada por grandes profesionales  todas pertenecientes al grupo AFIN, las autoras de los textos son Beatriz San Román (“La aventura de convertirse en familia”,”Adopción y escuela”) Esther Grau del equipo CRIA, y  Natàlia Barcons del  Gabinete de Psicología GRAP y autora de un trabajo fantástico sobre adopción y síndrome alcohólico fetal.

Con sensibilidad  pero de manera realista, presenta situaciones dialécticas que seguramente vamos a tener que enfrentar y al estar más preparados podemos conducirnos con más seguridad y naturalidad con nuestros hijos en nuestras respuestas, algo que además ayudará a normalizar las situaciones y dará pie a que los niños sigan preguntando si reciben de nuestra parte una buena acogida  y disposición para resolver sus inquietudes porque seguramente muchas de sus dudas no podremos resolverlas, pero hasta para estos vacíos hay estrategias y recomendaciones en esta guía tan oportuna.


Mi particular caballo de batalla es la aceptación positiva de su madre biológica.
En este blog ya me he pronunciado sobre ello y sobre todo después de una conversación con Marga Muñiz Aguilar, escritora entre otras muchas cosas del libro “cuando l@s niñ”s no vienen de Paris” mi libro de cabecera y cabezazos durante muchos años, en la que me hizo ver la necesidad de que yo integrara de manera positiva y auténtica  a la madre de mis hijos por el bien de ellos y en plena reflexión me encuentro (porque esto tengo yo que elaborarlo),  esta guía me llegó a través suyo y en ella leo el siguiente párrafo hablando de la madre biológica:

"Es conveniente aclarar que, efectivamente, a lo largo de sus vidas, habrán tenido dos madres y dos padres, aunque no hayan ejercido simultáneamente
ese rol: “Cuando tu mamá de nacimiento te tenía en su barriga,y mientras estuviste con ella, yo no era todavía tu mamá, no te conocía. Después, una vez estuviste con nosotros, y todos los papeles decían que ya éramos tus padres para siempre, ella sigue siendo tu madre de nacimiento aunque no haga de mamá”."


Bueno, parémonos un momento, esperemos a que nuestras tripillas (al menos las mías) se detengan y sigamos reflexionando que con esta guía vamos a poder hacerlo.  Al menos tengo  frases de las que propone la guía para ir interiorizando todo este tema con el que tengo que hacer mudanza, cambiar por dentro toda la decoración y los muebles, porque ya he entendido que mis estancias no están bien compuestas en este sentido. Tengo que hacerlas habitables por y para mis hijos y me detengo en este punto porque sé que es compartido por muchas madres como yo, y porque sé que no va a ser de hoy a mañana. Pero por “ellos” sé que llegaré a hacerlo. 

Pero no es este únicamente el tema punzante que aborda esta guía, sino muchos otros,  por nombrar alguno el de los posibles hermanos biológicos, y si existen preguntas como “¿porqué me abandonaron a mí y no a ellos?” la posibilidad de las adopciones truncadas y “devoluciones” de niños adoptados, o la sospecha de que su adopción no fuera legitima, racismo, adicciones, maltrato y abuso, todas estas contingencias vienen recogidas en la guía y abordadas de forma valiente y abierta.

Además de interesante y práctica  está ilustrada por Antonia Santolaya (a quien pertenecen las ilustraciones que acompañan a esta entrada)y es gratuita. Os la podéis descargar desde el enlace, o haciendo click en la imagen  y os animo a que la difundáis entre quienes creías que puede hacerle falta porque necesitamos toda la ayuda posible y difundiéndola podemos ayudar a otras familias como la nuestra, padres y madres con un camino por recorrer lleno interrogantes y muy poca información. Al menos esto lo supliremos con formación.







4 comentarios:

  1. Leí el manual por encima y lo descargué para tenerlo localizado. Me pareció bastante útil. Y coincido contigo. Se ve que hay mucho en común en todos nuestros hijos. Mi hijo no lo verbaliza tanto(eso de si me porto mal me dejarás de querer etc...) pero se le nota, es como que con sus miedos y actitudes lo dice todo. Y en cuanto a lo de que me echa de menos, en mi caso es hasta peor, porque no me deja irme de su lado cuando se acuesta, me dice 5 minutitos, o que me echa de menos y estoy a su lado...En fin, la verdad es que a veces me agobia porque me pregunto hasta cuándo.
    Y en cuanto a lo de la madre biológica pues también. Yo nunca la he idealizado ni demonizado. No la conocemos, tampoco tenemos casi información, pero le he intentado hablar de ella, que es la mujer que le dio la vida y de la que nació, que no ejerce como madre pero que está ahí. Sin embargo no quiere hablar de ello y sólo dice que él era un obstáculo para ella y para el padre (que aún menos información porque no se sabe ni quién es) para seguir con sus vidas.
    Es difícil, a mí lo que más me cuesta es mantener la serenidad cuando se habla de estos temas, del abandono, cuando nace un niño de la familia o conocidos (y ahora hay muchos), veo que sonríe al bebé pero luego se va, hay una mirada en él que lo dice todo, a veces pregunta si cuando él nació llevaron flores al hospital, etc etc... es largo de contar. Y a mí lo que me cuesta especialmente es mantener la entereza, porque no puedo evitar sentirme triste por él y llorar. Y sé que es bueno llorar pero también creo que hay que aprender a hablar de estos temas de forma que no nos afecten tanto (y es muy difícil porque emocionalmente estamos superimplicados) para hacerles ver que es algo natural y para que puedan preguntar y hablar cada vez que quieran porque si nos ven así, pueden pensar que nos hacen sufrir y ya no preguntan ni hablan.
    Un abrazo.

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena, gracias por tus reflexiones, por compartir como lo haces cosas que, como tu bien dices son bastante similares aún con los miles de matices que tiene cada uno de nuestros hijos, precisamente creo que la utilidad de esta guía, de los libros, de las charlas, de los foros, los blogs, es la de poder encontrarte y contrastar situaciones, y emociones y con ello conseguir llegar a asimilar cuestiones y circunstancias duras, tener digeridas por ejemplo, algunas de esas preguntas a mi me produce una cierta tranquilidad, porque me proporcionan sustento y pistas sobre en qué franja moverme, porque lo que más vértigo me da de todo es verme en alguno de escenarios que plantean, quedarme congelada ante un público tan importante como son mis hijos que me den pié y no saberme el papel. Ahora son todavía pequeños pero crecen y te van poniendo a prueba y lo que quieres es estar a la altura. Quieres ayudarles y no fallarles y cuando los cuestiones te tocan tan íntimamente es difícil, como dices, mantener la serenidad y mostrar naturalidad. Algo tan importante para trasmitirles confianza. Lo que se me ocurre es dar las gracias por estar en este momento en el que tenemos esta increíble fuente de ayuda y contacto que es la red que tampoco serviría si no hubiera profesionales vocacionales volcados en ayudar a niños y padres. Un abrazo

      Eliminar
  2. Muchas gracias, por toda esta información. Ya la he descargado e imprimido para leerla.
    Pienso que es muy importante que abordemos todos estos temas, pero al igual que la chica del comentario anterior, a mi me cuesta mantener la serenidad. Estoy trabajando para estar tranquila y hablar de todo con mis niños, sin inquietudes, que me sientan serena y segura, porque ellos lo sienten todo, pero aun no lo consigo.

    Quiero que tengas presente que eres un referente para mi, y que te leo cuando puedo porque ofreces una información muy buena que me guía en este camino tan complejo.

    Por esto te doy las gracias, por estar aquí y por ayudar en este camino.

    Un besote,
    María J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por buscar tiempo para leer lo que subo, dicho de esa manera tan cariñosa me sirve de empuje para seguir adelante. Los comentarios y emails me ayudan también para saber qué temas son los que más nos levantan la piel, porque creo que los padres por adopción estamos hechos de una pasta especial, si, pero que la piel la tenemos llena de ampollas que van supurando más a medida que crece el amor por nuestros hijos. Por eso necesitamos buscar y trillar temas que nos preocupan, para que cuando una pregunta o circunstancia que provenga de ellos nos levante una de esas ampollas tengamos la suficiente preparación para resolverla o enfrentarla sin muecas y sin encogernos. Y luego, tal vez ir al encuentro de otras madres o padres que nos entienden para en compañía lamernos si hace falta las heridas. No es nada fácil pero no estamos solos. Ya no. Y esta guía te da prueba de ello.

      Eliminar

Me encanta que me cuentes lo que piensas