Los Medios tienen que dejar de señalar el hecho adoptivo como origen de los hechos delictivos

No sé si estaréis de acuerdo en la manera en que los medios de comunicación tratan el hecho adoptivo, con los personajes de las teleseries en donde  cada chico  que se mete en problemas resulta ser hijo adoptivo. O en la vida real, si es hijo de famoso o es famoso aún es peor a los medios les falta tiempo para colgarle la etiqueta   de “fue adoptado” señalando el hecho adoptivo como el origen de los males . Eso a mí como madre de dos niños me salpica como si fuera ácido y me corroe.

Justamente sobre este tema hoy Marga Muñiz Aguilar, terapeuta, escritora de libros sobre adopción, ("Cuando los niños no vienen de París", la novela "Detrás de tu mirada") y madre adoptiva  de dos hijas ha hecho un llamamiento en este sentido en la página de Facebook de Julia Otero. Y creo que podría ser el principio para que esto cambiara, la preocupación de esta mujer y gran profesional podría ser nuestra voz en los medios. Por lo que se me ocurre si os parece asomaros a la página de la periodista (buscar Julia Otero en Facebook y a la izquierda de la página sale el comentario que hace la escritora) y ponéis algo para que la locutora se de cuenta de que es un tema con seguidores y que interesa. ¿Qué os parece? Tal vez un día a nuestros hijos dejen de convertir su circunstancia de hijos del corazón en profecía de obligado cumplimiento. Sería bueno que animáramos a otras personas en otros círculos a que también comentasen sobre ello, ¿Qué os parece?


A la izquierda de la página aparece una pestaña "Publicaciones de la página" y ahí se encuentre la exposición de la escritora Marga Muñiz Aguilar en la que pide que se deje de señalar al hecho adoptivo como origen de los hechos delictivos.

https://www.facebook.com/juliaoterosomossom

La escritora dice lo siguiente:




Hola Julia,
En los últimos días los medios de comunicación se han hecho eco de la noticia de que José Fernando Ortega ha ingresado en la clínica López Ibor. Hace tiempo que sigo su trayectoria y se me encoge un poco el corazón cada vez que escucho algunos comentarios sobre él en programas de radio y televisión.
Me dirijo a ti porque considero que eres una persona sensible y una profesional seria, con una trayectoria que te avala como tal. 
Creo que algunas de las claves para entender a José Fernando está en conocer lo que significa el hecho adoptivo, algo que generalmente no se tiene presente cuando se habla de él.
No sé si ha recibido ayuda terapéutica en ese sentido, pero cuando se habla, por ejemplo, de sus problemas en las distintas escuelas por las que ha pasado, lo dudo.
Llevo muchos años trabajando con niños adoptados que tienen problemas de aprendizaje y en general al sistema educativo y a las familias les cuesta entender el origen del problema.
Por otra parte, la adopción es un hecho feliz, pero nace de un hecho traumático, el abandono, y eso no siempre se tiene en cuenta, ni se trata por los profesionales adecuados.
No sé si José Fernando ha recibido ayuda terapéutica en este sentido, pero creo que ahí pueden estar también algunas de las claves para entender su comportamiento.
En fin, éstas son, entre otras, algunas de las razones que me han llevado a escribir una novela en la que se narran en clave de ficción la peculiaridades del hecho adoptivo, el que se conozca la adopción por dentro, vivida por sus protagonistas. El motivo de dirigirme a ti es por si fuera de tu interés para entender un caso tan mediático como el que nos ocupa.
También soy autora de otro libro sobre el tema "Cuando l@s niñ@s no vienen de Paris. Recursos para la postadopción", pero creo que el formato novela hace más cercano este tema a personas que no están directamente relacionados con el mundo de la adopción y al fin y al cabo nuestros hijos e hijas se relacionan mayoritariamente con personas que no conocen las peculiaridades del hecho adoptivo, de ahí mi interés en darlo a conocer.
En el caso de José Fernando Ortega, creo que puede ayudar a que los medios de comunicación y, por tanto, los espectadores y los oyentes de los programas donde se habla de él, entiendan mejor algunas de las razones que pueden estar influyendo en su conducta.
Te mando el enlace al blog de la novela por si quieres tener más información y quedo a tu disposición para lo que necesites.
Saludos cordiales,
Marga Muñiz Aguilar


 Hay quien ve en esto una estrategia de publicidad para su novela, pero su novela y sus trabajos son sobre temas adoptivos  y está más que capacitada para defender el basta ya de que razonamientos tales y tan pobres se difundan cada día bombardeando las conciencias con ideas tan perjudiciales, sobre todo para nuestros hijos.

 En el cine también


La película de terror "La Huerfana" (The Orphan) ha desatado gran controversia en los Estados Unidos, ya que varias organizaciones aseguran que la cinta perjudica la imagen de los niños adoptados.
"Nos preocupa que la película perpetúe el mito de que los niños adoptados no se integran completamente en sus familias adoptivas", aseguro Warner Bros. Pictures en una carta enviada a asociaciones de los Estados Unidos como la Congressional Coalition on Adoption Institute, el Foster Club y Equality for Adopted Children.
Warner ya habia retirado de el trailer de la cinta la frase "debe ser difícil querer a un niño adoptado tanto como a uno propio", por temor a un posible boicot por parte de las asociaciones pro-adopciones, aunque ya se ha presentado que no se espera que efecte la distribución del film.

Fuente y enlace: El Proyector

6 comentarios:

  1. Muchas gracias, Mercedes, como siempre, por tu apoyo.
    En cuanto a las personas que muestran alguna reticencia, lo entiendo, pero
    creo que para que los medios de comunicación te escuchen tienes que ofrecerles algo más que tu opinión, si eres un desconocido para ellos. El ejemplo lo tenemos en la persona que comenta en el FB de Julia Otero que llamó al teléfono de aludidos de Canal Nou para quejarse de la opinión de una persona que decía en el programa que estaba viendo que no se puede querer igual a los hijos adoptado, y no le dejaron entrar.
    Lo de José Fernando Ortega hace mucho que lo tengo en la cabeza y en alguna ocasión he estado tentada también de llamar al teléfono de aludidos. Tengo incluso una carpeta con artículos de prensa y enlaces a programas sobre él. No sé por qué pero lo tengo en la cabeza con frecuencia. Incluso he estado pensado ponerme en contacto con él para hacerle una entrevista para escribir un artículo… Vamos, que no es que me haya dado ahora un pronto para promocionar la novela.
    Lo que ha ocurrido es que su ingreso en la clínica López Ibor ha hecho que los medios vuelvan a hablar de él y que yo vuelva a pensar que, en general, se desconoce bastante todo lo relacionado con el mundo de la adopción y, por tanto el tratamiento que dan no siempre es el más adecuado.
    El mencionar mis dos libros era simplemente una forma de ofrecer información a Julia Otero de quien era la persona que se estaba digiriendo a ella y cuáles eran mis avales para cuestionar el planteamiento que suelen hacer los medios de comunicación del tema de José Fernando Ortega.
    En fin, veremos que da de sí el asunto, pero con novela o sin novela, este chico hace tiempo que lo tengo en la cabeza por la forma en que lo tratan los medios de comunicación.
    Lo que me ha frenado hasta ahora de hacer algo así, es que se me malentendiera, se creara polémica, etc., pero bueno, el viernes, finalmente, sentí el impulso de hacerlo y hecho está, espero que para bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marga, la que está agradecida soy yo por numerosas razones, por este comentario tuyo, lo primero, pero sobre todo agradezco mucho tus aportaciones y tu ayuda a través de tus libros y artículos que desde hace muchos años vengo atesorando y referenciando en este blog y fuera de él porque lo que me has enseñado mediante tus escritos me ha servido para aprender y comprender a mis hijos, pues me sirven de guía en muchas ocasiones en las que me siento perdida en este camino lleno de retos que es el de la maternidad, ya que hay ocasiones en las que no encuentro salida.
      Marga, la agradecida soy yo, y como madre me siento afectada también por el trato desconsiderado que se le da a casos como el de José Fernando, o el de otros hijos de famosos, y también a famosos o protagonistas de series en los que se les señala con el dedo acusador colgándoles en una etiqueta su condición de haber sido niños adoptados y que emborronan este hecho feliz de la adopción y crean prejuicios e ideas erróneas .
      Sobre la mención en tu carta a Julia Otero de tu novela (enhorabuena también porque es fantástica) me parece que no existe mejor tarjeta de presentación ni mejor portavoz del tema que nos ocupa, te hablo desde la admiración, claro, pero también desde el interés que me mueve como madre afectada porque deseo que los medios traten el tema adoptivo con más respeto. Nada me gustaría más que este tema se expusiera con seriedad y profesionalidad creando una nueva cultura sobre la adopción y como no, también con la visión que como madre adoptiva puedes aportar. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Pues me uno a vosotras en esta batalla.
    Gracias.
    María J.

    ResponderEliminar
  3. Gracias y bienvenida! Cuantos más seamos mejor, un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me uno a la cadema Mercedes.
    Itsaso

    ResponderEliminar
  5. Hola Itsaso! Gracias y bienvenida amiga, los mensajes y quienes añaden un comentario en la carta de Marga Muñiz Aguliar a Julia Otero, son de un alto valor en cuanto a sentido, razones y manera de exponerlo y con tu eslabón..... Esta cadena va a ser de oro!,

    ResponderEliminar

Me encanta que me cuentes lo que piensas