Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

Con calor y calentando motores

“La vida se me presenta como un quehacer ineludible; lo decisivo no es ni las cosas ni el yo, que son ingredientes parciales y abstractos de mi vida, sino lo que hago con ellas, el drama con personaje, argumento y escenario, que llamo mi vida”. Julián Marías Mis actores y sus argumentosSe acaba el verano, nada tiene que ver con la estación, que por otro lado aquí, en esta ciudad que nos acoge apenas se distingue. En casa tratamos de mentalizarnos para el curso que asoma sus orejas amenazante en la hoja del calendario que mañana estrenamos. Por esta razón hemos decidido ponernos las pilas, ir calentando motores, hacer un recordatorio de lo más básico del curso pasado… bueno, la verdad ha sido una decisión unilateral y poco secundada. El plan es sencillo, de aquí a que comience el curso, cada mañana haremos un poquito de tarea y finalizada esta podremos disfrutar de playa y demás ofertas de ocio: tele, play statión, bici, jugar con los vecinos de la “urba”, etc… Algo que hasta ayer era gr…

Reseña."Comprender con naturalidad y sin prejuicios el papel de la madre biológica". MONTSE VÁZQUEZ

Una de las cuestiones más delicadas a las que se enfrentan las familias adoptivas es la de la incorporación de la figura de la madre biológica a la vida de los niños. Y es también una de las que más polémica suscitan. ¿Cómo les hablamos de ella a nuestros hijos? ¿Debe ser alguien presente o más bien justo al contrario? Y antes aún de eso ¿Cómo la llamamos? ¿Esa señora que te llevó en la barriga? ¿Tu madre china-kazaja-vietnamita…? ¿Tu madre biológica?

Mercedes Moya conoce muy bien estas cuestiones porque ella misma tiene que compartir el espacio afectivo de sus hijos con esa desconocida que les dio la vida. Y seguramente, ya antes de tener a sus hijos, creía saber cuál sería su postura en este tema. Pero entonces, como pasa siempre, llegó la realidad: las preguntas, inesperadas por más que se esperasen, los dolores inconsolables, las heridas por curar de quienes buscaban desesperadamente respuestas a sus huecos, piezas que encajar en esos espacios vacíos de su historia. Y sobre todo, s…

Reseña.¿Yo tengo dos mamás? Una gran herramienta de ayuda.María Martín Titos

Cuando Mercedes Moya les regaló a mis hijos este maravilloso libro, no me imaginaba la gran herramienta y ayuda que estaba entrando en mi casa. A mi hijo pequeño, lo primero que le llamó la atención fueron las bonitas ilustraciones que acompañan a este cuento. A través de ellas comenzó una lectura que despertó en él unas cuestiones sobre su otra madre y sobre su propia existencia que nunca se había atrevido a expresar en voz alta.
 En el caso de mi hija mayor el impacto fue si cabe más profundo. Cuando llegó a la parte donde el niño del cuento dice que está enfadado con sus dos madres, una por no cuidarle y la otra por haber tardado mucho en ir a buscarle, ella me dijo: “¡mamá igual que yo! Yo me he enfadado muchas veces contigo porque tardasteis mucho en venir a buscarme”

Nosotros, como padres adoptivos, siempre hemos intentado hablar con mucha naturalidad sobre su familia biológica, pero no siempre ha sido fácil. La figura de la madre biológica siempre ha tenido un difícil encaje p…

Reseña "Yo NO tengo dos mamás". José María Ballarín.

"Veníamos hablando de que la adopción no es un problema; sino la solución. Y todo se resume en si encontramos respuestas como las que Mercedes Moya encuentra para nuestros niños. El niño le pregunta, en el fondo, ¿Mamá, yo soy distinto? Y tiene "agazapado" el miedo de ¿Distinto y peor?... Ella, en su libro, le contesta despacio, con diferentes intervenciones....: - Hijo, tú eres distinto y mejor..........................; "Tú tienes dos Mamás". Luego, ella, de nuevo, despacio, abordará el tema de las dos mamás....Pero en primera instancia, no se ha sumado con su cara de preocupación o con su silencio, al MIEDO de su hijo. Y así, sigue contemplándolo:…  tú tenías una madre de nacimiento, hijo” (cuanto me hubiera gustado ser yo; pero no lo lamento) “una madre “que te trajo al mundo”. ¿Entonces, mami, soy como los demás mami?“Sí, hijo, pero con dos mamás” Aquí la autora, entra en la cabeza, en el corazón y en la víscera de su hijo…y sufre, imagina….lo pone en pala…