Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2019

10 años ya. Mucho y poco a la vez.

Tras algo más de cuatro años de espera e incertidumbre tal día como hoy, hace diez años, aterrizamos en el país de nuestros hijos que aún no eran nuestros. No sabíamos a ciencia cierta nada, ni las edades ni cómo eran ni habíamos visto en foto sus caritas, tan sólo una vaga idea de que sus ojos tendrían forma de media luna y poco más.
Pudo ser el día más feliz de nuestra vida aunque, para que mentir, no lo fue. El miedo, la preocupación y la angustia se apoderó de nosotros en el primer encuentro. Algo que no se puede olvidar ni siquiera en un día como hoy en el que podemos celebrar la dicha de tenerlos. O tal vez por eso, para brindar por aquel mal trago que no fue precursor de nada.
Han pasado diez años en un suspiro, veloces, a veces como en estampida, poniendo el contrapunto el querer, que se coció a fuego lento como el mejor de los manjares. ”La forma de querer tú es dejarme que te quiera...” que decía Salinas. Pero ya no importa, porque despacito como ese bambú que crece por deb…