Ir al contenido principal

Entradas

Día mundial del cáncer de mamá, de mi mamá.

En 1988 murió nuestra madre tras tres años de enfrentarse a un cáncer de mama con los nulos medios que entonces había, hasta tenía que viajar a Granada para los tratamientos porque en Almería no se aplicaban. Murió con 53 años. El cáncer de mama es hoy uno de los tumores con mejor pronóstico y lo es gracias a las mamografías y a las campañas de detección precoz.

#DíaMundialdelCáncerdeMama



Entradas recientes

Maternidad. Conciencia y romanticismo.

Hace nueve años tal día como hoy aterrizábamos en Ust-Kamenogorsk donde comenzaría una nueva etapa de nuestra vida, de la de todos los que formamos desde entonces nuestra unidad familiar. Bueno lo de unidad vino más tarde, incluso hubo ocasiones en que creí que no iba a llegar nunca, pero llegó, aún no sabemos si para quedarse pero trajo una evidencia clara: el amor no es suficiente para criar a un hijo. En los cuatro años que duró mi prematernidad me preparé a conciencia para las complicaciones que podríamos tener y no me refiero a las burocráticas, que también, me leí y seguí todos los blogs, foros, artículos, libros, revistas…incluso creé este, mi propio cuaderno de bitácora, en donde iba compartiendo pensamientos, reflexiones, y toda aquella información que me parecía de interés y que reflejaba mis miedos e ilusiones, mis dudas y un puñado de certezas erróneas que me acompañaron durante el proceso y mucho después.
He escrito y sigo compartiendo mucha información sobre adopción, y…

Contigo pero sin ti.

A Petra Herrero Ulecia
Lo sabes, o al menos es la esperanza que tengo. Pienso en ti cada día, recurro a ti en  cada decisión, en cada reto, en cada tropiezo, en las alegrías y en las penas, siempre estás presente como ese ángel de la guarda tan necesario, como ese Pepito Grillo tan conveniente, como esa amiga invisible tan oportuna con la que una huérfana como yo nunca se siente del todo desamparada. Escribo sobre esto y me viene a la memoria la anécdota que contabas de mi hermano bien pequeño, cuando se decidió a andar, que se agarraba la camiseta con una mano a la altura del pecho y la otra la levantaba como si bailara un chotis y  así auto-agarrado guardaba el equilibrio y corría que se las pelaba de un lado para otro. Así me veo yo contigo, en la ilusión de que me llevas sujeta de la mano me agarro el pecho y tiro para adelante con el ánimo y el convencimiento de que nada malo me va a suceder, que me ayudarás a no caer…
 Hasta me he convencido de que el puñadito de personas que c…

Afrontando cambios

¿Qué hacer cuando tienes que dar a un hijo algo que te pide y que es más que razonable pero que al hacerlo a otro hijo “le perjudica”?
No voy a descubrir nada nuevo: para muchos niños los cambios, las novedades, son en muchas ocasiones si no arduos obstáculos, complicados inconvenientes,  a los que enfrentarse, sobre todo para aquellos que necesitan sí o sí saber qué va a suceder, qué vamos a comer, cenar, a dónde vamos, va papá o vas tú -mamá- y con quién,a qué hora llegarás, y qué harán ellos durante tu ausencia, por enumerar unas cuantas preguntasque muchas personas de las qué me estáis leyendo reconoceréis y que otras ajenas a estas inercias pensarán que tenemos pequeños dictadores que nos someten sin piedad al tercer grado cada vez que preparamos una maleta, quesalimos todos o salimos sin los niños, solos o solas, incluso cocinamos algo distinto o estamos previos a hacer alguna actividad que implique un cambio de rutina. Nuestros hijos/as necesitan saber, prepararse, adelantarse, s…

Mentiras y reflexiones

Un fin de semana largo da para mucho, se multiplican las horas, se dividen las tareas se resta el cansancio y se suman las diversiones. A veces, algunas veces, se producen roces y escaramuzas que dan como resultado enfados y consecuencias.
Después de una de estas contiendas de tamaño no demasiado considerable pero si demasiado repetitivas nos vimos de nuevo las caras, las malas caras y tras el rifirrafe, los pulsos y protestas y cuando los ánimos se templaron uno de los implicados vino y me hizo una pregunta... ¿mamá cómo se reflexiona?
En casa una de las consecuencias "estrella" es hacer una redacción sobre lo acontecido para que les sirva a modo de reflexión, pero han llegado a la conclusión de que esto no es suficiente para que no se "vuelva a repetir" así que esto es lo que en nuestro tablón de anuncios familiar (o sea nuestra nevera) luce a partir de hoy y hasta que sea menester. Lo comparto por si a alguna otra madre /padre/abuela/abuelo/... le sirve de ayuda…

NO sin mi hermano

Hoy es el día mundial de los hermanos, Aldeas Infantiles SOS de España ha lanzado una campaña llamada #NoSinMiHermanopara reclamar la no separación de hermanos en acogimiento y el derecho a crecer siempre juntos. Aldeas Infantiles SOS ha denunciado que en España hay más de 43.000 niños que crecen privados del cuidado de sus padres y ha reclamado medidas para evitar la separación de los hermanos en el cuidado alternativo ante la ausencia de sus padres. Con motivo del Día de los Hermanos, que se celebra el 10 de abril, la organización quiere sensibilizar sobre el derecho de los hermanos a crecer juntos y a compartir su infancia.

Es un tema que en principio no tiene discusión. Separar a los hermanos ¿A quién se le podría ocurrir algo semejante? Por eso quiero pensar en voz escrita,como profunda reflexión sobre un tema que en apariencia no tiene controversia posible.
Soy madre de dos hermanos. Cuando los adoptamos tenían 7 y 2 años y medio. Llevaban separados en distintos orfanatos desde…

Cuánto cuentan los cuentos

Los cuentos son cómo un idioma especial que entienden todos los niños, de hecho cuando no logro llegar a mis hijos, cuando mis explicaciones son atendidas como si "recitara" jeroglíficos en un idioma extranjero, recurro a los cuentos y noto como los jeroglíficos hablados se vuelven palabras y los sonidos tomaran el ritmo y cadencia de la música del flautista de Hamelín, me siguen y me escuchan.
Me encantan los cuentos, leerlos y escribirlos. Desde pequeña me inventaba cuentos que leía a mis muñecas –y a mi oso polar de peluche- a la hora de acostarles igual que mi madre hacía conmigo, ella también se inventaba cuentos, o hacía versiones divertidas de otros que anduvieron por su infancia, ”La ratita presumida y el pobre ratoncito Pérez” era uno de mis favoritos, uno de esos cuentos que van sumando pasos y personajes a cada movimiento que la resolutiva ratita tenía que hacer para conseguir el cucharón de su vecina para salvar al pobre ratoncito Pérez que estaba “metidito y …

Ese duelo que no cesa. El duelo por el vuelo adolescente

En estas fechas hay emociones removidas y duelos que si no se han superado, regresan con una gran fuerza. Aparte de las situaciones de pérdida por muerte de seres queridos o por bancarrota emocional  (en las relaciones sentimentales) en la vida hay muchos momentos de duelo, de riguroso luto interno, que son difíciles de superar. Momentos de pérdida, de desmoronamiento interior que te borra de un plumazo la realidad que tu creías a pies juntillas que de pronto se desdibuja, se evapora, ya no existe y te das cuenta de que aquello que creías que era o que iba a ser, ya ni será nunca ni tal vez existiera, salvo en tu cabeza, aunque para ti fuera la mayor de las realidades y en tu mundo fuera tan real como el aire que respiras, que tampoco lo ves pero existe y sabes que es el que te hace posible vivir cada día. Y sufres, y te apenas, y te bloqueas emocionalmente, y lo peor es que muchas veces lo tienes que hacer en silencio porque a tu alrededor todo el mundo le resta importancia, lo mini…

Ocho años

Hace ocho años desembarcamos con nuestras ilusiones y muchos miedos en Kazajistán, apenas recién llegados sin tiempo para reponer las muchísimas horas de vuelo, los 7500 kilómetros que nos separaban de aquella aventura que creíamos (inocentes de nosotros) tocaba a su fin, por fin el proceso de adopción iba a terminar, aquellos años de papeleos, incertidumbre, cierres de países secuestros de expedientes, desinformación y deshumanización, llegaba a término porque habíamos llegado a nuestra meta, ser padres. El viaje y la estancia fue toooda una experiencia, las sensaciones y emociones que allí vivimos no tienen parangón con nada de lo vivido anteriormente, y nada acabó en aquel día, en aquel viaje, esperas, burocracia y deshumanización tomaron tintes más exóticos y la experiencia se dilataría aún muchas semanas más…pero eso es otra parte de la historia. Lo que importa es que tal día como hoy, una pareja, de la mano emprendía el viaje que cambiaría cuatro vidas para siempre, conocería p…

29 flores

“El corazón es muy grande y en él, caben todas las personas a las que queremos”… les enseño a mis hijos que cada persona importante en nuestra vida pasada y presente tiene su parcela en la que crecen las flores y las plantas que corresponden a cada emoción que nos provocan. Hoy recorro tu parcela, con el alma encogida y la lágrima desprendida (justo al revés de cuando me enfado) me detengo en cada parterre, en el de diente de león con sus hojas duras y ásperas y tu ausencia se me clava como dentelladas felinas y aun así levanto y soplo su flor y pido un deseo(siempre el mismo)…
En el de las Fuchsia o pendientes de la reina que hermosean cada imagen, cada frase que conservo intacta en la memoria,  y ese grupo de rosas antiguas de té,  menudas como tú, sin espinas, clásicas y elegantes que me recuerdan tu olor en cada abrazo, y ese manojo de peonías que le dan al conjunto ese toque de sofisticación al que aún aspiro. En una esquina, inevitables, crecen las ortigas blancas que escuecen …

Emociones y sentimientos: La indefensión.

Primero la teoría: 
¿Qué es la indefensión aprendida? Martín Seligman lo definió en 1975 como un estado de apatía inducido por la experiencia reiterada de la incapacidad de actuar de modo que se logre un resultado deseado o se evite un trauma emocional. Es decir cuando el bebé, o el niño pequeño asume que haga lo que haga nunca logrará lo que se propone o quiere. Los sujetos que sienten eso se abandonan a su suerte y ya no "plantan batalla". Muestran un mecanismo de desfallecimiento cuya función adaptativa podría ser el ahorro de energía ante una situación en que notan que la lucha es inútil. Esta indefensión se puede generalizar a otros ámbitos de la vida del niño (y posteriormente del adulto que será) dando lugar a sujetos extremadamente dóciles, con poca asertividad y baja autoestima.
La indefensión aprendida sucede cuando estamos sometidos a una mala situación ante la que nos parece que no podemos hacer nada. Como creemos que es inútil luchar dejamos de hacerlo, y aunque m…

Diferencia entre madre “verdadera” y madre biológica

-¿En “confianza” qué sabes de su “madre verdadera”?
- Su madre verdadera soy yo…
-No, ya sabes a qué me refiero…
-No, tú no sabes a lo que me refiero yo.  Su madre,  la de verdad, la que mis hijos conocen, a la que acuden con sus males o sus miedos, con sus logros y conquistas,  soy yo, La “otra” , su madre biológica,  es su madre...imaginaria.

Porque piensan en ella, claro que sí, y sí, mi hija la recuerda, pero de una manera vaga y borrosa, así que lo que no recuerda , las lagunas que de ella tiene, las salva con su imaginación. Su hermano, mi hijo pequeño, no recuerda nada, no tiene una figura, un retrato en su memoria, pero se la imagina, y se pregunta qué pasó, por qué no pudo cuidarles y si todavía se acordará de ellos y si les seguirá queriendo. No entiende aún muy bien lo que significa extrema pobreza, ni renuncia, pero entiende que nació de otro vientre, un vientre lejano que le albergó y qué ha sido un niño muy deseado, tanto como para recorrer cielo y tierra durante más de…

Vivido lo vivido y por vivir.

Recibo este día recordando: 
A quien me lo enseñó todo en la vida menos a no añorarla, mi madre, a la que también le costó tanto tener hijos y que disfrutaba de este día para ella tan señalado como uno de los días más bonitos del calendario.
A la madre de mis hijos aunque en Kazajistán no celebren este día hoy.


Vivido lo vivido, convertirse en madre, no ha resultado tarea fácil. Como una actriz en paro, durante años recorrí oficina tras oficina y viajé miles de kilómetros, persiguiendo un sueño, una oportunidad, -para otros una locura-,  ¿Tanto luchar  por un papel de suplente? Leeré en muchos ojos recelosos.

Reinventarme, improvisar, aprender con escaso acompañamiento y limitados medios a desempeñar, que no a representar, un personaje comprometido, tan ansiado como complejo. Creérmelo y hacerlo creíble, del tirón sin ensayos, sin dobles ni especialistas, hacerlo para unos niños descreídos del profundo significado que la palabra madre debe de poseer, y conquistar sus corazones de peque…

Madres presentes, no hiperprotectoras

Educar es una lucha y uno de los campos de batalla más feroces es la escuela. Allí nuestros hijos se enfrentan solos a muchas cosas, a sus compañeros, a sus profesores que no siempre les entienden, a horas de tensión y también a nosotros, sus padres, padres que tenemos que hacer encaje de bolillos para que nuestros hijos ganen en autonomía, en reponsabilidad, que tenemos que marcarnos pulsos con maestros y orientadores, con normas y metodologías que no siempre facilitan las cosas y a veces hasta con la incomprensión de otras madres, porque parece que somos las madres, y como madre hablo, las que acusamos este pecado.

Hace muy poco, en una más de las conversaciones que con otras madres como yo, mantenemos con el tema central que más nos preocupa, una de ellas me contaba que en una acampada en el colegio de sus hijos no había dejado quedarse a su hijo pequeño (8 años) a dormir porque no sabía cómo gestionaría su hijo el quedarse "solo" de noche en un escenario tan desconocido…

Hijos y madres de primera

Soy madre de dos niños de primera.Nuestros hijos son pequeños grandes héroes luchadores y supervivientes. Cada niño adoptado tiene en su corta vida una historia previa muy dura.



¿No es acoso...? Es derribo.

Me gustaría empezar esta carta  diciendo queridos “compañeros” pero no puedo.
No sé cómo dirigirme a vosotros aunque si tengo claro a quienes me dirijo y porqué.
Escribo esta carta para darle voz a alguien que hoy está sufriendo lo que muchos niños en las escuelas, en los institutos, de forma silenciosa están padeciendo. Me lo ha pedido una madre, -de madre a madre-, para intentar parar lo que algunos dicen “son sólo cosas de niños”, pero que con las que día a día sin tregua, lastiman a su hija y que le están amargando la vida.
Con esta carta no voy a señalar a nadie,  pero si alguien se siente señalado que sepa que esa es exactamente mi intención y con ella espero hacer visible lo que parece que no se ve y que está a la orden del día, hasta le hemos puesto un nombre extranjero para actualizarlo, para disfrazarlo o encubrirlo más,porque parece invisible para muchos ojos adultos que están más cómodos mirando para otro lado o negándose lo que ven. La hipocresía es el velo de la mali…