Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2019

La mejor madre del mundo

Hoy recibo de regalo dos tarjetas hechas con mucho mimo y mucho arte, que rezuman amor y en las que nunca falta una frase: "eres la mejor madre del mundo". No es una frase hecha. No son sólo palabras ni reconocimiento lo que encierra esa frase. Yo lo sé, ellos también. Abrazos y sentimientos a flor de piel. 

Un día delicadamente especial para nuestros hijos y para quien haya perdido a su madre. La mía murió hace más de treinta años. La llevo necesitando todo ese tiempo. Nunca se es lo suficientemente mayor para no necesitar a tu madre. Mi madre, -seguro que como todas y para cada uno-, era una persona especial, era mi persona favorita. Hoy es un día de evocación especial también para ella. Cuando la pienso de esta manera, me surgen  muchas preguntas sobre cosas íntimas propias y familiares que sólo podría contestarme ella. Por eso no me resulta complicado ponerme en la piel de mis hijos.

Esas preguntas que germinan con más fuerza a medida que el tiempo pasa y esos preciosos mu…

La capacidad de amar

Lunes por la mañanaconversaciones de desayuno.
-Mamá eres la mejor madre del mundo…. Incluyendo a mi madre biológica.Primero te quiero a ti y luego a ella… Y yo le explico que esto no es un podio o una carrera, que no hay que dar puestos ni conquistar medallas. -Pero yo te quiero más a ti –me dice-. Entonces le lanzo la pregunta trampa: -         - ¿A quién quieres más a papá o a mamá? -          -.... ¡Eso no se pregunta!(Ahí le he dado) -          -Si quiero hasta mil os quiero quinientos a cada uno – me dice tras un rato en silencio.Y  añade al momento-Pero si os quiero tanto no me va a quedar  suficiente para querer a X.
Y yo le explico que no es así, que la capacidad de amar es la que uno tiene para querer, que no resta, ni divide, que si uno tiene una capacidad de amar de mil, será capaz de amar mil a su padre, a su madre biológica, a mí a su hermana y por supuesto a su amada X. Parece que se ha quedado más tranquilo.
No soy una santa, por supuesto que una parte de mí se sentiría alg…