Razones para felicitar

En tiempos de felicitaciones me gustaría felicitar a tod@s los que han optado por el camino de la adopción por sus distintos logros:
A quienes han conseguido tener a sus hijos con ellos independientemente si hace dos días o dos años (o mas), a los que han conseguido superar etapas peliagudas como la del consulado, la espera de asignación, el primer viaje o el juicio y a l@s que estáis esperando que vuestro expediente viaje por fin, por manteneros ilusionad@s y fuertes frente a tanta incertidumbre e incógnitas por ser esa espera tan incomprensible para todos y tan injusta.
No cabe duda de que formamos un grupo de padres con vocación y a mi me da mucho orgullo pertenecer a este grupo, foro o como queráis definirlo porque a lo largo de estos años habéis demostrado las dimensiones exactas de vuestro generoso corazón, habéis compartido alegrías y bajones dando lo mismo si ya estabais en un momento u otro, con los niños en casa o sólo en la mente, abierto vuestro corazón y expuesto vuestros miedos y preocupaciones y cuando ha sido necesario habéis aupado a quienes lo necesitaban o necesitábamos, incluso habéis ayudado a pesar de vuestro propio desánimo a que otros superaran ese momento, y no voy a recitar nombres porque sois tod@s y cada una/o en distintos momentos l@s que lo habéis hecho. Aunque si me gustaría mandarle un cariño especial a Adriana por ese batacazo emocional que acaba de sufrir su familia y del que espero se recuperen muy pronto.
Felicitaros y agradeceros mucho vuestro calor y la compañía en este camino.
Porque en muchisimos momentos duros del proceso, creo que todos hemos pesado y sentido: “¡qué bueno que estabais aquí!”.
Os envío un entrañable abrazo navideño.

Terapia de grupo

Tengo una amiga que se va a casar y lo va a hacer con el hombre de su vida, como quien dice ya está en capilla, se ha tomado su tiempo pero ha encontrado a la persona con la que forjar los cimientos de un futuro de una vida estable con planes importantes, esos cimientos son el amor, el respeto, la admiración y la confianza mutua, sólidos cimientos en los que crear una familia… pero en las 6 semanas previas al día más señalado los cimientos han empezado a tambalearse, cinco años de noviazgo feliz con discusiones breves e insignificantes desavenencias, se están convirtiendo en continuos enfados e incesantes tira y afloja que están empañando todos los preparativos y las ilusionantes vigilias.

Todo por "culpa" de la casa, la casa de sus sueños, el hogar que están decorando como nido de amor. Primero las reformas y luego la decoración, están sirviendo de caballo de batalla donde ya se discute por cualquier cosa. El no ve nada claro ninguna de las ideas que ella aporta para la casa, y ella lleva años mirando revistas de decoración y visitando tiendas de muebles, el tiene muy claras sus ideas y ceder no está en el vocabulario de ninguno así que tienen que negociarlo todo, negociar es bueno pero cuando de pronto las personas se convierten en lo mas parecido a un comercial de su propia vida y su espacio pues tal vez no sea lo mas positivo…sobre todo cuando el proyecto de "hogar dulce hogar" está a punto de convertirse en "hogar tenso hogar" o campo de batalla campal.

El caso de mi amiga, desde luego no es un caso aislado y es extrapolable a un montón de nuevas situaciones que ponen en riesgo la convivencia pacifica entre personas que se quieren.
-“¿Pero porqué...? ¿Porqué si es lo que ambos queríamos : crear un hogar... tener una casa propia donde vivir juntos…?”

Esta pregunta la hizo esta mujer en la última reunión de amigas, -que a veces parece más una reunión de brujas donde como hechiceras, nos intercambiamos pócimas y ungüentos para curar desde la garganta o las rodillas de los niños a un orzuelo, o verificamos en la más lanzada los últimos avances en mesoterapia, láser o botox.- Cuando nuestra casadera nos abre su corazón otra cuenta que exactamente le sucedió lo mismo a ella cuando se vinieron a vivir a casa los dos hijos que él tenía de un matrimonio anterior, todo se volvieron disputas de poder e intentos de establecer límites y fronteras en un matrimonio donde hasta hacía poco reinaba una satisfactoria armonía.

Cada uno intentamos cambios importantes en nuestra vida muchos de ellos propiciados por que nos creemos preparados para pasar a un "nivel superior": de pareja de hecho a matrimonio, de matrimonio a familia -por citar los ejemplos que nos ocupan-, y entonces comienzan los pulsos, las luchas intestinas por establecer o imponer nuestro criterio... ¿por cabezonería? ¡No! Porque "sinceramente creemos que es el más acertado” y se ponen de manifiesto las diferencias que nos separan de la persona a la que tan unida nos sentimos.
Cuando dos discuten por como estrujar la pasta dentrífica ¿es sólo la estética del tubo lo que está en juego? ¿O hay algo más detrás de esa desavenencia?
Otra amiga aportó su propia experiencia con una frase dilapidaria:
- “Pues si ahora discutís por esas tonterías veras cuando os vengan los hijos!”
(¡Ay madre! Que en esa situación me encuentro yo...) y siguió diciendo, mientras miraba el fondo de su taza de te como si lo que decía lo estuviera leyendo en sus posos, como una adivinadora…
-“....Empiezas discutiendo por el color de las paredes y acabas por no consultarle nada".Y ahí es donde empieza el problema! o cedes o negocias, lo de ceder es peligroso: (¿dos no discuten si uno no quiere?)
-“Si cedes acabas por aburrirte y le pierdes interés a todo: a la casa, a las vacaciones… da igual, al final va a ser lo que él quiere… o lo que quieras tu, con tal de no oírle u oírte…”

-“....Y el tener que negociar siempre produce un desgaste descomunal de tiempo y energías”…
Aquí llegamos a un punto muerto, cada una tiene por supuesto su teoría pero curiosamente no es productiva a la hora de aplicarla en su propio escenario aunque piensa que daría beneficiosos resultados en el de la prójima. Cada una lee como libro abierto al marido o a la situación de las demás pero solo ve borrones cuando se trata de leer su propia historia, y cada historia por idéntica que sea a la de la amiga que tiene al lado es personal e intransferible…

¿Cuál es la solución? Lo de intercambiarse los librillos no siempre vale porque… ¿Qué receta puede aplicarse a esas pugnas que se suscitan en momentos tan cruciales de la vida?

Una de las amigas aporta el sabio pensamiento de un sabio fruto de una sabia reflexión:
-“En tiempos de crisis no hacer mudanzas.” (*)
Y Otra contribuye con nuestra máxima favorita:
-“Señor, dame serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las cosas que puedo cambiar y sabiduría para poder diferenciarlas.” (**)
La más drástica del grupo sentencia:
-"Pues yo creo que ni con la sabiduría de los siete sabios de Grecia..."
Se hizo un silencio y entonces la de los posos del te añadió:
-“….Pues entonces dame ¡una extraordinaria mano izquierda de torero con la que capear los temporales!.”

(*)San Ignacio de Loyola
(**) Reinhold Niebuhr

Preparándome reparándome.

Hay citas que son para marcar en el calendario de por vida y celebrar aniversarios de ese día para siempre, son esos encuentros para los que una espera impaciente todo el tiempo desde que se conciertan y mientras tanto te entretienes la ansiedad en prepararte para dicho encuentro.
Llevo mucho tiempo leyendo sobre adopción, educación y postadopción, cultivando la paciencia y la perseverancia de esa manera como la cultivamos sin remedio los padres adoptantes, paciencia porque “pacemos” en inmensos prados burocráticos sin ver el final del camino en el horizonte jamás, y perseverancia porque día tras día seguimos paciendo sin derecho al mugido por miedo a que nos castiguen con poner nuestro expediente a la cola o en el fondo de un cajón y relegándolo al ostracismo (nuestro expediente ha estado 13 meses durmiendo en el limbo consular sin contar los días que se tiraba encima de la mesa de un despacho en una planta de los servicios sociales a la espera de que lo pasaran a otra planta superior solo para ponerle un sello o una firma) he estudiado ruso y hasta me he especializado en el don de la ubicuidad porque en los últimos tiempos he tenido momentos en los que he tenido que estar hasta en tres sitios a la vez.
Tanto hacer malabarismos y prepararse internamente, no cabe duda de que es provechoso y creo que incluso hace a una persona si no más completa (a mi me faltan muchos cachitos para completarme) si más preparada y pienso que todo lo vivido y lo pasado ayuda a salir fortalecido –que no endurecido-.
Cultivarse el intelecto y el espíritu está muy bien, pero ya que nos preparamos para supermadres, intentando ser "super" en tantos aspectos, permitámonos también ser un poco super...ficiales.
Casi terminados los preparativos que hemos hecho en casa, he decidido que en esta recta final hacia nuestra gran cita voy a centrarme en preparativos de lo personal e intransferible: organizo la agenda para que me hagan hueco en la peluquería la tarde antes de marchar para estar estupenda pese a aviones y horas de no dormir… o al menos presentable el día D, eso si pese a las ganas que tengo de un cambio de imagen, he decidido conservar la actual (al menos la capilar) para que los niños no me encuentren "rara".
Un poquito antes quedaré con la esteticien que se encarga de los otros pelillos, con la manicura no... Hace tiempo que renuncié a unas uñas largas y perfectas y acabé por adoptar la uña cortita y practica…
Y algo importantísimo : perder esos kilos que siempre me sobran (y que cada día me cuesta más quitármelos de encima y… de los lados!) y ya que esto implica tenacidad y constancia -y cuando la saco, la saco para todo- ahora cada noche me obligo -con sueño o sin el, con ganas o sin ellas- a desmaquillarme en profundidad y aplicarme los potingues de belleza que, -todo hay que decirlo- el nombre se me ha quedado obsoleto porque lo de "belleza" ….como que ya no me vende (creo que por eso cada día me gasto menos en ellos) también podíamos dejarlo simplemente en cremas para la cara pero resulta que en ese espacio de dermis, -tarjeta de visita y reflejo del alma- se puede una poner cientos de tipos de cremas distintas para tratamientos distintos, así que hay que especificar y si hay que puntualizar yo entonces me quedo con el de crema reparadora. Así que cada noche como si fuera un maestro de obras me repello los andamiajes faciales y me los apuntalo para que no sigan venciéndose porque de lo que se trata es de ir evitando que el colágeno y la elastina pierdan sus propiedades… y les venza la grave-edad.
Como el colágeno es algo como mas abstracto, la que noto que va perdiendo sus propiedades es la elastina, y es que estoy por untarme con esa crema reparadora los codos y las rodillas ( a modo de "tres en uno") por que los encuentro cada día menos flexibles.
Bueno a lo que iba, que me pierdo en los mundos cosmetológicos de la señorita Elena Francis…
Que estoy cuidándome y “hermoseándome” con mas esmero para la segunda cita más importante de mis últimos tiempos: la reunión con nuestros hijos, y es que en el tiempo que pasamos con ellos en Ust-Kamenogrosk obsevé que Diana se fijaba mucho y me celebraba cada cuidado extra que me proporcionaba: el día del juicio no paraba de exclamar con admiración “mama krasivaya, mama… kakaia krasivaya!”(mamá guapa, mamá... qué guapa!) y señalaba mis tacones, mis medias, mi sombra de ojos, regalándome esos piropos tan espontáneos de quien de pronto te mira con ojos nuevos ¡hasta el niño a su manera me celebro el esmerado cuidado metiéndome un dedo en el ojo para señalar que se había fijado!
Últimamente estaba yo entre tantas preocupaciones idas y venidas de hospitales y consultas, muy en plan practico y poco sacrificada en lo que se refiere a sacrificios de dieta y embellecimiento corporal, pero esta cita con nuestros hijos me ha puesto las pilas y he vuelto a las ensaladas y las tristes pechugas a la plancha y ahora en vez de siempre una ducha rápida y salir zumbando, algunos días he vuelto a mis bañitos de espuma y aceites (se que luego puedo ir olvidándome de ellos hasta que Nacho vaya a la universidad) a la esponja de crin y al despilfarro de body milk hasta las plantas de los pies y casi detrás de las orejas.
Y es que estos niños que tanto se me han metido en la piel me han recordado que esta es una de las partes más extensas y expuestas con las que nos relacionamos los seres humanos, mediante la cual damos y recibimos ternura, cariño y hasta calor y estoy preparándola para ellos (recuerdo la de mi madre como la que olía mejor y era la más suave del mundo y quiero que la mia les parezca igual a mis hijos).
También estoy revisando mi armario y he empezado a guardar los aburridos jerséis negros y grises y a aficionarme a las camisas estampadas y las rebecas de colores mas alegres, he vuelto a los pantalones de corte menos clásico y he colgado mis trajes confinándolos en el fondo del armario y limitándolos solo a aquellas ocasiones que necesariamente lo requieran. Me quedan justo dos semanas para estar estupenda.
El próximo día 19 tenemos la cita más importante de nuestra vida, yo ya la tengo señalada en el calendario con un gran corazón de tinta rojo y mientras tanto me entretengo no en arreglarme…sino en ver si tengo arreglo!

Al final del camino


En especial para Vicen, Gemma, Rocio, Mercedes, nuestras "Mares" y para todas las mamás adoptantes ....
Quiero pediros a todas las que estáis en la sala de espera de este proceso, que no os dejéis hundir por estas fechas, que son muy bonitas pero muy muy traicioneras, lo digo por experiencia, las últimas mías fueron muy amargas, a la "soledad" (no tenemos padres, ni hijos, ni sobrinos)había que añadir a Eduardo y a mi hermano pequeño luchando a vida o muerte contra el cáncer,¡¡¡¡os podéis imaginar!!!! y estas Navidades van a ser bien distintas: Eduardo tras un PET está limpio, mi hermano está a falta de que nos den los resultados de su último TAC (pero se encuentra bien) y apunto de viajar a por Diana y Nachete…
Lo que quiero deciros con esto es que a veces la vida se te pone de espaldas y con una espalda muy muy jorobada pero es posible que manteniéndose fuerte y mirando al futuro con ilusión (a mi lo que me hacía no hundirme era la absoluta certeza de que un niño o una niña me estaba esperando en alguna parte y luego resulta que era un niño Y una niña!) un buen día la vida va y se vuelve y la ves que te sonríe... ¡¡¡Y qué sonrisa!!! tienes la sensación de que tras una larga y negra tormenta se abre el cielo con esos rayos de sol sobre la tierra que parece que va a hablar Dios y que un arco iris con colores brillantes lo inunda todo y entonces respiras hondo muy hondo porque sin darte cuenta hasta ese momento habías estado aguantando la respiración por miedo.
Por favor, despejad los miedos, vuestra sonrisa os está esperando, que no os quepa duda de que os aguarda y cuando la tengáis enfrente os daréis cuenta de que merecía la pena esperar, es única e irrepetible y esperaba exclusivamente para vosotras.
Mi historia es la prueba de que por negras que se pongan las cosas, si estás segura del camino elegido, al final te espera la recompensa y el final existe, a veces está justo a la vuelta de una esquina y es un final feliz que en realidad es un comienzo. ¡Animo que os está esperando!

Anecdotas

AVENTURAS Y DESVENTURAS DE UNOS PADRES ADOPTIVOS:


Estoy recopilando anécdotas ocurridas a padres adoptantes en el país o en el proceso de adopción, cosas que por su simpatía hagan a los ojos de nuestros hijos el proceso mas amable, como "nuestras batallitas" si tienes algún incidente o capitulillo que te apetezca contar estaría encantada de que lo hicieras aquí, si lo escribes en "comentarios" le buscaremos una imagen y lo editaremos ( con todo el cariño y el respeto) y lo editaremos para que quien quiera después recopilarlo para sus hijos pueda hacerlo desde aquí.Gracias.
Empiezo yo...

Cuidado con el vocabulario:

Recien llegados a Ust-kamenogorsk quise poner en practica el año entero que me había pasado intentando aprender ruso, asi que le pedí a nuestro chofer que por favor nos llevara a algún sitio donde pudiéramos ABRAZAR (abnimat) dinero, el me miró sorprendido y se abrazaba así mismo repitiendo Обнимать? Обнимать? (abnimat?) entonces empecé a reírme y le dije обменивать! (abmenibat!:CAMBIAR) que se parecen muchísimo pero evidentemente no significan lo mismo... creo que todavía se está riendo.!
En otra ocasión una compañera me dijo que le trasmitiera lo CONTENTA (dovolnaia) que estaba con su niña a Nadia nuestra tramitadora en el país, que solo habla ruso y yo ni corta ni perezosa le expliqué lo HAMBRIENTA (golodnaia) que estaba Isabel con su Yana.
Se repitió la escena del chofer y ella se hacía círculos en el estómago repitiéndome Голодная? Голодная? (golodnaia?) cuando lo que yo debería haberle dicho era довольная (dovolnaia)!

Por cierto...¿Sabes aquel chiste de un alemán que se había aprendido mas de mil palabras en español y cuando le preguntaron que si de verdad se sabía mil palabras respondió “ si las tengo todas almacenas aquí –y se señalaba la cabeza- en el culo”….(pues a mi me ha debido ocurrir mas o menos eso!...)

Sonría por favor:
Después de un mes de estancia en Ust fuimos con unos compañeros de adopción a un mercadillo y allí nos separamos, luego nos enteramos de lo ocurridp a nuestros amigos cuando una de nuestras compañeras al ver un nutrido grupo de militares kazajos, imponentes con sus uniformes de campaña y sus gorros de pelo con insignia decidió ni corta ni perezosa, llevarse tan soberbia imagen en su cámara y les hizo una foto, al momento los militares rodearon al grupo y les pidieron pasaportes y les indicaron que debían borrar la foto que les había hecho, el marido de nuestra compañera y amiga se puso nervioso (no era para menos) y no acertaba a encontrar la foto prolongando así el momento de tensión.
Todo quedó en un susto pero ya nuestra pobre amiga se veía cenando en los calabozos de Ust-kamenogorsk! Menos mal que es una mujer muy alegre y guasoncilla porque luego tuvo que soportar toda clase de chascarrillos que le decíamos para hacerla rabiar, del tipo:
-Ya veras ahora en el juicio de adopción te preguntará el juez…”Y que hacía usted señora mía en el mercadillo central a las 12 de la mañana con una cámara fotográfica espiando a nuestro ejercito?...¡confiese que es usted una espía del CNI disfrazada de madre adoptiva!”.