Ir al contenido principal

Anecdotas

AVENTURAS Y DESVENTURAS DE UNOS PADRES ADOPTIVOS:


Estoy recopilando anécdotas ocurridas a padres adoptantes en el país o en el proceso de adopción, cosas que por su simpatía hagan a los ojos de nuestros hijos el proceso mas amable, como "nuestras batallitas" si tienes algún incidente o capitulillo que te apetezca contar estaría encantada de que lo hicieras aquí, si lo escribes en "comentarios" le buscaremos una imagen y lo editaremos ( con todo el cariño y el respeto) y lo editaremos para que quien quiera después recopilarlo para sus hijos pueda hacerlo desde aquí.Gracias.
Empiezo yo...

Cuidado con el vocabulario:

Recien llegados a Ust-kamenogorsk quise poner en practica el año entero que me había pasado intentando aprender ruso, asi que le pedí a nuestro chofer que por favor nos llevara a algún sitio donde pudiéramos ABRAZAR (abnimat) dinero, el me miró sorprendido y se abrazaba así mismo repitiendo Обнимать? Обнимать? (abnimat?) entonces empecé a reírme y le dije обменивать! (abmenibat!:CAMBIAR) que se parecen muchísimo pero evidentemente no significan lo mismo... creo que todavía se está riendo.!
En otra ocasión una compañera me dijo que le trasmitiera lo CONTENTA (dovolnaia) que estaba con su niña a Nadia nuestra tramitadora en el país, que solo habla ruso y yo ni corta ni perezosa le expliqué lo HAMBRIENTA (golodnaia) que estaba Isabel con su Yana.
Se repitió la escena del chofer y ella se hacía círculos en el estómago repitiéndome Голодная? Голодная? (golodnaia?) cuando lo que yo debería haberle dicho era довольная (dovolnaia)!

Por cierto...¿Sabes aquel chiste de un alemán que se había aprendido mas de mil palabras en español y cuando le preguntaron que si de verdad se sabía mil palabras respondió “ si las tengo todas almacenas aquí –y se señalaba la cabeza- en el culo”….(pues a mi me ha debido ocurrir mas o menos eso!...)

Sonría por favor:
Después de un mes de estancia en Ust fuimos con unos compañeros de adopción a un mercadillo y allí nos separamos, luego nos enteramos de lo ocurridp a nuestros amigos cuando una de nuestras compañeras al ver un nutrido grupo de militares kazajos, imponentes con sus uniformes de campaña y sus gorros de pelo con insignia decidió ni corta ni perezosa, llevarse tan soberbia imagen en su cámara y les hizo una foto, al momento los militares rodearon al grupo y les pidieron pasaportes y les indicaron que debían borrar la foto que les había hecho, el marido de nuestra compañera y amiga se puso nervioso (no era para menos) y no acertaba a encontrar la foto prolongando así el momento de tensión.
Todo quedó en un susto pero ya nuestra pobre amiga se veía cenando en los calabozos de Ust-kamenogorsk! Menos mal que es una mujer muy alegre y guasoncilla porque luego tuvo que soportar toda clase de chascarrillos que le decíamos para hacerla rabiar, del tipo:
-Ya veras ahora en el juicio de adopción te preguntará el juez…”Y que hacía usted señora mía en el mercadillo central a las 12 de la mañana con una cámara fotográfica espiando a nuestro ejercito?...¡confiese que es usted una espía del CNI disfrazada de madre adoptiva!”.

Comentarios

  1. Me parece muy buena idea lo de las anecdotas, pero en nuestro caso nos han pasado tantas cosas, que no sabria que colgarias mejor en tu blogs, por ello te invito a que cuando tengas tiempo, leas el mio y decidas, pues como en cada viaje nos han pasado cosas. Os damos la enhorabuena por vuestros hijos y nos alegramos mucho que estas navidades sean tan especiales, ya como familia los cuatros. Nosotros estamos también deseando que lleguen pues también seran las primeras con nuestra hija.
    Un beso

    ANGEL, ELENA Y NASTYA

    http://nuestrodeseodeserpadresestaenkaz.blogspot.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta que me cuentes lo que piensas

Entradas populares de este blog

Maternidad. Conciencia y romanticismo.

Hace nueve años tal día como hoy aterrizábamos en Ust-Kamenogorsk donde comenzaría una nueva etapa de nuestra vida, de la de todos los que formamos desde entonces nuestra unidad familiar. Bueno lo de unidad vino más tarde, incluso hubo ocasiones en que creí que no iba a llegar nunca, pero llegó, aún no sabemos si para quedarse pero trajo una evidencia clara: el amor no es suficiente para criar a un hijo. En los cuatro años que duró mi prematernidad me preparé a conciencia para las complicaciones que podríamos tener y no me refiero a las burocráticas, que también, me leí y seguí todos los blogs, foros, artículos, libros, revistas…incluso creé este, mi propio cuaderno de bitácora, en donde iba compartiendo pensamientos, reflexiones, y toda aquella información que me parecía de interés y que reflejaba mis miedos e ilusiones, mis dudas y un puñado de certezas erróneas que me acompañaron durante el proceso y mucho después.
He escrito y sigo compartiendo mucha información sobre adopción, y…

Afrontando cambios

¿Qué hacer cuando tienes que dar a un hijo algo que te pide y que es más que razonable pero que al hacerlo a otro hijo “le perjudica”?
No voy a descubrir nada nuevo: para muchos niños los cambios, las novedades, son en muchas ocasiones si no arduos obstáculos, complicados inconvenientes,  a los que enfrentarse, sobre todo para aquellos que necesitan sí o sí saber qué va a suceder, qué vamos a comer, cenar, a dónde vamos, va papá o vas tú -mamá- y con quién,a qué hora llegarás, y qué harán ellos durante tu ausencia, por enumerar unas cuantas preguntasque muchas personas de las qué me estáis leyendo reconoceréis y que otras ajenas a estas inercias pensarán que tenemos pequeños dictadores que nos someten sin piedad al tercer grado cada vez que preparamos una maleta, quesalimos todos o salimos sin los niños, solos o solas, incluso cocinamos algo distinto o estamos previos a hacer alguna actividad que implique un cambio de rutina. Nuestros hijos/as necesitan saber, prepararse, adelantarse, s…

Kintsugi: el arte de hacer bello y fuerte lo frágil.Resiliencia

A todos los que nos movemos por el mundo de la adopción, a todos los que la vida ha roto alguna vez...a todos.


Cuando los japoneses reparan objetos rotos, enaltecen la zona dañada rellenando las grietas con oro. Creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, se vuelve más hermoso.

El arte tradicional japonés de la reparación de la cerámica rota con un adhesivo fuerte, rociado, luego, con polvo de oro, se llama Kintsugi. El resultado es que la cerámica no sólo queda reparada sino que es aún más fuerte que la original. En lugar de tratar de ocultar los defectos y grietas, estos se acentúan y celebran, ya que ahora se han convertido en la parte más fuerte de la pieza. El kintsugi añade un nuevo nivel de complejidad estética a las piezas reparadas y hace que antiguas vasijas pegadas sean aún más valoradas que las que nunca se han roto. Kintsukuroi es el término japonés que designa al arte de reparar con laca de oro o plata, entendiendo que el objeto es más bello por haber es…