Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010

Nuestras primeras notas.

Nos han dado la primera evaluación de nuestra hija Diana, que llegó a España el 23 de diciembre y empezó el colegio el día 11 de enero, con apenas poco más de dos meses de clases a estas alturas del curso, las notas en si podían ser anecdóticas ya que con tan poco tiempo no se puede exigir ni pedir rendimiento académico para una niña que cuando llegó no hablaba español que nunca estuvo escolarizada, que nadie enseñó a escribir, a leer o a contar más allá de los dedos de la mano y que para ponerlo más difícil ni siquiera el alfabeto era el mismo ya que Diana estaba acostumbrada a ver (que no a leer) letras del alfabeto cirílico o kazajo.
Han sido y serán sin duda las notas más memorables de mi hija, aun con sus tres suspensos en lenguaje, matemáticas e inglés. Dejaremos a parte el inglés del que nada esperábamos porque por sentido común es una asignatura que debemos posponer.

No me llena de orgullo las calificaciones sino las notas al pie que su tutora ha tenido la gentileza de escribir …

Mucho Nacho

Estamos intentando enseñar a hablar a Nacho, (lleva tres meses con nosotros) ya nos entiende perfectamente se hace entender de maravilla por eso no se esfuerza a hablar y apenas dice algunas palabras, si que nos imita en sonidos: por poner ejemplos cuando le canto la estrofa de “en la granja de mi tía….” El me contesta con “ia ia ooooo…”con la entonación casi perfecta o me sorprende cantando en inglés el estribillo de la pelicula Madagascar "I like movie movie" o corea a Beyoncé en su genial "Single ladies" al tiempo que baila o chasca los dedos.También ha aprendido imitando a dar ordenes concretas: trae, dámelo, ven, a comer, a dormir, muy mal y su favorita “¿comoooooo?” Que es lo que les digo cuando le regaño a él o su hermana y me contestan de manera inadecuada, el a veces con genio y como queriendo pegar (al principio hacía ademán de morder).
A menudo le nombramos las cosas como jugando y se las hacemos repetir, y luego hacemos unas fiestas de risas y besotes si…

El mar y la risa

(Fotografía de la obra de Aurora Rumí: http://aurorarumi.blogspot.com/) Hace unos días Diana, mi hija de 7 años, me preguntaba cuando iríamos a bañarnos al mar, vivimos muy cerca de la playa y está deseando meterse en el agua, yo le explicaba que ahora está muy fría y que tendríamos que esperar a que hiciera calor, que pronto iríamos a jugar a la playa pero que bañarnos sería más adelante en verano. Me dijo que le daba miedo porque no sabía nadar, le explique que le enseñaríamos y que mientras se ayudaría de unos flotadores, que no se preocupara. La verdad es que hace unos meses le daba miedo la ducha y sentía pánico cada vez que le lavaba la cabeza y el agua le caía por las orejas, hasta que comprobó que no pasaba nada porque se le mojaran pasamos unos cuantos malos ratos, -a su hermano todavía le pasa y pilla cada berrinche cuando le tenemos que mojar la cabeza que quien lo oiga pensará que le debemos estar torturando-. Luego me preguntó si había peces en el mar y si eran muy grande…

Tu primer día del padre

El año pasado escribí un post en estas mismas fechas decía así:

19 de Marzo Día del Padre del 2009
Querida Hija:
Hoy hace dos años que nuestro expediente se registró en el CCAA de China, casi tres años desde que empezamos nuestro camino hacía ti. Hoy se celebra “El día del padre”.
Tienes que saber que papá te ha querido intensamente (solo sabe querer así) desde el mismo momento que pensamos en ti por primera vez.
Todo este tiempo tu padre ha estado luchando por ti, y muchas veces ha sido quien ha “empujado” a los funcionarios, y a quien hiciera falta para que ni uno sólo de los papeles que nos pedían para llegar a ti se retrasara ni un día más de lo que fuera posible y así ha llamado muchas veces a muchas personas para preguntar por esos documentos y ha ido en persona y ha pedido permiso en el trabajo y ha corrido de un lado para otro para conseguir que cada papel, cada firma, se consiguiera lo antes posible.
Papá ha demostrado muchas veces cuanto te quiere sin ni siquiera saber donde está…

El antivuelco

Antes de nada y para que se entienda el caso tengo que aclarar que una de las mayores obsesiones que tengo como madre –solo una de ellas- es la seguridad en el baño, en la bañera principalmente, no soy capaz de dejármelos solos ni un segundo y menos cuando están en el agua por poca que esta sea, ni al pequeño de dos años y medio ni a la mayor, pero la seguridad del pequeñin que aún es muy torpe y muy movido me preocupa especialmente.
Un día estaba en casa de mi vecina Teresa una de las mejores y mas participativas cooperantes de la “ONG SOS MADRE PRIMERIZA” y me pregunto “ya tenéis pato?” Y antes de que pudiera responderle –o mejor dicho preguntarle qué era eso- me prestó lo que ella llamó “pato”, y efectivamente era una especie de flotador rígido que imitaba a un pato con cara ojos y hasta con patitas de pato. Y me fui a casa tan contenta yo con mi “pato” esa misma noche lo usé por primera vez, bañé a los dos niños juntos y como tengo verdadero terror a que el pequeño –que no se está …