Ir al contenido principal

Amigas/hermanas

Han pasado 15 días desde que el juez dijo si, lo que quiere decir sentencia firme, ya Diana y Nacho son hijos nuestros sin discusión. Cada día los siento un poco más nuestros, ahora que voy lavando y guardando ropa, alguna nueva que les compramos entre risillas su padre y yo, como dos bobos:
-Mira, mira….!
-No mira tú,….
-Y esto…?
- Oye has visto esto….?,
-Pero y tú has visto esto otro…?
Y en la tienda pasamos de una percha a otra alucinados, -particularmente yo- como una cría en una juguetería, como si de vestir a la Nancy se tratara.
Otra ropa es cedida. Las amigas, esas hermanas escogidas forman una peña en plan ONG SOS MADRE PRIMERIZA y te van surtiendo de todo lo imaginable:
-La trona? Ni se te ocurra comprarla que tengo nueva la de mi hermana muerta de asco en el trastero, le das un manguerazo y como nueva…
-El carro? Oye mientras si mientras no, tengo yo el de mi Javi que está como nuevo.

Luego tengo está la que me asiste a muchísimos kilómetros de distancia, que me escucha, que me habla cuando sabe que no me apetece hablar que busca solución a dilemas que me angustian, que entiende mis preocupaciones y aplaca mis nervios.
Y la de toda la vida, que es un puñado de años más joven que una y que de pronto se ha convertido en mi hermana mayor y me llama para hablarme del Dalsy y el Apiretal y me ha pasado un montón de ropa preciosa para Diana que ella guardaba para cuando su niña fuera mas grande.
Benditas hadas madrinas, amigas constantes con las que cuento en cada etapa de mi vida, en las buenas y en las malas, en las que me han visto sufrir y han sufrido conmigo los avatares de la vida y los pesares y de la adopción, los pesados e interminables pasos. MIS AMIGAS tan dispares y todas tan incondicionales, cada una a su manera y a su estilo, siempre pendientes siempre leales, para lo bueno y para lo malo, tan diferentes!

Yo que no tengo hermanas, que mi madre hace mas de dos décadas que me falta (y ahora me falta más que nunca) tengo la suerte de contar con ese puñadico de afectuosas mujeres que pese a sus quehaceres y ocupaciones, pese a sus propias familias y problemas siempre encuentran la manera de aparecer en mi vida cuando saben que las necesito.
Mis queridas hermanas del corazón, que por fin tras este año tan angustioso que os hemos dado, podemos compartir esta alegría de la paternidad tan deseada, gracias por todo pero sobre todo gracias por la generosidad y el cariño con la que estáis compartiendo vuestra sabiduría conmigo.
Os quiero.

Comentarios

  1. Felicidades guapa por la sentencia firme, que bonito lo que cuentas de tus amigas, es normal que tengais tantas personas maravillosas alrededor, si los dos sois maravillosos. un beso y ojala que pronto estrenen la ropita los nenes.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta que me cuentes lo que piensas

Entradas populares de este blog

Tu hijo y el mío cumplirá años mañana.

Esta noche antes de que tu hijo y el mío cumpla 9 años, -siete de ellos conmigo-, y desde la oscuridad de un recuerdo que ni él ni yo tenemos de ti, quiero reservarte un hueco en mi pensamiento. Cómo no hacerlo en este aniversario de su alumbramiento, en este día en que celebraremos  que vino al mundo, porque lo trajiste tú. Pariste un ser que sin conocerte te quiere, que sin saber apenas de ti se preocupa porque no le olvides, por tus pensamientos y por tus sentimientos y que sin entenderlo, perdona el que no pudieras cuidarlo.  Diste a luz a un ser lleno de luz, un ser especial como pocos que vive y hace vivir intensamente a quien comparte su vida, su espacio o su momento, que te hace mirar un mundo que ilumina con sus ojos y convierte en un sitio mejor y mágico, pero, ¿cómo unos ojos tan pequeñitos y oscuros pueden proyectar tanta luz? Te lo estoy contando y el corazón henchido de orgullo se me escapa por las manos que teclean. No puedo dejar de pensar que esos ojos provienen de t…

Ese duelo que no cesa. El duelo por el vuelo adolescente

En estas fechas hay emociones removidas y duelos que si no se han superado, regresan con una gran fuerza. Aparte de las situaciones de pérdida por muerte de seres queridos o por bancarrota emocional  (en las relaciones sentimentales) en la vida hay muchos momentos de duelo, de riguroso luto interno, que son difíciles de superar. Momentos de pérdida, de desmoronamiento interior que te borra de un plumazo la realidad que tu creías a pies juntillas que de pronto se desdibuja, se evapora, ya no existe y te das cuenta de que aquello que creías que era o que iba a ser, ya ni será nunca ni tal vez existiera, salvo en tu cabeza, aunque para ti fuera la mayor de las realidades y en tu mundo fuera tan real como el aire que respiras, que tampoco lo ves pero existe y sabes que es el que te hace posible vivir cada día. Y sufres, y te apenas, y te bloqueas emocionalmente, y lo peor es que muchas veces lo tienes que hacer en silencio porque a tu alrededor todo el mundo le resta importancia, lo mini…

Maternidad. Conciencia y romanticismo.

Hace nueve años tal día como hoy aterrizábamos en Ust-Kamenogorsk donde comenzaría una nueva etapa de nuestra vida, de la de todos los que formamos desde entonces nuestra unidad familiar. Bueno lo de unidad vino más tarde, incluso hubo ocasiones en que creí que no iba a llegar nunca, pero llegó, aún no sabemos si para quedarse pero trajo una evidencia clara: el amor no es suficiente para criar a un hijo. En los cuatro años que duró mi prematernidad me preparé a conciencia para las complicaciones que podríamos tener y no me refiero a las burocráticas, que también, me leí y seguí todos los blogs, foros, artículos, libros, revistas…incluso creé este, mi propio cuaderno de bitácora, en donde iba compartiendo pensamientos, reflexiones, y toda aquella información que me parecía de interés y que reflejaba mis miedos e ilusiones, mis dudas y un puñado de certezas erróneas que me acompañaron durante el proceso y mucho después.
He escrito y sigo compartiendo mucha información sobre adopción, y…