Ir al contenido principal

Mamá ya no te creo

Hoy mi hija me ha echado en cara que le he mentido.
Mi hija de doce años preadolescente me ha dicho que no me va a creer nunca más.

“En casa no se juega a la pelota” es una de las normas que tenemos y que hoy domingo a las  nueve de la mañana, mientras su padre y yo estábamos en otras cosas de intendencia doméstica  ha arrojado como resultado Nacho y Diana 1 Candelabro 0 ( una  antigüedad que ha pasado a mejor vida) al oír el estruendo he acudido al campo de juego y todos echaban balones fuera.
-Ha sido Nacho-…se ha apresurado a decir mi hija y su hermano -hemos sido los dos

Tengo que reconocer que me he enfadado mucho, que he sentido lo del candelabro y que estoy cansada de repetirles que en casa no se juega a la pelota, y que no me gusto nada en el  papel de "niño eso no se hace... eso no se toca" …pero también tengo que reconocer que lo que más me ha enfadado es la actitud de mi hija…

En frío podemos analizarla, podemos ser capaces de reconducir el amasijo de emociones que, como la pelota rebotaban en todas direcciones. Pero  yo no he sido capaz, y cuando mi hija me ha dicho que ella no estaba jugando, y que ella no había sido y que ella no “había empezado”…y al ver que no le creía, que sabía que mentía, ha agotado su munición y me ha dicho a bocajarro que ella a mí ya tampoco me cree.

Cuando le he pedido que se explicara,  me ha obligado a sacar a Nacho de la habitación porque “no quería hablarlo delante de él”.

 Yo me temía lo peor, esperaba alguna historia pasada de las que trata de lanzar como arma arrojadiza en momentos en los que piensa que debe defenderse. Llegó a nosotros con siete años  y tras 5 años de convivencia, de hablar de su historia en momentos propicios para ello (no cómo este) de compartir y volcar la memoria de  su disco duro al mío y en un alarde de prepotencia dominguera, no pensaba que fuera a sorprenderme. Sin dejar de dolerme sus vivencias, me dispuse para otra acometida  en la que su memoria se desborda y envuelve las escaramuzas presentes con los conflictos pasados como un fuego cruzado, en un combate que acaba siendo una pelea entre dos frentes muy distintos a cómo empezara la contienda. 
En el fondo ella busca una salida así, intuye que de esa manera voy a ponerme a su lado para pelear con sus hostiles recuerdos y que llevar nuestra contienda doméstica a terrenos  situados a más de 7000 kilómetros es una táctica vencedora…
Pero no es el momento, le corto el camino a su estrategia  y ella me insiste para que nos quedemos a  solas…
Accedo, mando a su hermano a otra habitación en otra planta, para que no haya posibilidad de escucha y me preparo para recibir una avalancha de recuerdos de esos que nos dejan en carne viva...

-Mamá-me dice retomando la conversación en el punto donde lo dejamos, antes de hacer salir a Nacho- Yo tampoco te creo porque me has mentido.

Juro que mi sistema operativo cargado de adrenalina se puso a repasar en ese momento a toda velocidad, todas las carpetas, todos los archivos en busca de algún fallo o error que me hubiera hecho cometer  fraude en mi relación con mi hija…

-¿En qué crees que te he mentido?

-¡Tú no me dijiste que los reyes Magos  y el ratoncito Pérez son los padres!

Pues es verdad, le he mentido por omisión.




Comentarios

  1. Madre mía, y no ha hecho más que empezar la adolescencia :)
    Y tiene razón. Pffff cursos de formación deberían durar para siempre, jajaja

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, yo tambien pienso como se lo va a tomar cuando lo sepa porque por alargarle la ilusion, cuando los compañeritos le dicen que son los padres ella me pregunta y le digo que no. Pero con lo que insisto en la verdad y en que no se miente, sé que me va a tocar a mi tambien que me haga la recriminacion.

    ResponderEliminar
  3. Me has hecho reir tu y tu hija. Nuestros "sistema operativo" se pone en marcha y nos esperamos algo con muchooooo dolor ante esa frase de "me has mentido" . Porque podria a ver sido algo de su pasado incompleto. Sin embargo ella te cree a ti sobre su pasado ( sino con tu enfado, ella te lo hubiera soltado, a esa edad , seguro). Pero se ve que lo estas haciendo bien ( a pesas de tus dudas, normales y necesarias para estar alertas) . Tu hija te dijo una gran verdad , le has mentido porque los reyes magos y el ratoncito perez son los padres. Para comersela,!!! sana y que expresa sus emociones. Felicidades a las dos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta que me cuentes lo que piensas

Entradas populares de este blog

Tu hijo y el mío cumplirá años mañana.

Esta noche antes de que tu hijo y el mío cumpla 9 años, -siete de ellos conmigo-, y desde la oscuridad de un recuerdo que ni él ni yo tenemos de ti, quiero reservarte un hueco en mi pensamiento. Cómo no hacerlo en este aniversario de su alumbramiento, en este día en que celebraremos  que vino al mundo, porque lo trajiste tú. Pariste un ser que sin conocerte te quiere, que sin saber apenas de ti se preocupa porque no le olvides, por tus pensamientos y por tus sentimientos y que sin entenderlo, perdona el que no pudieras cuidarlo.  Diste a luz a un ser lleno de luz, un ser especial como pocos que vive y hace vivir intensamente a quien comparte su vida, su espacio o su momento, que te hace mirar un mundo que ilumina con sus ojos y convierte en un sitio mejor y mágico, pero, ¿cómo unos ojos tan pequeñitos y oscuros pueden proyectar tanta luz? Te lo estoy contando y el corazón henchido de orgullo se me escapa por las manos que teclean. No puedo dejar de pensar que esos ojos provienen de t…

Ese duelo que no cesa. El duelo por el vuelo adolescente

En estas fechas hay emociones removidas y duelos que si no se han superado, regresan con una gran fuerza. Aparte de las situaciones de pérdida por muerte de seres queridos o por bancarrota emocional  (en las relaciones sentimentales) en la vida hay muchos momentos de duelo, de riguroso luto interno, que son difíciles de superar. Momentos de pérdida, de desmoronamiento interior que te borra de un plumazo la realidad que tu creías a pies juntillas que de pronto se desdibuja, se evapora, ya no existe y te das cuenta de que aquello que creías que era o que iba a ser, ya ni será nunca ni tal vez existiera, salvo en tu cabeza, aunque para ti fuera la mayor de las realidades y en tu mundo fuera tan real como el aire que respiras, que tampoco lo ves pero existe y sabes que es el que te hace posible vivir cada día. Y sufres, y te apenas, y te bloqueas emocionalmente, y lo peor es que muchas veces lo tienes que hacer en silencio porque a tu alrededor todo el mundo le resta importancia, lo mini…

Maternidad. Conciencia y romanticismo.

Hace nueve años tal día como hoy aterrizábamos en Ust-Kamenogorsk donde comenzaría una nueva etapa de nuestra vida, de la de todos los que formamos desde entonces nuestra unidad familiar. Bueno lo de unidad vino más tarde, incluso hubo ocasiones en que creí que no iba a llegar nunca, pero llegó, aún no sabemos si para quedarse pero trajo una evidencia clara: el amor no es suficiente para criar a un hijo. En los cuatro años que duró mi prematernidad me preparé a conciencia para las complicaciones que podríamos tener y no me refiero a las burocráticas, que también, me leí y seguí todos los blogs, foros, artículos, libros, revistas…incluso creé este, mi propio cuaderno de bitácora, en donde iba compartiendo pensamientos, reflexiones, y toda aquella información que me parecía de interés y que reflejaba mis miedos e ilusiones, mis dudas y un puñado de certezas erróneas que me acompañaron durante el proceso y mucho después.
He escrito y sigo compartiendo mucha información sobre adopción, y…