Ir al contenido principal

Carta de fin de un año

Es Navidad, para unos un incordio, unas fechas vacías de significado y que vacían sus bolsillos, para otros una oportunidad de negocio, pero para muchos, entre los que me encuentro, son días en que algo dentro se mueve y hace renacer el niño que llevas dentro. Me pongo blandita, saturnina, taciturna y “platihonda” pero algo se me enciende en el mismo momento en que enchufamos las luces de nuestro árbol o en el que paseando reparo en las cada vez más menguadas luces navideñas de  la ciudad en la que vivo.

Me gustan los escaparates decorados con esmero, los abrazos con los amigos que hace poco o mucho que no ves pero cuyos encuentros son más prolijos en estas fechas, adoro (sí, me pongo cursi) cualquier tipo de felicitación ya sea oral, visual, digital o por escrito  aunque las tarjetas  recibidas que decoran nuestro comedor cada vez son menos y más antiguas.

Pero no todos los sentimientos son blandos… Me dan envidia las ciudades que se engalanan sin reparos y los pueblitos de montaña en donde la nieve hace recluirse alrededor de una chimenea…a 23 grados encender la chimenea… como que no apetece mucho.Los que viajan a Londres ,Nueva York, o a la Cerdeña, las personas que tienen un pueblo o una ciudad donde su familia les espera con los brazos abiertos y la mesa puesta… en la mía hay ya tantos sitios vacíos que la mesa se nos ha quedado inmensa …
Pero aún así verdosa  de envidia y todo, disfruto al cumplir con las tradiciones: escuchar, cantar y hasta bailar villancicos, y las inocentes inocentadas que no pueden faltar porque es una tradición materna que se ha convertido en un homenaje a su herencia. La risa y el sentido del humor es el mejor antídoto para la nostalgia.

  La Navidad  cruza su ecuador, ya se preparan las campanas y se piensa en el cotillón...La noche de fin de año, cuando cuente las uvas que nos  han de traer la ilusión de un año mejor, pensaré en esas sillas vacías y esos huecos nuevos que hemos removido en nuestros corazones y pensaré en aquellos que no están, en los que nunca estuvieron aunque formen parte de nuestras vidas y en los que a pesar de no estar no dejan nunca de existir entre nosotros.


Cuando toquen las campanadas justo antes del abrazo que funde un año y funda uno nuevo mis duendes y fantasmas se harán burbujas y brindaré  por el nuevo año que me permita seguir abrazando con fuerza a mi puñadito de seres queridos y a esos amigos que nos brindan su calor y su casa y pediré nuevos sueños, a ser posible cumplidos para cada uno de vosotros.

 ¡ Feliz deseos cumplidos!

Comentarios

  1. Todos mis mejores deseos.. Los cumplidos y sobre todo los que quedan x cumplir!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta que me cuentes lo que piensas

Entradas populares de este blog

LA HISTORIA DE ERNESTO

Autor: MERCE COMPANY Editorial: SM ISBN:84-348-1929-5 AÑO: 1986 1ª edición (yo tengo la 25ª)

La historia esta bien desarrollada y bien planteada transcurre a lo largo de un día: el quinto aniversario de la llegada de Ernesto. Sus padres y él lo celebran todos los años. Ernesto es un niño adoptado de seis años y cada aniversario pide que le vuelvan a contar los detalles de todo lo hicieron sus padres para adoptarlo. Le cuentan por qué sus padres biológicos no pudieron criarlo, por qué ellos lo adoptaron y qué es lo que significa ser padres. El niño cada año pregunta cosas nuevas y los padres le dicen la verdad en la medida que es capaz de comprenderla. Este año lo celebran, además, con un regalo muy especial: le regalan una gatita a la cual Ernesto decide adoptar.
La salvedad que para mi tiene este libro y que me parece injustificable es cómo alguien que parece conocer el mundo de la adopción tan bien, permite que en su contraportada, en la 25 edición (no ya en las primeras) en la reseña …

El pájaro Moscón.

En donde vivo hay muchas clases de pájaros, tengo la suerte de vivir al borde del Parque Natural Cabo de Gata y durante todo el año escucho distintos sonidos de pájaros y hay uno que me desconcierta. Es un sonido peculiar, un silbar hacia adentro, una especie de estertor, un silbido aspirado como cuando alguien tiene problemas respiratorios…antes de escuchar el video, prueba a hacerlo y sabrás a qué me refiero.
La otra mañana muy temprano tendida en la cama con las primeras luces del recién estrenado verano lo escuchaba. Parecía como si sólo ese pajarillo y yo estuviéramos despiertos porque no había ningún ruido más, ni sonido alguno producido por humanos ni animales. Sólo ese pajarillo y me inquietaba oírlo, me molestaba…si no lo oyera ya tantas mañanas pensaría que algún polluelo estaba agonizando.Se me había quedado tan fijado en la mente que ya lo distinguía claramente aunque hubiera otros muchos pájaros piando con él y sobre el ruido del viento y de los coches. El caso es que lo…

La capacidad de amar

Lunes por la mañanaconversaciones de desayuno.
-Mamá eres la mejor madre del mundo…. Incluyendo a mi madre biológica.Primero te quiero a ti y luego a ella… Y yo le explico que esto no es un podio o una carrera, que no hay que dar puestos ni conquistar medallas. -Pero yo te quiero más a ti –me dice-. Entonces le lanzo la pregunta trampa: -         - ¿A quién quieres más a papá o a mamá? -          -.... ¡Eso no se pregunta!(Ahí le he dado) -          -Si quiero hasta mil os quiero quinientos a cada uno – me dice tras un rato en silencio.Y  añade al momento-Pero si os quiero tanto no me va a quedar  suficiente para querer a X.
Y yo le explico que no es así, que la capacidad de amar es la que uno tiene para querer, que no resta, ni divide, que si uno tiene una capacidad de amar de mil, será capaz de amar mil a su padre, a su madre biológica, a mí a su hermana y por supuesto a su amada X. Parece que se ha quedado más tranquilo.
No soy una santa, por supuesto que una parte de mí se sentiría alg…