Ir al contenido principal

El pájaro Moscón.



En donde vivo hay muchas clases de pájaros, tengo la suerte de vivir al borde del Parque Natural Cabo de Gata y durante todo el año escucho distintos sonidos de pájaros y hay uno que me desconcierta. Es un sonido peculiar, un silbar hacia adentro, una especie de estertor, un silbido aspirado como cuando alguien tiene problemas respiratorios…antes de escuchar el video, prueba a hacerlo y sabrás a qué me refiero.

La otra mañana muy temprano tendida en la cama con las primeras luces del recién estrenado verano lo escuchaba. Parecía como si sólo ese pajarillo y yo estuviéramos despiertos porque no había ningún ruido más, ni sonido alguno producido por humanos ni animales. Sólo ese pajarillo y me inquietaba oírlo, me molestaba…si no lo oyera ya tantas mañanas pensaría que algún polluelo estaba agonizando.  Se me había quedado tan fijado en la mente que ya lo distinguía claramente aunque hubiera otros muchos pájaros piando con él y sobre el ruido del viento y de los coches. El caso es que lo busqué en internet. Y me costó un poquito. La hembra parece un gorrión con cara de sueño y el macho tienen un característico antifaz  y no suelen verse por estas latitudes pero les gusta anidar en los tarays  y además sus nidos parecen un calcetín viejo colgando de una rama y recuerdo que en un paseo por la rambla vi un nido así y me pareció más de una araña que de un ave. Como pasa con todo, conociendo más a este pequeñajo he logrado no centrarme en su canto ni dejar que me rompa la armonía de los demás cantos que tanto me acompañan y tanto me gustan oír .Y digo “me” rompa, porque a los demás miembros de la familia lejos de molestarles, les hace gracia. Así que era yo la que me lo tenía que hacer mirar.

Y de pronto pensé que ese pájaro no sabe piar de otra forma. Él hace lo que tiene que hacer y cómo únicamente sabe hacerlo. Y que no me guste a mí o que chirríe en mi interior porque conecte con recuerdos intensamente dolorosos, no le hace culpable de piar así. Ni lo hace menos valioso para el entorno.  

Y me vienen un montón de analogías que podría aplicarse a nuestros niños y a algunos maestros. Muchos de los niños que han sufrido adversidades cuando su vida estaba empezando pueden intentar llamar la atención y comunicarse de manera molesta y chirriante, pueden resultar diferentes y puede que como el moscón, se encuentren desplazados. Pero si se es capaz de molestarse en conocer un poco más sobre ellos también puede que nos enseñen incluso una lección sobre la vida y la supervivencia y hasta echemos de menos su canto si un día no se produce.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La capacidad de amar

Lunes por la mañanaconversaciones de desayuno.
-Mamá eres la mejor madre del mundo…. Incluyendo a mi madre biológica.Primero te quiero a ti y luego a ella… Y yo le explico que esto no es un podio o una carrera, que no hay que dar puestos ni conquistar medallas. -Pero yo te quiero más a ti –me dice-. Entonces le lanzo la pregunta trampa: -         - ¿A quién quieres más a papá o a mamá? -          -.... ¡Eso no se pregunta!(Ahí le he dado) -          -Si quiero hasta mil os quiero quinientos a cada uno – me dice tras un rato en silencio.Y  añade al momento-Pero si os quiero tanto no me va a quedar  suficiente para querer a X.
Y yo le explico que no es así, que la capacidad de amar es la que uno tiene para querer, que no resta, ni divide, que si uno tiene una capacidad de amar de mil, será capaz de amar mil a su padre, a su madre biológica, a mí a su hermana y por supuesto a su amada X. Parece que se ha quedado más tranquilo.
No soy una santa, por supuesto que una parte de mí se sentiría alg…

ASOCIACIÓN NACIONAL DE DONANTES DE CUERPO A LA CIENCIA : un doloroso fraude

Mi hermano era una persona especial, con 37 años  le diagnosticaron un cáncer raro,  con un muy mal pronóstico. Le operaron y trataron con infinitas sesiones de quimioterapia intravenosa. Pero todo tratamiento resultó en vano, la rara etiología del cáncer que le tocó, resultó un fiasco para la medicina. Y cuando los médicos le dijeron que no podían hacer nada más por él, él buscó una manera de que todo aquel sufrimiento y lucha sirviera para algo, sirviera para alguien: vida después de la vida. Era una persona generosa y así cuando ya nada se podía hacer para curarle, decidió que donaría su cuerpo a la ciencia, para que si alguien más lo padeciera sirviera su muerte para salvarle, o al menos para que los científicos pudieran estudiar sobre lo que no pudieron remediar. Para ello se dirigió donde cualquiera que quisiera buscar información se dirigiría: a internet. La cesión de su cuerpo fue a través de la página web:                   



http://www.asociaciondonantesdecuerpo.es/

Esta página p…