El verano también llegó para Diana

Diana y yo hemos tenido un año agotador, con altos y bajos, encuentros, desencuentros, reencuentros y encontronazos. Sin llegar a perdernos nunca, nos hemos sentido muy muy cerca y lejanas y ajenas en algunos momentos y aunque parece que todo forma parte de la fusión y el conformar el vinculo, la preadolescencia, pronto, demasiado pronto, llama con su rebeldía a la puerta de una niña que no ha tenido muchas ocasiones para serlo- ni niña ni rebelde- y cuya vida no ha cesado de variar a ritmos de vértigo, desde sus primeras etapas.



La vida es un no parar, ya lo sabemos, justo cuando nos empezamos a estabilizar aparecen asomando en lontananza las hormonas y los cambios…Pero aún hay mucha niña en ese cuerpo grandote y mucha, mucha ingenuidad. A veces “demasiada” para el momento en que vivimos y los niños con los que convivimos que han crecido aquí.
Ella es una cría que intenta ver en sus compañeros amigos y en sus amigos, hermanos;  una niña que confunde todavía las intenciones de unos y de otros y le cuesta distinguir las ironías y los agravios camuflados.
No le  resulta fácil entender, por ejemplo, que para unos la palabra “china” es sinónimo de cultura, belleza, exotismo y otros sin embargo la empleen como un dardo envenenado, cargado de discriminación e intransigencia.
-Mamá… ¿la palabra China es polisémica?
Pues sí… China el país, china la raza y china de piedra pequeña…
-Y también la dicen para meterse conmigo…
Y cuando ella piensa que el que la llama así es “recuperable”, que no lo dice sino por equivocación, ella con paciencia explica que no, que no es china, en lo que casi se ha vuelto una letanía:
-“Que no soy china, que soy kazaja, aunque las chinas son muy majas”…
O ” No me molesta que me llames china, las chinas son guapísimas”…
Y como lo de china no le ofende pues acudinen a los eufemismos:
-Mamá…¿Es verdad que tengo la cara plana? Es que en el cole unos chicos me dicen “cara plana”…
Y a mí, que no se me había ocurrido, la bilis me sube hasta quemarme la garganta…
- A ver cariñin…tu tienes rasgos orientales y uno de ellos es la estructura de la cara si, pero yo tengo el culo gordo, bonito o feo pero gordo, a ti te parece bien que alguien me llame culo gordo?
- Mamá tú tienes el culo más bonito de mundo….
- Si cariño y tú la cara más linda del universo
- ¿“Las gentes” que maleducadas que son, verdad mamá?
Para compensación la notas y para muestra un botón: la superación mayor ha sido la de la asignatura “conocimiento del medio”, que tantos quebraderos de cabeza nos dio en 4º ya que el “medio” que  se suponía teníamos que conocer y estudiar, para mi hija le resultaba bastante desconocido y ¡este año hemos terminado con sobresaliente! 
Unas notas de campeonato. 
A la vista de los buenos resultados no puedo por menos que tener un cariñoso recuerdo para Ruth Peris Lopez la maestra que consiguió en 2º curso de primaria que mi hija se adaptara al colegio recién venida de kazajistán y que a pesar de los muchos handicaps( el idioma -hasta el distinto alfabeto-, el entorno, su totalmente nueva vida...) aprendiera las bases y lo necesario para empezar su, hasta entonces inexistente andadura académica.
Gracias también al inestimable apoyo y seguimiento constante y profesional de su "seño" de 5º, Pilar Sánchez y al apoyo de sus compañeras y amigas, Noelia y Veneta. Unos resultados que han sido muy trabajados y que la tienen –nos tienen- llena de orgullo y feliz pese a todos los contratiempos y las pérdidas, pese a los incipientes cambios, las rebeldías primerizas con las argucias, los desatinos y los desafíos que asoman por el quicio de la edad propia para ellos y que aunque resultan inquietantes no dejan de ser una manifestación más que nuestra niña se siente anclada en su familia, que empieza a enseñar los dientes,  y hasta esos colmillos retorcidos que todos tenemos (uno, que el otro se le acaba de caer) pero que tratamos de mostrar lo menos posible y Diana empieza a mostrarlos en sus rasgos de carácter, algo que si bien no resulta divertido, el que mi hija por fin los exteriorice, es un paso de gigante y cuando lo escribo reconozco que la teoría me sale perfecta, pero luego la practica está llena de flecos y resulta bastante más complicada. 

Se acabó el curso y empezó el verano y como todos los comienzos están llenos de promesas. Y yo me prometo darle a los niños un verano lleno de momentos, como los que yo tengo atesorados de aquellos veranos de mi infancia, de horarios flexibles, de planes imprevistos  y nuevos amigos eventuales. De juegos a veces salvajes con los primos o los vecinos en la hierba o en el agua -dulce o salada-, de pieles tostadas,  (a veces demasiado) asistidas luego con Aftersun,(dicho como suena y acento en la u) de obligatorias siestas en penumbra seguidas  de  carreras de bicis, de jugar al escondite o a largas partidas de ping pong , de bocadillos de foie-gras y  polos de fresa, de tardes de vestidos de algodón estampado y noches contemplando las estrellas con mosquitos o sin ellos…planes pequeños, fugaces e instantáneos que a la postre son los que han llenado las postales más felices de mis veranos infantiles. Me gustaría que el álbum de las memorias estivales de mis hijos también contara con postales similares, en las mías de juegos en pandilla mis padres no aparecen, pero sé que son los que propiciaron cada momento que atesoro y voy a recoger su testigo.

6 comentarios:

  1. ¡Qué bonita tu niña! No me extraña que estéis orgullosos de ella, es increíble sus progresos. Y enhorabuena para las dos, te imagino detrás de ella apoyandola, enseñándole... La malicia en algunos niños es increíble, cuando la veo me pregunto que hay detrás de ese niño para ser así de borde... Aunque hay quien es así. Sea como sea es algo que nuestros hijos no tienen. Peña que algo bueno, se vuelva en su contra.
    Como entiendo tus deseos de llenar la mochila de nuestros hijos de momentos felices. A veces creo que esos momentos son como el cimiento de una casa. Se necesitan para poder construir .
    Buen verano se sedfelices

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os deseo también para vosotros un verano lleno de "momentos".
      El problema es que detrás de esos niños no hay unos buenos jardineros que se ocupen de ir enderezando tanto arbolillo torcido, y tu casa de sólidos cimientos que tanto cuesta construir se encuentra amenazada por un puñado de alcornoques y tarugos, pero es imposible vivir sin ese jardín en donde hay de todas las especies ...Nosotros seguiremos cuidando la nuestra y dandole armas y armadura para salir adelante ¿verdad?
      Gracias por tu comentario y por asomarte por aquí. Un abrazo grande

      Eliminar
  2. Ruth Peris López14/7/13 9:30 p. m.

    Que gran honor asistir a este despliegue de cariño, ternura, tesón, amor incondicional y sobre todo de generosidad. Y como siempre un placer estar a su lado y formar parte, tímidamente de ese crecimiento enorme. Muchas gracias por sacarme los colores. Gracias por hacer que mi trabajo sea una pasión y se pueda levantar con orgullo la cabeza. Espero que ese verano que de tu infancia recuerdas lo tengan tus hijos hoy y siempre... Ruth

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres la profe??? Enhorabuenísima...Las dos profes de mis hijos han sido tan importantes como yo...este año...Han sacado lo mejor de ellos...con cariño y comprensión...Feliz futuro profesional...Si Mercedes habla así de tí, es porque te lo mereces...!!!
      Mei

      Eliminar
  3. Querida Ruth es que tu formas parte muy importante de nuestra historia, de la historia de mi hija que es una historia de superación en la que tu pusiste los cimientos del aprendizaje.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  4. Qué inocente y buena persona tu hija...Me recuerda tanto a la mía...siempre intenta salvar a las personas, pero yo le explico que, a veces, hay gente que no tiene salvación porque ellos no quieren redimirse, ser amables y dejar vivir a los demás. En fin, que llegó el verano y es tiempo de otras cosas, de prestarles más atención a sus juegos, a sus confidencias, a sus tiempos...a sus mimos y sentimientos...de relajación para todos. Aprovechad que el verano es tan corto, cuando te haces adulto...verdad? Miles de abrazos para ese tesoro tan bonito que tienes en casa, y un achuchón para el pillín pequeñajo...que lo es...DISFRUTAD!!!!!!!!!!!
    Mei

    ResponderEliminar

Me encanta que me cuentes lo que piensas