Ir al contenido principal

Un año más, desde el recuerdo...de cada día.

No se si a alguien más le pasa o soy un bicho raro pero llevo en mi interior una especie de reloj cuya alarma de aviso suena en una fecha determinada, mi humor se amohína, me pongo triste y enfadada a la vez, casi intratable, rompería a llorar por cada esquina y sobre todo me siento la persona más sola y desvalida del universo. Cada día siento mi orfandad un poquito y añoro a mi madre desde el mismo instante en que murió-tal día como hoy - con la misma fuerza y siento el mismo vacío, un vacío que nada ni nadie podrá llenar nunca porque ese es su espacio, su sitio y por lleno que esté mi corazón de amor por mis demás seres queridos ese hueco sigue ahí imposible de llenar.

La eché de menos en cada duda y en cada celebración, en cada problema y en cada alegría, en los días mas felices de mi vida y en los mas duros, aunque siempre acaricio la idea de que ella está ahí a mi lado,acariciándome el corazón, sujetándome para que no me rinda, quitando escollos de mi camino…


Antes de convertirme en madre tenía de ella una imagen y unos recuerdos, millones de recuerdos, pero siempre había alguno recurrente: Algún gesto muy suyo, su tacto, su olor, el calor que me trasmitía, la seguridad y el sentimiento de refugio.


Ahora ya madre yo, es como si la viera desde otro ángulo con otros ojos y a veces esto me acerca mucho más a ella y otras me aleja y me enfada. Si, reconozco que desde que soy madre he tenido una época en la que casi no “me hablaba con ella”, he llegado incluso a estar enfadada y molesta con su recuerdo, pero siempre hay algo que me la devuelve y me hace que la entienda y me demuestra lo difícil que debió de ser para ella también, por su forma de ser y por sus propias circunstancias y me doy cuenta de que antes la miraba desde la altura de mi niñez y ahora además de haber crecido e ir acercándome a la edad en la que enfermó, en la que murió, la miro desde otra perspectiva, desde otros enfoques y la comprendo más, y entonces me vuelvo pequeña otra vez y le echo la culpa a la vida, a sus zancadillas y en vez de enfadarme con ella me enfado con el mundo en general y...es cuando me doy cuenta de que ha vuelto a sonar el reloj de mi memoria histórica, ese que por ocupada o enfrascada en otros temas que esté me recuerda que tal día como hoy cuando las dos éramos demasiado jóvenes para separarnos. Mi madre tuvo que marcharse para siempre, ella que me lo procuró enseñar todo pero lo que no pudo enseñarme es cómo vivir sin ella.


"Una noche de verano
—estaba abierto el balcón
y la puerta de mi casa—
la muerte en mi casa entró.
Se fue acercando a su lecho
—ni siquiera me miró—,
con unos dedos muy finos,
algo muy tenue rompió.
Silenciosa y sin mirarme,
la muerte otra vez pasó
delante de mí. ¿Qué has hecho?
La muerte no respondió.
Mi madre* quedó tranquila,
dolido mi corazón,
¡Ay, lo que la muerte ha roto
era un hilo entre los dos!."
Antonio Machado.

(*niña en el poema original)

Comentarios

  1. este 25 de Agosto ha hecho 19 años que falta mi padre, así que entiendo muy bien como te sientes. Le echo de menos siempre, pero hay acontecimientos en los que su falta es más difícil. Pero no tenemos más remedio que acostumbrarnos a su ausencia. Yo estoy convencida que velan por nosotros aunque no los veamos, y que ya nos encontraremos más adelante.

    Mucho ánimo y besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta que me cuentes lo que piensas

Entradas populares de este blog

La capacidad de amar

Lunes por la mañanaconversaciones de desayuno.
-Mamá eres la mejor madre del mundo…. Incluyendo a mi madre biológica.Primero te quiero a ti y luego a ella… Y yo le explico que esto no es un podio o una carrera, que no hay que dar puestos ni conquistar medallas. -Pero yo te quiero más a ti –me dice-. Entonces le lanzo la pregunta trampa: -         - ¿A quién quieres más a papá o a mamá? -          -.... ¡Eso no se pregunta!(Ahí le he dado) -          -Si quiero hasta mil os quiero quinientos a cada uno – me dice tras un rato en silencio.Y  añade al momento-Pero si os quiero tanto no me va a quedar  suficiente para querer a X.
Y yo le explico que no es así, que la capacidad de amar es la que uno tiene para querer, que no resta, ni divide, que si uno tiene una capacidad de amar de mil, será capaz de amar mil a su padre, a su madre biológica, a mí a su hermana y por supuesto a su amada X. Parece que se ha quedado más tranquilo.
No soy una santa, por supuesto que una parte de mí se sentiría alg…

ASOCIACIÓN NACIONAL DE DONANTES DE CUERPO A LA CIENCIA : un doloroso fraude

Mi hermano era una persona especial, con 37 años  le diagnosticaron un cáncer raro,  con un muy mal pronóstico. Le operaron y trataron con infinitas sesiones de quimioterapia intravenosa. Pero todo tratamiento resultó en vano, la rara etiología del cáncer que le tocó, resultó un fiasco para la medicina. Y cuando los médicos le dijeron que no podían hacer nada más por él, él buscó una manera de que todo aquel sufrimiento y lucha sirviera para algo, sirviera para alguien: vida después de la vida. Era una persona generosa y así cuando ya nada se podía hacer para curarle, decidió que donaría su cuerpo a la ciencia, para que si alguien más lo padeciera sirviera su muerte para salvarle, o al menos para que los científicos pudieran estudiar sobre lo que no pudieron remediar. Para ello se dirigió donde cualquiera que quisiera buscar información se dirigiría: a internet. La cesión de su cuerpo fue a través de la página web:                   



http://www.asociaciondonantesdecuerpo.es/

Esta página p…

LA HISTORIA DE ERNESTO

Autor: MERCE COMPANY Editorial: SM ISBN:84-348-1929-5 AÑO: 1986 1ª edición (yo tengo la 25ª)

La historia esta bien desarrollada y bien planteada transcurre a lo largo de un día: el quinto aniversario de la llegada de Ernesto. Sus padres y él lo celebran todos los años. Ernesto es un niño adoptado de seis años y cada aniversario pide que le vuelvan a contar los detalles de todo lo hicieron sus padres para adoptarlo. Le cuentan por qué sus padres biológicos no pudieron criarlo, por qué ellos lo adoptaron y qué es lo que significa ser padres. El niño cada año pregunta cosas nuevas y los padres le dicen la verdad en la medida que es capaz de comprenderla. Este año lo celebran, además, con un regalo muy especial: le regalan una gatita a la cual Ernesto decide adoptar.
La salvedad que para mi tiene este libro y que me parece injustificable es cómo alguien que parece conocer el mundo de la adopción tan bien, permite que en su contraportada, en la 25 edición (no ya en las primeras) en la reseña …