Ir al contenido principal

Una madre adoptiva explica el problema de las 240 familias afectadas por el cierre de Kaz.

AYUDAD, HAY MUCHOS NIÑOS EN ESPERA DE UN HOGAR

El Estado de Kazajstán cancela los expedientes de adopción de 240 familias españolas, que verán retrasado su proceso varios años Sin ninguna base legal y de manera permanente, Kazajstán rechaza los expedientes de adopción de 240 familias españolas que estaban finalizando su proceso, y tiene la intención de devolverlos a España.
Las soluciones son iniciar un nuevo trámite de adopción en otro país o continuar en éste si se cumplen una serie de condiciones. Cualquiera de ellas supondría una demora mínima de varios años.
Es el caso de Maria José y Carlos, una familia asturiana que tras más de 4 años de trámites, esperas angustiosas y muchos malos momentos, estaban a punto de viajar a Kazajstán para conocer a sus hijos.
Puedes leer su historia en http://degijonakaz.blogspot.com/
Firma tu petición y solicita a la Ministra de Sanidad y Política Social, Dª Leire Pajín Iraola, que realice cuanto esté en su mano para defender a las 240 familias que se encuentran en similar situaciónAl firmar la petición estarás enviando esta cartaDestinatario:
Excelentísima Dª Leire Pajín Iraola El estado de Kazajstán se encuentra actualmente en proceso de adaptación al Convenio de La Haya, para lo que se está tramitando una nueva ley de adopciones.Con este motivo, el pasado 15 de Diciembre de 2010 el estado de Kazajstán decidió unilateralmente y sin ninguna base legal, devolver a sus países de origen todos los expedientes de adopción que no tuvieran un menor asignado antes de esa fecha. Esta medida afectaría aproximadamente a 240 familias españolas.
Es el caso de Maria José y Carlos, una familia asturiana que cuentan en su blog ( http://degijonakaz.blogspot.com ) cómo tras más de 4 años de trámites, esperas angustiosas y muchos malos momentos, estaban a punto de viajar a Kazajstán para conocer a sus hijos.
Las soluciones son iniciar un nuevo trámite de adopción en otro país o continuar en Kazajstán cuando el proceso de adaptación culmine. Cualquiera de ellas supondría una demora mínima de varios años.
Declaro mi total solidaridad con esta familia y con las aproximadamente 240 familias españolas que se encuentran en situación similar.
Por todo ello y en virtud del art. 29 de la Constitución Española (derecho de petición),
SOLICITO a la Excelentísima Ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Dª Leire Pajín Iraola que realice cuantas gestiones le sean posibles para defender la situación de estas familias españolas, y la de todos los niños y niñas que van a verse perjudicados/as.
Por último, también le pido que esta reclamación que le envío sea atendida y respondida en el más breve plazo posible.
Sin otro particular, y esperando su respuesta, me despido de ustedAtentamente,Por favor, firmar la petición, pinchando en el widget de la derecha. (en el caso de nuestro blog está a la izquierda)
Publicado por ANGEL, ELENA Y NASTYA.




Gracias Elena por permitirme copiar esta entrada de tu blog.

Comentarios

  1. Resulta que yo lo copie del blog de una amiga mía, que tiene mucho vicio en los blogs pensando que al leer artículo habia resumido muy bien el problema, y hoy vicheando resulta que es la entrada del blogs de gijon a kaz, por lo tanto no se si se enfadarán porque lo hemos echo de la mejor intención para ayudarles a ellos y a las 239 familias restantes. Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta que me cuentes lo que piensas

Entradas populares de este blog

Maternidad. Conciencia y romanticismo.

Hace nueve años tal día como hoy aterrizábamos en Ust-Kamenogorsk donde comenzaría una nueva etapa de nuestra vida, de la de todos los que formamos desde entonces nuestra unidad familiar. Bueno lo de unidad vino más tarde, incluso hubo ocasiones en que creí que no iba a llegar nunca, pero llegó, aún no sabemos si para quedarse pero trajo una evidencia clara: el amor no es suficiente para criar a un hijo. En los cuatro años que duró mi prematernidad me preparé a conciencia para las complicaciones que podríamos tener y no me refiero a las burocráticas, que también, me leí y seguí todos los blogs, foros, artículos, libros, revistas…incluso creé este, mi propio cuaderno de bitácora, en donde iba compartiendo pensamientos, reflexiones, y toda aquella información que me parecía de interés y que reflejaba mis miedos e ilusiones, mis dudas y un puñado de certezas erróneas que me acompañaron durante el proceso y mucho después.
He escrito y sigo compartiendo mucha información sobre adopción, y…

Afrontando cambios

¿Qué hacer cuando tienes que dar a un hijo algo que te pide y que es más que razonable pero que al hacerlo a otro hijo “le perjudica”?
No voy a descubrir nada nuevo: para muchos niños los cambios, las novedades, son en muchas ocasiones si no arduos obstáculos, complicados inconvenientes,  a los que enfrentarse, sobre todo para aquellos que necesitan sí o sí saber qué va a suceder, qué vamos a comer, cenar, a dónde vamos, va papá o vas tú -mamá- y con quién,a qué hora llegarás, y qué harán ellos durante tu ausencia, por enumerar unas cuantas preguntasque muchas personas de las qué me estáis leyendo reconoceréis y que otras ajenas a estas inercias pensarán que tenemos pequeños dictadores que nos someten sin piedad al tercer grado cada vez que preparamos una maleta, quesalimos todos o salimos sin los niños, solos o solas, incluso cocinamos algo distinto o estamos previos a hacer alguna actividad que implique un cambio de rutina. Nuestros hijos/as necesitan saber, prepararse, adelantarse, s…

Kintsugi: el arte de hacer bello y fuerte lo frágil.Resiliencia

A todos los que nos movemos por el mundo de la adopción, a todos los que la vida ha roto alguna vez...a todos.


Cuando los japoneses reparan objetos rotos, enaltecen la zona dañada rellenando las grietas con oro. Creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, se vuelve más hermoso.

El arte tradicional japonés de la reparación de la cerámica rota con un adhesivo fuerte, rociado, luego, con polvo de oro, se llama Kintsugi. El resultado es que la cerámica no sólo queda reparada sino que es aún más fuerte que la original. En lugar de tratar de ocultar los defectos y grietas, estos se acentúan y celebran, ya que ahora se han convertido en la parte más fuerte de la pieza. El kintsugi añade un nuevo nivel de complejidad estética a las piezas reparadas y hace que antiguas vasijas pegadas sean aún más valoradas que las que nunca se han roto. Kintsukuroi es el término japonés que designa al arte de reparar con laca de oro o plata, entendiendo que el objeto es más bello por haber es…