Ir al contenido principal

La vida luminosa


Hace dos noches fuimos con los niños hasta la orilla del mar y no había mar…parecía que no había porque en el cielo no había ni una estrella, no había luna y el mar estaba tan en calma que ni se oía.  Fue la noche más oscura y no es una metáfora.


Los seres queridos, las personas luminosas que perdemos ,ayudan con sus enseñanzas y su energía a iluminarnos la oscuridad en la que nos dejan sumidos.
 Creo que ahora mismo mi hermano debe de estar tomándose su tempo para que su estrella llegue al cielo y vuelva a alumbrar nuestra vida con aquella fuerza poderosa con que lo hacía en vida.
Hasta que llegaron mis hijos él era “mi pequeño” y mi preocupación por él siempre fue más allá que la preocupación por un hermano, mi madre se marcho pronto para mí, pero para él su enfermadad y muerte ocurrió en la adolescencia, así que uno puede imaginar lo difícil que le resultó la vida, pero la madera era buena y no ardió en el infierno en el que, cuando además murió poco después repentinamente nuestro padre, creyó sumirse.
Luego cuando ya era un “hombre de provecho”, con un trabajo que le gustaba, su casita, su pareja, sus amigos, su deporte, vino la enfermedad y volvimos a sentir las llamas de nuestros miedos, la soledad y el desamparo, pero con mucha fuerza y ganas de vivir me prometió que no se dejaría morir y que iba a luchar, yo estaba con él cuando le dijeron a que mal se enfrentaba, el día después de cumplir 37 años y recuerdo con qué entereza le preguntó al oncólogo si merecía la pena la quimio y sus indeseables efectos secundarios y la respuesta del médico, “claro que sí, eso le aportará calidad de vida…”
Y empezó su lucha y fue sin cuartel y fue muchas veces trágica y a veces hasta cómica porque él sabía reirse hasta de su mal.
Siempre conseguía relativizarlo todo ante los demás y por los demás, pero no era una persona frívola  ni superficial para nada, pero tenía una manera de presentarle cara a la vida con una media sonrisa, que admiraba y desarmaba, hasta la foto del fondo de su facebook era la del “bicho” como él le llamaba visto por el microscopio.
Así era él.
Podría llenar de anécdotas miles de páginas, tal vez lo haga, no lo sé (no es una amenaza… ) Escribir para mí es terapéutico y por eso lo hago. Sacarlo, y recordarlo duele mucho pero me hace bien, y tengo tantas ganas de hablar y de pensar en él, tenerlo muy vivo en la memoria y muy presente para que no se me olvide nada de tanto como compartí con él …y con las personas que me quieren no puedo hacerlo porque siento que se entristecen por él , por ellos y por mi, porque les duele también, pero es que tengo llenas las páginas de mi biografía en la que tan fundamental fue.
La paradoja es que quien más te llena la vida, más vacía te deja luego con su muerte. 

Comentarios

  1. Querida amiga, gracias por permitirnos conocer un poquito a tu hermano, por concoer todas la luchas de tu vida y de tu familia que han sido muchas y muy duras. Me parece admirable tu entereza. Y si decides seguir escribiendo piensa que que aquí estamos... al otro lado del ordenaedor leyendo tus palabras
    un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  2. Querida Mercedes, he estado pensando mucho en ti. Desde aquí te acompaño en estos momentos tan difíciles. Me ha encantado todo lo que has escrito sobre tu hermano. Te mando un abrazote y mucho cariño. Alejandra

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta que me cuentes lo que piensas

Entradas populares de este blog

La capacidad de amar

Lunes por la mañanaconversaciones de desayuno.
-Mamá eres la mejor madre del mundo…. Incluyendo a mi madre biológica.Primero te quiero a ti y luego a ella… Y yo le explico que esto no es un podio o una carrera, que no hay que dar puestos ni conquistar medallas. -Pero yo te quiero más a ti –me dice-. Entonces le lanzo la pregunta trampa: -         - ¿A quién quieres más a papá o a mamá? -          -.... ¡Eso no se pregunta!(Ahí le he dado) -          -Si quiero hasta mil os quiero quinientos a cada uno – me dice tras un rato en silencio.Y  añade al momento-Pero si os quiero tanto no me va a quedar  suficiente para querer a X.
Y yo le explico que no es así, que la capacidad de amar es la que uno tiene para querer, que no resta, ni divide, que si uno tiene una capacidad de amar de mil, será capaz de amar mil a su padre, a su madre biológica, a mí a su hermana y por supuesto a su amada X. Parece que se ha quedado más tranquilo.
No soy una santa, por supuesto que una parte de mí se sentiría alg…

ASOCIACIÓN NACIONAL DE DONANTES DE CUERPO A LA CIENCIA : un doloroso fraude

Mi hermano era una persona especial, con 37 años  le diagnosticaron un cáncer raro,  con un muy mal pronóstico. Le operaron y trataron con infinitas sesiones de quimioterapia intravenosa. Pero todo tratamiento resultó en vano, la rara etiología del cáncer que le tocó, resultó un fiasco para la medicina. Y cuando los médicos le dijeron que no podían hacer nada más por él, él buscó una manera de que todo aquel sufrimiento y lucha sirviera para algo, sirviera para alguien: vida después de la vida. Era una persona generosa y así cuando ya nada se podía hacer para curarle, decidió que donaría su cuerpo a la ciencia, para que si alguien más lo padeciera sirviera su muerte para salvarle, o al menos para que los científicos pudieran estudiar sobre lo que no pudieron remediar. Para ello se dirigió donde cualquiera que quisiera buscar información se dirigiría: a internet. La cesión de su cuerpo fue a través de la página web:                   



http://www.asociaciondonantesdecuerpo.es/

Esta página p…

LA HISTORIA DE ERNESTO

Autor: MERCE COMPANY Editorial: SM ISBN:84-348-1929-5 AÑO: 1986 1ª edición (yo tengo la 25ª)

La historia esta bien desarrollada y bien planteada transcurre a lo largo de un día: el quinto aniversario de la llegada de Ernesto. Sus padres y él lo celebran todos los años. Ernesto es un niño adoptado de seis años y cada aniversario pide que le vuelvan a contar los detalles de todo lo hicieron sus padres para adoptarlo. Le cuentan por qué sus padres biológicos no pudieron criarlo, por qué ellos lo adoptaron y qué es lo que significa ser padres. El niño cada año pregunta cosas nuevas y los padres le dicen la verdad en la medida que es capaz de comprenderla. Este año lo celebran, además, con un regalo muy especial: le regalan una gatita a la cual Ernesto decide adoptar.
La salvedad que para mi tiene este libro y que me parece injustificable es cómo alguien que parece conocer el mundo de la adopción tan bien, permite que en su contraportada, en la 25 edición (no ya en las primeras) en la reseña …