Ir al contenido principal

Este otoño me adelanto yo

http://miradaquemira.wordpress.com/
No quiere asomar el otoño, mi época más temida y sin embargo no puede dejar de gustarme, por el dorado distinto de su luz, por sus colores, por cómo me va llevando despacio y como de la mano, al invierno.
Para mí el otoño es una época de renovación, algunas veces escogida -en un otoño me casé con Eduardo, en otro otoño de hace 4 años encontré a mis hijos- y otras veces con cambios bruscos y a la fuerza con pérdidas muy dolorosas.
Este otoño también cambiará el rumbo de mi vida, pero es un cambio medido, pensado, escogido...
En la vida no siempre se da uno cuenta de que puede escoger las salidas, pero si se tiene la oportunidad de comprenderlo, aún se debe reunir la fuerza y el valor suficiente para hacerlo.¡Qué difícil!
Este otoño "Moaré" la tienda, mi tienda cerrará sus puertas y así mi etapa profesional concluirá su largo episodio como empresaria y comerciante de ropa interior.
Me iré sin prisas, quiero hacerlo bien, quiero despedirme. Creo que para los finales hay que poner el mismo mimo y empeño que para los principios y así quiero hacerlo.
En estos momentos nadie se extraña de que un pequeño comercio -uno más-, cierre.
Conforme se van enterando muchas clientes me dicen de corazón que me van a echar de menos. Es bonito sentir que has sido útil y que tu trayectoria profesional deja un buen recuerdo.
Han sido casi 29 años …
http://sostenesysecretos.blogspot.com.es/
De esa parte fundamental de mi vida, yo me llevaré un montón de capítulos conmigo, a veces divertidos a veces no tanto, pero el cómputo final es muy positivo.
Este otoño volverá a cambiar mi vida y la de los míos, pero sin pérdidas, este cierre no es un fracaso, considero que es el momento de marcharme. Una retirada a tiempo es una victoria e irme así, sin deudas, sin un sólo tropiezo en todo este tiempo me parece el logro profesional más importante. 
Por todo eso pronto cerraré tras de mí la puerta de mi negocio llevándome conmigo muchas historias compartidas, mucha gente conocida y mi propia vida, de la que ha sido testigo estas paredes queridas, y ese barrio que fue más que mi calle, mi casa, y por supuesto un barrio, una calle no es nada sin su gente, gente especial, gente única.
Hace mucho calor y todavía no han empezado a caer las hojas, apenas alguna amarillea. Pero yo se  con certeza que un año más el viento de otoño empujará la veleta que señala el rumbo de mi vida…Esta vez si…¡Bienvenido  sea!


La tienda vista por mi hija


Comentarios

  1. Como los árboles, para sobrevivir en tiempos fríos hay que deshacerse de las hojas, aunque en su momento embellecieran, arroparan y dieran sentido. Después nacerán nuevos brotes. Y un buen árbol siempre sabe a tiempo cuando llega el otoño. Así es como es.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda es una gran decisión, 29 años son muchos años. No me cabe duda que nuevos proyectos te esperan o surgirán. Saber cuando decir adios es inteligencia.
    Espero que todo vaya bien.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Mercedes no se si mi mensaje ha entrado. No se por qué ultimamente no logro que se queden mis comentarios.
    No dudo que te esperan nuevos proyectos. Una gran decisión, no es fácil saber cuando decir adios.

    ResponderEliminar
  4. Mercedes: he leído unas páginas de tu blog, me ha gustado mucho, es todo sentimiento, felicidad y alegría.
    Tienes una familia preciosa y al compartir tus opiniones, estás ayudando a la gente que te lee.
    Una nueva etapa se presenta en tu vida, seguro que vas a encontrar a muchas personas que se engancharán a ti con un hilo largo, muy largo y de color rojo.
    Aquí estoy yo, y con tu permiso me agrego a tus seguidores.
    Un abrazo fuerte amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir y por tus palábras de ánimo. Un abrazo muy fuerte

      Eliminar
  5. Tu blog me ha emocionado, en los videos se han escapado unas lágrimas. Soy, digamos, medio conocida de Isatsu, cuaderno de retazos. Los padres adoptivos merecen mi admiración, respeto, cariño... teneis un corazón de oro. Por mi parte también lo hubiese hecho, eran otros tiempos... soy mayor, pero tuve una hija que por mi gran desgracia la perdí hace 2 años y medio, tenía 46 años y era mi única hija. Este blog me ha gustado mucho, sabes escribir, algo que admiro. Quisiera saber algo más de vosotros y me agradaría tener algún mail de vez en cuando como hago con Isatsu y he tenido un piimer contacto con Montse de En este preciso momento.Mi nombre es Rosa y mi mail rhh10@hotmail.com, por favor, mándame una líneas. He hecho un pps. -soy muy aficionada- de Kazajastán y si quieres te lo mando.Un cariñoso abazo desde Barcelona.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta que me cuentes lo que piensas

Entradas populares de este blog

Tu hijo y el mío cumplirá años mañana.

Esta noche antes de que tu hijo y el mío cumpla 9 años, -siete de ellos conmigo-, y desde la oscuridad de un recuerdo que ni él ni yo tenemos de ti, quiero reservarte un hueco en mi pensamiento. Cómo no hacerlo en este aniversario de su alumbramiento, en este día en que celebraremos  que vino al mundo, porque lo trajiste tú. Pariste un ser que sin conocerte te quiere, que sin saber apenas de ti se preocupa porque no le olvides, por tus pensamientos y por tus sentimientos y que sin entenderlo, perdona el que no pudieras cuidarlo.  Diste a luz a un ser lleno de luz, un ser especial como pocos que vive y hace vivir intensamente a quien comparte su vida, su espacio o su momento, que te hace mirar un mundo que ilumina con sus ojos y convierte en un sitio mejor y mágico, pero, ¿cómo unos ojos tan pequeñitos y oscuros pueden proyectar tanta luz? Te lo estoy contando y el corazón henchido de orgullo se me escapa por las manos que teclean. No puedo dejar de pensar que esos ojos provienen de t…

Ese duelo que no cesa. El duelo por el vuelo adolescente

En estas fechas hay emociones removidas y duelos que si no se han superado, regresan con una gran fuerza. Aparte de las situaciones de pérdida por muerte de seres queridos o por bancarrota emocional  (en las relaciones sentimentales) en la vida hay muchos momentos de duelo, de riguroso luto interno, que son difíciles de superar. Momentos de pérdida, de desmoronamiento interior que te borra de un plumazo la realidad que tu creías a pies juntillas que de pronto se desdibuja, se evapora, ya no existe y te das cuenta de que aquello que creías que era o que iba a ser, ya ni será nunca ni tal vez existiera, salvo en tu cabeza, aunque para ti fuera la mayor de las realidades y en tu mundo fuera tan real como el aire que respiras, que tampoco lo ves pero existe y sabes que es el que te hace posible vivir cada día. Y sufres, y te apenas, y te bloqueas emocionalmente, y lo peor es que muchas veces lo tienes que hacer en silencio porque a tu alrededor todo el mundo le resta importancia, lo mini…

Maternidad. Conciencia y romanticismo.

Hace nueve años tal día como hoy aterrizábamos en Ust-Kamenogorsk donde comenzaría una nueva etapa de nuestra vida, de la de todos los que formamos desde entonces nuestra unidad familiar. Bueno lo de unidad vino más tarde, incluso hubo ocasiones en que creí que no iba a llegar nunca, pero llegó, aún no sabemos si para quedarse pero trajo una evidencia clara: el amor no es suficiente para criar a un hijo. En los cuatro años que duró mi prematernidad me preparé a conciencia para las complicaciones que podríamos tener y no me refiero a las burocráticas, que también, me leí y seguí todos los blogs, foros, artículos, libros, revistas…incluso creé este, mi propio cuaderno de bitácora, en donde iba compartiendo pensamientos, reflexiones, y toda aquella información que me parecía de interés y que reflejaba mis miedos e ilusiones, mis dudas y un puñado de certezas erróneas que me acompañaron durante el proceso y mucho después.
He escrito y sigo compartiendo mucha información sobre adopción, y…