Ir al contenido principal

¡Prueba superada!

Hoy es un día especial, nos han confirmado lo que ya sabíamos pero el que te lo certifiquen te da una tranquilidad…y una felicidad difícil de imaginar, es como si me hubieran dado permiso para poder desatar mi ilusión contenida, me acabo de dar cuenta de que llevo un tiempo con la respiración contenida y hoy he podido respirar hondo de nuevo: las pruebas de Eduardo, el Tac, los rayos X de cabeza y cuello, la analítica todo da libre de enfermedad.¡¡ Eduardo ha superado el cáncer!!
Justo en este mes hace un año en que nos confirmaron la existencia de las mortíferas células en su garganta, justo hace un año creí que nuestros proyectos e ilusiones, nosotros mismos como hasta entonces éramos, estábamos acabados, justo hace un año entramos en una vorágine de médicos, pruebas y hospitales, de tratamientos salvajes que venían a sumarse a los tratamientos y los médicos y las pruebas y los hospitales de otra de las personas que más quiero en el mundo, todo a la vez, todo junto, mi hermano Carlos y Eduardo a la vez- con un mismo mal pero en diferente sitio, de diferente forma-.

Rebeldes a su destino, increíblemente decididos a superarlo, a los dos les ha tanteado la muerte y los dos le han plantado cara… tengo que admitirlo ambos han superado con creces mi idea de personas valientes.
¡Qué pulso ganado, que cara más bien plantada, que ejemplo para todos aquellos que los conocen!…

Eduardo en ningún momento desechó la idea de seguir adelante con nuestros planes adoptivos (de los que trata este blog) hasta cuando a mi me entraban las dudas me regañaba y me reprendía mi flaqueza, y me gustaría mucho que cuando nuestros hijos pregunten porqué tardamos tanto en ir a buscarlos, podamos explicarles que su papá tenía que ponerse bien del todo para poder cuidarlos, recuperarse de un trance así por bien y fuerte que se haya sido tiene su tiempo y antes no hubiéramos podido cuidarles como ellos merecen ser cuidados, pero que desde el mismo momento que decidimos estar juntos su padre y yo ya soñábamos con ellos y empezamos a quererles mucho, mucho antes de saber de ellos, y que la vida es extraña y pone trampas en algunos caminos y zanjas para que nos desviemos de los caminos que no nos llevan a donde debemos ir, nosotros nos dirigíamos a China a por una nenita bebé y la semana que viene estaremos en Kazajstán a por dos hermanitos…que espero que un día comprendan cuanto les quisimos y cuanto nos costó llegar hasta ellos.
Ahora tendremos el resto de nuestras vidas para compensar el no haberlos podido disfrutar antes y a ellos por no haberlos podido encontrar hasta ahora. Una vida larga y estupenda que hoy empieza de nuevo tras el paréntesis de un año que lejos de olvidar recordaremos como un año de recuperación y de encuentro.

Comentarios

  1. Muchas felicidades, no tenía idea de la enfermedad, pero te entiendo perfectamente,siento lo mismo que tu cada vez que Juani tiene sus revisiones, a el le diagnosticaron metastasis en el año 2000 y aún está de reviciones ahora en octubre le toca las pruebas,me alegro mucho alegria por partida doble, estos resultados os van a dar mucha fuerza para ese viaje y seguir viviendo, felicidades y venga que ya estamos a 1 que os queda nada para volar jjajajaj.

    ResponderEliminar
  2. Gracias guapa por tu mensaje del foro,ya estoy mejor, tenia un dia de esos que tu sabes.
    Que imagino que ya estareis con las maletitas en la puerta, os vais el jueves y ya es martes estareis super nerviosos no me extraña q te desveles,por si no os da tiempo despediros que os deseo un buen viaje y lo mejor, y un encuentro muy bonito con vuestros hijos y por fin ese sueño lo sentireis realidad, un abrazo y cuentanos algo desde kaz cuando puedas, besos guapa.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta que me cuentes lo que piensas

Entradas populares de este blog

Maternidad. Conciencia y romanticismo.

Hace nueve años tal día como hoy aterrizábamos en Ust-Kamenogorsk donde comenzaría una nueva etapa de nuestra vida, de la de todos los que formamos desde entonces nuestra unidad familiar. Bueno lo de unidad vino más tarde, incluso hubo ocasiones en que creí que no iba a llegar nunca, pero llegó, aún no sabemos si para quedarse pero trajo una evidencia clara: el amor no es suficiente para criar a un hijo. En los cuatro años que duró mi prematernidad me preparé a conciencia para las complicaciones que podríamos tener y no me refiero a las burocráticas, que también, me leí y seguí todos los blogs, foros, artículos, libros, revistas…incluso creé este, mi propio cuaderno de bitácora, en donde iba compartiendo pensamientos, reflexiones, y toda aquella información que me parecía de interés y que reflejaba mis miedos e ilusiones, mis dudas y un puñado de certezas erróneas que me acompañaron durante el proceso y mucho después.
He escrito y sigo compartiendo mucha información sobre adopción, y…

Afrontando cambios

¿Qué hacer cuando tienes que dar a un hijo algo que te pide y que es más que razonable pero que al hacerlo a otro hijo “le perjudica”?
No voy a descubrir nada nuevo: para muchos niños los cambios, las novedades, son en muchas ocasiones si no arduos obstáculos, complicados inconvenientes,  a los que enfrentarse, sobre todo para aquellos que necesitan sí o sí saber qué va a suceder, qué vamos a comer, cenar, a dónde vamos, va papá o vas tú -mamá- y con quién,a qué hora llegarás, y qué harán ellos durante tu ausencia, por enumerar unas cuantas preguntasque muchas personas de las qué me estáis leyendo reconoceréis y que otras ajenas a estas inercias pensarán que tenemos pequeños dictadores que nos someten sin piedad al tercer grado cada vez que preparamos una maleta, quesalimos todos o salimos sin los niños, solos o solas, incluso cocinamos algo distinto o estamos previos a hacer alguna actividad que implique un cambio de rutina. Nuestros hijos/as necesitan saber, prepararse, adelantarse, s…

Kintsugi: el arte de hacer bello y fuerte lo frágil.Resiliencia

A todos los que nos movemos por el mundo de la adopción, a todos los que la vida ha roto alguna vez...a todos.


Cuando los japoneses reparan objetos rotos, enaltecen la zona dañada rellenando las grietas con oro. Creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, se vuelve más hermoso.

El arte tradicional japonés de la reparación de la cerámica rota con un adhesivo fuerte, rociado, luego, con polvo de oro, se llama Kintsugi. El resultado es que la cerámica no sólo queda reparada sino que es aún más fuerte que la original. En lugar de tratar de ocultar los defectos y grietas, estos se acentúan y celebran, ya que ahora se han convertido en la parte más fuerte de la pieza. El kintsugi añade un nuevo nivel de complejidad estética a las piezas reparadas y hace que antiguas vasijas pegadas sean aún más valoradas que las que nunca se han roto. Kintsukuroi es el término japonés que designa al arte de reparar con laca de oro o plata, entendiendo que el objeto es más bello por haber es…