Ir al contenido principal

Lo que nunca debemos decir a un niño con Desorden en el Procesamiento Sensorial: (ni a sus padres)



Este déficit se presenta con frecuencia en niños adoptados  pero no es algo privativo únicamente del ámbito adoptivo  ya que casi cada clase se pueden encontrar alumnos que muestran dificultades de conducta directamente relacionadas con un déficit sensorial lo que no sólo afecta su aprendizaje sino también a sus relaciones sociales.  
Qué NO debemos decirle a un niño que no quiere que le toquen o que cuando le tocan hace un respingo, que no quiere ponerse un disfraz o que le pinten ni pintar con las pinturas de manos, o al contrario un niño que no deja de tocarlo todo impulsivamente, un niño con una inmadurez o retardo en su desarrollo que se resiste a participar en juegos que le obliguen a interactuar. que tiene arranques de ira desmedidos o explosiones emocionales, que se muestra incómodo en la clase o no quiere salir al recreo, que demuestre miedo ante cosas insignificantes...

"ESO no duele"
Tocar a un niño o adulto con Desorden en su Procesamiento Sensorial puede doler. La mayoría de nosotros nunca podremos entender o experimentar tal fastidio o dolor. La entrada sensorial, también conocida como contacto, puede ser interpretado como doloroso por su sistema nervioso por lo que cualquier contacto, desde sentir la arena bajo sus pies, el jabón en sus manos o una caricia sobre sus espalda; cualquier forma de estímulo sensorial puede causar dolor.

"Te estás comportando como un bebé"
No es tan simple como actuar como un bebé. Actuar de forma inmadura no tiene nada que ver con esto. Cuando consideramos todos los factores, un niño que exhibe resistencia a la participación en actividades dentro de su entorno o con otros, puede con frecuencia ser debido a que sus Sistema Nervioso está intentando protegerse. Desafortunadamente, la única persona que sabe cómo esto se siente es el niño o adulto con DPS y está en nuestro papel como padre, educador o terapista no juzgar, corregir, menospreciar o castigar al niño. 

"Todos tus compañeros, hermanos, vecino, etc. lo están haciendo, así que esto no puede ser tan malo... ¿Qué pasa contigo?"
Los niños con Desorden en su Procesamiento Sensorial son totalmente diferentes a la mayoría de los otros. Como terapista, docente o padre, sabes que lo que hace un niño no puede ser comparado con otro niño. La diferencia radica en un estado constante de "intentar autoregularse" a sí mismos para sobrellevar la entrada sensorial.

"Deja de tocar todo"
Cuando un niño es un buscador sensorial, será la única forma de lidiar cuando están esperando o en una transición de una actividad hacia otra o de un entorno a otro. En tales situaciones, nuevamente el niño intentará autoregularse, y para poder lograrlo requerirá de estímulo lo que se traducirá en "tocar todo". Una idea que funciona bien para ésta situación en particular es proporcionar un objeto sensorial también conocido como un juguete multisensorial (o de mucho detalle tactil como una pelusa de plástico). Brindando éste objeto al alumno le damos el estímulo sensorial que ayudará a un cambio en su conducta.

"Esto no es tan grave" "Eres un exagerado"
La vida de un niño o adulto con DPS es muy compleja. Ellos viven en un mundo lleno de estímulos sensoriales incómodos e impredecibles. Mientras para la mayoría algo puede ser considerado insignificante para ellos puede ser muy doloroso e intolerable.


Frases que escuchan los padres: 

Además de mostrar respeto a lo que siente un niño que tiene un Desorden en su Procesamiento Sensorial, es my importante ser respetuoso con sus padres. El DPS es una condición muy difícil y mal entendida. Puede ser difícil para tí como padre el "enseñar" a los demás cuales son las necesidades de tu niño. Y muchas veces como maestros, familiares o inclusive los propios terapistas necesitan ser "educados" sobre la manera correcta de hablar con los padres que buscan mayor orientación.

"Déjame al niño una semana y verás cómo le quito ésas cosas"
Generalmente quien dice esto no tiene idea de lo que se trata el Desorden en el Procesamiento Sensorial y que usa "métodos de castigo" para eliminar conductas que considera negativas.

"Te está manipulando. De seguro etá  muy consentido"
Generalmente muchas conductas responden a la forma cómo el Sistema Nervioso las procesa, necesitando un inmediato cambio del entorno, por lo que puede parecer que consentimos al niño. Pero debemos intentar en ponernos en la posición del niño. Si no hacemos un cambio inmediato elaborará una respuesta de "pelea o evasión" que puede generar severas rabietas.

"No te preocupes, esto pasará conforme crezca"
Desafortunadamente esto no se aplica al DPS. No se puede evitar una situación y pretender que no ocurra o que la persona con DPS no tenga episodios sensoriales. Cuando el cerebro es más joven existe mayor neuroplasticidad sobre la cual tenemos que trabajar, creando una gran posibilidad de ayudar a que las rutas en el cerebro se adapten y cambien.

"Ésas son excusas porque no estás criando bien a tu hijo"
Es difícil para los padres el tener que enfrentarse a la ignorancia, maltrato y condena casi diariamente. Así que lo que parece una "mala crianza" por parte del resto es una "protección" como padre de un mundo que no entiende estos temas. No debemos dejar de fortalecer a nuestros hijos en su autoconfianza, afecto, áreas de fortaleza y herramientas para el éxito. Debemos prepara a nuestros hijos no sólo a que sobrelleven sus dificultades sino para que su vida sea exitosa también.


Comentarios

  1. Literal, un mundo que no entiende de estos temas, y qué difícil es transmitir esta información, que la entiendan, que la crean!!

    Estamos iniciando una terapia nueva que engloba terapia de movimiento rítmico, reeducación auditiva, terapia visual, integración sensorial. Fue un alivio enorme encontrarme con alguien que entiende perfecto esta problemática, y sobre todo, que nos dijo que hay mucho trabajo por hacer, pero que hay mucho por progresar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alejandra por tus aportaciones, tu experiencia y preocupación -que comparto- por los problemas y dificultades por las que pueden estar atravesando familias y niños y el gran desconocimiento que sobre esos problemas tienen no sólo los padres, sino los profesionales de la salud, de la psicología,etc.
      Creo que se están abriendo camino y son las familias informadas y valientes, madres como tú las que han de empezar a surcarlos con sus hijos de la mano. Un abrazo y gracias!

      Eliminar
  2. Fantástico post, muchas gracias!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta que me cuentes lo que piensas

Entradas populares de este blog

Maternidad. Conciencia y romanticismo.

Hace nueve años tal día como hoy aterrizábamos en Ust-Kamenogorsk donde comenzaría una nueva etapa de nuestra vida, de la de todos los que formamos desde entonces nuestra unidad familiar. Bueno lo de unidad vino más tarde, incluso hubo ocasiones en que creí que no iba a llegar nunca, pero llegó, aún no sabemos si para quedarse pero trajo una evidencia clara: el amor no es suficiente para criar a un hijo. En los cuatro años que duró mi prematernidad me preparé a conciencia para las complicaciones que podríamos tener y no me refiero a las burocráticas, que también, me leí y seguí todos los blogs, foros, artículos, libros, revistas…incluso creé este, mi propio cuaderno de bitácora, en donde iba compartiendo pensamientos, reflexiones, y toda aquella información que me parecía de interés y que reflejaba mis miedos e ilusiones, mis dudas y un puñado de certezas erróneas que me acompañaron durante el proceso y mucho después.
He escrito y sigo compartiendo mucha información sobre adopción, y…

Afrontando cambios

¿Qué hacer cuando tienes que dar a un hijo algo que te pide y que es más que razonable pero que al hacerlo a otro hijo “le perjudica”?
No voy a descubrir nada nuevo: para muchos niños los cambios, las novedades, son en muchas ocasiones si no arduos obstáculos, complicados inconvenientes,  a los que enfrentarse, sobre todo para aquellos que necesitan sí o sí saber qué va a suceder, qué vamos a comer, cenar, a dónde vamos, va papá o vas tú -mamá- y con quién,a qué hora llegarás, y qué harán ellos durante tu ausencia, por enumerar unas cuantas preguntasque muchas personas de las qué me estáis leyendo reconoceréis y que otras ajenas a estas inercias pensarán que tenemos pequeños dictadores que nos someten sin piedad al tercer grado cada vez que preparamos una maleta, quesalimos todos o salimos sin los niños, solos o solas, incluso cocinamos algo distinto o estamos previos a hacer alguna actividad que implique un cambio de rutina. Nuestros hijos/as necesitan saber, prepararse, adelantarse, s…

Kintsugi: el arte de hacer bello y fuerte lo frágil.Resiliencia

A todos los que nos movemos por el mundo de la adopción, a todos los que la vida ha roto alguna vez...a todos.


Cuando los japoneses reparan objetos rotos, enaltecen la zona dañada rellenando las grietas con oro. Creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, se vuelve más hermoso.

El arte tradicional japonés de la reparación de la cerámica rota con un adhesivo fuerte, rociado, luego, con polvo de oro, se llama Kintsugi. El resultado es que la cerámica no sólo queda reparada sino que es aún más fuerte que la original. En lugar de tratar de ocultar los defectos y grietas, estos se acentúan y celebran, ya que ahora se han convertido en la parte más fuerte de la pieza. El kintsugi añade un nuevo nivel de complejidad estética a las piezas reparadas y hace que antiguas vasijas pegadas sean aún más valoradas que las que nunca se han roto. Kintsukuroi es el término japonés que designa al arte de reparar con laca de oro o plata, entendiendo que el objeto es más bello por haber es…